Consejos para el bronceado

Be

Processed with VSCOcam with a6 preset

Te tenemos varios consejos para que protejas tu piel en esta época de vacaciones:

  • El factor de protección solar (FPS) puede variar de una marca a otra. Lo que en una marca es factor 30 puede corresponder a 20 de otra marca o a un 50 de otra. Por eso te recomendamos que uses siempre productos de la misma marca.
  • Es tentador usar bronceadores en lugar de bloqueadores, pero lo que he aprendido con años de experiencia bajo el sol es que es mejor ser paciente y recibir el sol con bloqueador. Ese cuento de que con los bloqueadores uno no se broncea es mentira. Tal vez no notarás el cambio en el color de tu piel en el primer día de vacaciones, pero protegerás más tu piel y evitarás insolaciones.
  • Exfolia tu piel antes de broncearte. La exfoliación es importante porque así te deshaces de las células muertas de tu piel y dejas preparada una nueva capa para la exposición al sol. Así, lograrás un tono más parejo y evitarás que tus poros se tapen con el bloqueador y el sudor.
  • Échate el bloqueador al menos 30 minutos antes de exponerte al sol.
  • Toma un jugo que, entre sus ingredientes, tenga zanahoria para obtener el color perfecto.
  • No te acuestes 5 horas seguidas bajo el sol durante el primer día de tus vacaciones. Desde que estaba pequeña, mi papá me acostumbró a que la exposición al sol debe ser gradual. El primer día, broncéate solo 10 minutos. El segundo día, 20. El tercero, media hora. Escoge los tiempos de exposición de acuerdo a tu piel (nadie la conoce mejor que tú misma y tal vez ya sabes que puedes broncearte por ratos más largos sin quemarte) pero lo importante es que subas el tiempo gradualmente.
  • Evita broncearte de 11:00 a.m. a 2:00 p.m. Estas son las horas en las que el sol hace más daño.
  • Si sientes que no te estás bronceando muy rápido, no cambies bruscamente a un producto con un FPS muy bajo. Cambia al inmediatamente inferior (si estás usando un FPS 50, pasa a uno 30, nunca a uno 5).
  • Toma agua. MUCHA AGUA.
  • Asegúrate de no quedarte dormida bajo el sol. Si estás acompañada, pídele a alguien que te hable o que te cachetee o que te ponga una alarma ruidosa en el oído cada cinco minutos.
  • No creas que si hay nubes no te pasará nada. Los días nublados pueden quemarte también.
  • Usa un sombrero que te tape la cara. Recibir sol en la cara por tiempo prolongado te hará más propensa a arrugarte prematuramente.
  • Usa gafas buenas que te protejan de los rayos ultravioleta.
  • Si estuviste en en contacto con el agua pero quieres seguir bronceándote, sécate bien y vuelve a echarte bloqueador.
  • Después de un día de sol, báñate bien y usa una crema hidratante en todo el cuerpo. Es importante que consientas tu piel para que se recupere.

Como cuidar la piel para bronceado 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s