Belleza a la coreana

En Semana Santa me deshice de toda noción de culpa y comí todas las harinas y grasas que pude. Fui una persona feliz. Mi actitud positiva cuando llegué a mi casa y vi los granitos que me salieron en la quijada después de mi dieta fat, hizo que viera la oportunidad de probar una rutina de belleza coreana que hace rato queríamos hacer en Ideario.

Por: María Alejandra

Para mí, las coreanas son genias, ¿han visto la piel que tienen?, ¿cómo se maquillan? No me sorprende que sus secretos de belleza ahora sean tendencia a nivel mundial y, por eso, hoy en el blog les vamos a compartir la rutina para lograr una cara con Glass Skin. 

DOBLE LIMPIEZA

DSC_0441

Este paso, como lo dice el título, se divide en dos: lo primero es hacer una limpieza con un producto a base de aceite (yo uso aceite de coco tal cual viene del tarro); uso una toallita desmaquillante con suficiente aceite y, con mucha delicadeza, la paso por toda mi cara. El segundo paso es hacer otra limpieza con un jabón facial o un tónico limpiador (yo uso agua de Tea tree); hago tres splash sobre mi cara y con otra toallita desmaquillante me limpio la cara. Para terminar, me enjuago con suficiente agua fría y con una toalla me seco a topecitos.

EXFOLIACIÓN

DSC_0469

Este paso aplica dos o tres veces a la semana, dependiendo de la sensibilidad de la piel de cada una. A mí me encantan las luffas y con eso tengo suficiente para exfoliarme; lo único que hago es humedecer la luffa y usar un poco de jabón facial para pasarla en círculos ascendentes por toda la cara (en especial en la mandíbula y nariz que es donde por lo general me sale un brote o puntos negros). Igual que en el paso anterior, me enjuago y me seco la cara con una toalla.

TÓNICO

DSC_0454

Yo todavía no tengo muy clara la función del tónico: ¿limpia?, ¿hidrata?, ¿las dos? Así que para este paso, uso mi original, mágica, sagrada, única, adorable e inigualable agua de arroz *introducir gif de Lady Gaga*. Siguiendo las recomendaciones de la receta (que encontré en Playful Beautiful) vuelvo a enjuagar mi cara y continúo con el siguiente paso.

MASCARILLA

Una vez a la semana, la recomendación de esta rutina es que usen una mascarilla. En Ideario, probamos nuevas recetas todo el tiempo porque las opciones son ilimitadas, pero, sin duda, mis favoritas son: la recomendadísima arcilla bentonita y cualquiera de Hills Garden.

HIDRATACIÓN

DSC_0506

En este paso me enfoco en 3 objetivos: hidratación general, boca y pestañas. Para la hidratación general uso Amazon Primer de Lush, una crema/primer en barra que aplico con movimientos ascendentes en cachetes, nariz, boca y frente. Amo esta crema porque Lush es una de mis marcas favoritas y además dura MUCHO, si tienen la oportunidad de viajar a algún país donde esté Lush y pueden comprarla ¡háganlo! no se van a arrepentir.
Para la boca uso manteca de cacao (de esas que valen $1.000 en cualquier droguería), me ha ayudado mucho a evitar mis problemas en la boca: fueguitos que me salen porque sí y comisuras abiertas. Tip extra: si sufren de lo mismo les recomiendo ungüento Merey para curar las heridas, es una maravilla y también lo consiguen en cualquier droguería, una joya milenaria de la farmacéutica colombiana.

El aceite de ricino es mi último paso de hidratación, mi bonus track de esta rutina. Con un cepillo de pestañina reciclado (porque no se me ocurre con qué más), me pongo un poquito aceite de ricino en las pestañas y luego me las encrespo, tal vez no tenga sentido pero me gusta hacerlo.

Esta rutina es más larga de la que generalmente hago yo en las noches, pero los resultados han valido la pena. Después del tercer día mi cara ya tomaba ese aspecto de cristal con solo la doble limpieza. Hoy, ocho días después, mi brote en los cachetes se ha reducido muchísimo y ya no tengo la piel reseca alrededor de la boca. Estoy emocionada por ver los resultados de la próxima semana y leer lo que opinen ustedes de esta rutina. ¡Cheers por una piel saludable!

DSC_0377

Cómo quitarse el bigote sin arrancarse la piel en el intento

CERA

Por: Juliana Abaúnza
Ilustración: Susana Velasco

Quitarse los pelos no es obligatorio y si ustedes deciden no hacerlo, todo está bien. Yo, por ejemplo, ahorita llevo más de 5 meses sin depilarme el bigote y me siento tranquila. Pero a veces me lo quito, tal vez porque tengo una reunión laboral cara a cara con alguien importante o porque tengo una cita en la que quiero dar unos cuantos besitos. Sea cual sea la razón, quitarse el bigote es válido y hoy les vamos a contar cuáles son las técnicas más populares… y algunas un poco más underground.

Esta es una decisión que se debe tomar informada, porque muchas de las técnicas tienen efectos secundarios como irritación, granos o, la que me pasa a mí siempre, que se me empieza a pelar la piel. Además, hay que tener en cuenta el tipo de piel (si son sensibles o si aguantan lo que sea) y su estilo de vida (si tienen que estar impecables y lampiñas 24/7 o si se pueden permitir ser más relajadas). Entonces, si tenemos en cuenta todos esos factores, estas son las opciones que tienen para quitarse el bigote:

I. PINZAS

Para esto hay que tener paciencia, tiempo, un bigote no muy abundante y un espejo que tenga un zoom muy bueno. Lo bueno es que arranca el pelo desde la raíz, lo malo es lo de destinarle toda una tarde a arrancar pelo por pelo.

II. CUCHILLA

Afeitarse el bigote es un método barato y rápido, pero lo malo es que hace que el vello crezca más rápido y parece más grueso y oscuro porque crece todo al mismo tiempo. No es una técnica recomendable, pero si deciden hacerlo, al menos aféitense en el sentido en el que crece el vello y no en contra, porque o sino les va a crecer un bigote muy chuzudo.

III. CREMA DEPILATORIA

Esta opción no arranca el pelo, sino que lo quema en la superficie. Yo la verdad no las recomiendo mucho porque pueden causar mucha irritación, además de que, como no acaban con el problema de raíz, a los pocos días van a sentir que están bigotudas otra vez.

IV. CERA CALIENTE

Esta es la que usan en salones de belleza y spas. Si se usa de forma correcta, no tiene por qué causar mayores problemas. El problema es cuando la encargada no controla bien la temperatura y causa quemaduras, irritaciones y hasta vellos incrustados.

V. CERA FRÍA

Esta es la que mucha gente usa en su casa, entre esas yo (compro bandas de cera fría de Veet). Lo bueno es que acá no hay riesgo de quemarse, pero lo malo es que como hay que halar con más fuerza, la piel puede quedar lastimada, roja, manchada e irritada.

VI. HILO

Nunca me la han hecho pero dicen que es más higiénica, más precisa, que produce menos irritación y que duele menos que la cera. Lo único es que a menos que sean unas expertas, tienen que hacerlo en un salón de belleza.

VII. ELECTRÓLISIS

En este método se inserta una aguja pequeña en el folículo del vello. Adentro, bota una pequeña descarga eléctrica que mata la raíz. Es un proceso lento, porque se tiene que hacer pelo por pelo, y se tiene que repetir varias veces para que sea efectivo. Pero como el bigote es una zona pequeña, no es tan agotador. Lo mejor de este método es que acá no importa el color de la piel ni del pelo.

VIII. LÁSER

Esta es la opción más efectiva y permanente, pero también la más cara. En este procedimiento se usa un láser para eliminar muchos folículos capilares a la vez y así deshacerse de él desde la raíz. Es más rápido que la electrólisis porque se van eliminando secciones más grandes, pero es más caro. La desventaja es que es eficaz para eliminar el vello oscuro en pieles claras, pero no en pieles oscuras o con vello claro.

IX. MASCARILLAS NATURALES

Por último, están muuuuuuuchas mascarillas naturales que he visto en Pinterest pero que me da miedo probar, no sé por qué. Si alguna de ustedes las han intentado y les han funcionado, cuéntenme en los comentarios. Las más populares que encontré son:

  • Azúcar, limón y agua.
  • Miel, avena y limón.
  • Clara de huevo y miel.
  • Papaya y cúrcuma.
  • Miel y azúcar.
  • Gelatina sin sabor.

No discriminemos a los productos de catálogo

Por: Laura Camila
Ilustraciones: Susana Velasco

Recuerdo que cuando era pequeña, mi mamá le compraba todos sus productos de belleza a una amiga suya que vendía por catálogo. Por eso, en mi cabeza ese tipo de ventas están inevitablemente relacionadas con algo de mamás. Pensaba “a la gente joven no le gusta eso”.

A medida que fui creciendo, surgieron más marcas que usan ese mismo modelo y al mismo tiempo, veía cómo esos productos eran discriminados por gente joven que incluso se burlaba de las personas que decidían tener este trabajo.

En los últimos dos años he probado muchos productos de belleza que hacen sus ventas a través de una revista, especialmente los de Natura. La verdad, los primeros los compré sin mucha fe, diciendo “bueno, son baratos, si salen malos lo que pierdo son 20 mil pesos”, pero me dieron una grata sorpresa. Me pregunté: ¿en qué momento creí que eran malos si nunca los había probado? Si no hemos probado algo, ¿por qué hacerle mala publicidad?

2

Entonces, acá les doy cuatro razones importantes para dejar los prejuicios y empezar a considerar los productos que venden en las revistas:

  1. Además de ser productos de buena calidad (8 de 10 productos que he comprado, me han resultado muy bien), se ajustan muy bien al bolsillo; hacen muchas promociones, le enciman a uno regalos por compras de ciertas cosas, etc.
  2. No sé ustedes pero yo soy de las que prefiere leer un libro en físico que uno digital. Casi no puedo comprar ropa por internet porque me da mucho estrés no poder medirme todo. Bueno, pues algo así me pasa con las ventas por catálogo. Son un punto medio entre la compra por internet, metida en las cobijas en pijama, e ir a una tienda a ver todos los productos en vivo. Los vendedores tienen muestras de los productos para que uno los conozca y si encuentran un distribuidor en su oficina o en su barrio, no tienen que complicarse yendo a una tienda. Solo miran la revista, preguntan por lo que les interesa, lo prueban y listo.
  3. Hay cosas para TODO el mundo; los productos están segmentados por edad, tipo de piel, gustos de texturas, olores, colores, etc. Yo creo que cualquier persona, no importa cómo sea, puede abrir una revista de estas y encontrar algo que responda a sus necesidades.
  4. Cuando uno compra por catálogo está ayudando a alguien que no le alcanza un solo trabajo, que no puede tener un trabajo full time porque tiene otras ocupaciones o que simplemente quiere tener una entrada adicional de dinero. Según la Asociación Colombiana de Venta Directa (Acovedi), más de 14 mil personas están empleadas en este sector y además 1 millón y medio de personas reciben una entrada extra gracias a las ventas por catálogo. Entonces, ¿por qué no contribuir a estas estadísticas y parar un poco de hacer más millonarias a las multinacionales?

 

1

Yo he probado tratamientos para el pelo, maquillaje, cremas para el cuerpo y la cara, etc. No todo lo que uso lo compro por catálogo, de hecho son pocas cosas en comparación con lo que compro en tiendas, pero le quité ese estigma infundado a las ventas por catálogo y hoy les quiero hacer la invitación a que no discriminen más esos productos y mucho menos a las personas que los venden.

Si nunca han comprado nada por ahí, dense la oportunidad de probar. Quién sabe, de pronto encuentran su champú favorito o el nuevo labial que no pueden sacar de su cartera.

¿Tienen un momento para hablar de las extensiones de pestañas?

Por: LolaM Naranjo

Hoy vengo a hablarles de lo último en guarachas (bueno, no lo último pero si lo mejor): las extensiones de pestañas. Para las que no somos tan bendecidas en temas capilares y sufrimos de poquitas pestañas y cejas, voy a hablarles de cómo me han hecho la vida (y la de todas mis amigas) más linda de ojos.

A mediados de 2016, una amiga muy cercana se las puso, ella a diferencia de mí tiene pestañas largas pero quería tenerlas mas gruesas y pobladas; le quedaron divinas y me antojé mucho. En diciembre del mismo año, decidí ponérmelas. Fui al mismo lugar en el que ella se las había puesto y ¡amé!, dos años después sigo poniéndomelas y sigo amándolas.

IMG_4918

Les voy a contar qué son, cómo funciona y qué beneficios han traído a mi vida.

¿QUÉ SON?
Son pestañas de pelo sintético que vienen por unidad, son mas gruesas y oscuras que las pestañas normales y agrandan e intensifican la mirada muy naturalmente porque se adhieren con un pegante quirúrgico que no le hace ningún daño al ojo, una por una a las pestañas naturales.

Normalmente, uno tiene entre 80 y 100 pestañas en cada ojo. Alma (mi gurú de pestañas) me pega una a una las extensiones en mis pestañas naturales; ella ha llegado a pegarme 120 en cada ojo, haciendo que se vea muy abierto y grande.

¿DE QUÉ TAMAÑO PUEDO PONERLAS?
Las extensiones vienen de muchos tamaños, normalmente a uno le ponen unas un poco mas largas que las naturales para poder camuflar el pelo natural con las extensiones, pero eso varÍa de ojo a ojo y de persona a persona; mientras más largas sean sus pestañas naturales, más largas van a ser las extensiones. A mí personalmente, no me gusta cómo se ven las pestañas largas, prefiero pobladas porque siento que se ve más natural, por eso siempre pido que me pongan las más cortas pero en mas cantidad y como mis pestañas naturales son casi invisibles entonces se puede, pero tengo muchas amigas que tienen pestañotas naturales e igual tienen extensiones, depende del gusto de cada una.

¿DE QUÉ COLOR SON?
Todas  las pestañas son negras porque dan el efecto de una mirada más profunda y la razón por la cual yo las tengo hasta el día de hoy: ¡NO HACE FALTA PESTAÑINA! No sé para ustedes, pero para mí era una tortura quitarme la pestañina, me quedaban los ojos rojísimos y me molestaba mucho el desmaquillador.

Ahora con extensiones de pestañas me levanto linda y me acuesto linda, sin tener que sufrir tanto con la desmaquillada de ojos (Lo siento si sueno como televentas pero es que de verdad me cambió la vida).

¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE LAS PESTAÑAS POSTIZAS Y LAS EXTENSIONES DE PESTAÑAS?
La gran diferencia es que las extensiones siempre están pegadas a las pestañas naturales, obviamente cuando la pestaña cumple su ciclo de vida natural, se cae y con ella la extensión. Pero uno puede hacer todo con ellas: ir a piscina, a mar, llorar, hacer ejercicio y no tiene ningún problema con las gafas o los lentes de contacto.

¿CUÁNTO DURAN?
Duran más o menos 6 meses en total, pero antes del primer retoque más o menos 1 mes. Yo voy a retocármelas cada 20 días para evitar que todas se caigan y siempre tenerlas lindas.

A los 6 meses, generalmente, quitan todos los residuos de pegante y de pestañas y ponen unas nuevas.

¿QUÉ PASA CUANDO SE CAEN?
Absolutamente nada. Las pestañas naturales siguen ahí. Sin embargo, si no van donde un profesional sí es probable que las extensiones tumben las pestañas, así que tengan cuidado.

¿DUELE?
No duele nada. Al principio uno siente más peso pero después de unos días se acostumbra y no se sienten.

Les recomiendo también que antes de ponérselas vayan donde un experto y se hagan pruebas para evitar alergias y ojos rojos.

IMG_4919

¿Ustedes tienen extensiones de pestañas?¿cómo les ha ido con ellas? cuéntennos sus experiencias en los comentarios o en nuestro Instagram: @idearioblog.

¿Cómo evitar y combatir las manchas en las manos?

Por: Laura Camila
Ilustraciones: Susana Velasco

Las manchas en las manos pueden salir por muchas razones; son más comunes de lo que pensamos y no les ponemos tanta atención como deberíamos.

La melanina que es el pigmento encargado de darle color a nuestra piel, pelo y ojos, sufre muchos cambios a lo largo de la vida, por eso salen canas, hay personas con vitíligo (manchas claras en la piel) o personas con manchas oscuras. Esos cambios se pueden dar por el embarazo, por la edad, por un desequilibrio hormonal, por problemas en el hígado, por exponernos mucho al sol, por cáncer de piel, mejor dicho, es más fácil tener manchas que no tenerlas.

Cuando uno es joven y bello oscila entre muchos excesos: come mal, no se echa bloqueador, no se desmaquilla, todo esto porque al otro día se levanta y no ve los efectos de esos malos comportamientos reflejados en el cuerpo. ¡Pero! no nos confiemos. La piel tiene memoria a largo plazo. Y las manos son una parte de nuestro cuerpo que usamos todo el tiempo y que vemos y exponemos mucho más que otras partes. Entonces, les voy a dar algunas recomendaciones para que cuiden la piel de sus manos como si fuera un bebé recién nacido.

USAR PROTECTOR SOLAR

PROTECTORES.jpg

La mayúscula es para distinguir el título, pero también es un grito de mamá regañona. Uno de los mandamientos de Ideario es usar protector solar, pase lo que pase. Y somos muy juiciosas con él en la cara, pero ¿y las manos? también necesitan protector solar porque están expuestas al exterior todo el tiempo (haga o no haga sol).

Entonces, cuando se apliquen bloqueador en la cara, dejen un poco para las manos. La forma en la que yo me lo aplico es poniendo una gotica en la parte de arriba de la mano (no en la palma) y con la parte de arriba de la otra mano hago masaje. Así no me mancho las palmas.

Háganlo todos los días y se los juro que notan la diferencia: su piel de las manos de un color más uniforme, lisa y mucho más hidratada.

CREMA HUMECTANTE

CREMA MANOS.jpg

La resequedad y el sol son enemigos de sus manos y si se combinan, pueden hacer un daño irreparable (perdón por lo trágica pero es que quiero que se cuiden la piel).

Carguen en la cartera una cremita de manos pequeña; yo uso una de L’Occitane, pero cualquiera que sea de su preferencia sirve, sobretodo sino tiene alcohol, así hidratan sus manos cada vez que las vean secas y crean una capita protectora para todas las cosas malas que hay en el aire. La crema y el protector solar combinados lograrán combatir a sus archienemigos: la resequedad y el sol.

GUANTE EXFOLIANTE

EXFOLIANTE ESTROPAJO.jpg

Como la piel de las manos está expuesta todo el tiempo, acumula células muertas y mugre que no sale solo con lavarnos las manos con jabón. Si se hacen el manicure en un lugar constantemente, son privilegiadas porque normalmente antes de aplicar el esmalte, exfolian las manos, pero no todas vamos a un salón de belleza cada 8 días, entonces nos tenemos que ayudar de otra forma.

Una forma de exfoliarse es usar de esos guantes corrugosos y, mientras nos bañamos, hacernos masaje en la parte de arriba de las manos, con mucho cuidado pues POR ENÉSIMA VEZ: la piel de las manos es muy sensible.

LIMÓN Y AZÚCAR

LIMON AZUCAR.jpg

Si ya compraron un exfoliante, pueden usar ese para las manos. Sin embargo, algunos exfoliantes tienen las partículas muy gruesas y pueden lastimar la piel.

Lo que yo hago es mezclar un poquito de jugo de limón natural (es importante hacer la aclaración, porque el zumo de limón que venden en supermercados tiene conservantes para que no se agrie, entonces ese no sirve) con un poquito de azúcar morena. No me pregunten por qué, pero prefiero el azúcar morena sobre la blanca.

Úntense los dedos con esa mezcla y hagan masajes circulares en la parte de arriba de la mano (si esta parte del cuerpo tiene un nombre técnico, díganme en los comentarios). La precaución que hay que tener con el limón es que si se expone la piel al sol, se mancha aún más y ahí sí cómo dice mi mamá “sale más caro el caldo que los huevos”.

Entonces laven bien con agua y esperen un rato antes de exponerse al sol. Lo que hace esto es exfoliar y al mismo tiempo, el limón tiene un efecto desmanchador.

ALOE VERA O SÁBILA

ALOE VERA.jpg

El aloe vera tiene propiedades parecidas al limón: desmancha, pero además deja la piel estirada. Se usa sobretodo para las manchas que deja el acné, pero es un gran aliado de la piel de las manos.

Pueden hacer una mascarilla de aloe con limón, o aplicar solo el aloe encima de la mano. Saquen el gel de la penca de sábila y así mismo pásenlo por las manos. Dejen la baba que se forma por 15 minutos y luego laven con agua fría.

ACEITE DE ALMENDRAS

CON ACEITE.jpg

Los aceites naturales son buenos para todo en la vida. El aceite de almendras sirve para quitar el frizz del pelo, para hacer masajes reductores, para las estrías y para un millón de cosas más. La razón por la que sirve para las estrías es porque hidrata profundamente la piel, conozco personas de más de 70 años con muy pocas arrugas y es porque nunca usaron crema humectante ni los 15 mil productos que usamos nosotras, sino que solo se echaban aceite de almendras todas las noches antes de dormir.

Esto lo pueden hacer con sus manos para que se dejen de ver opacas y tengan un brillo natural.

VINAGRE DE MANZANA

APPLE.jpg

Finalmente, mi última recomendación tiene que ver con el vinagre de manzana. María Alejandra explicó mejor sus beneficios en este post, pero para las manchas en las manos, solo tienen que mojar un pomito y esparcirlo por las manos antes de dormir.

¿Conocen otros tips para evitar las manchas en las manos?¿están tan obsesionadas con eso como yo? cuéntennos en los comentarios o en nuestro Instagram: @IdearioBlog.

El vinagre de manzana y sus beneficios

Por: María Alejandra

Llegué al vinagre de manzana por un post en Pinterest. Toda mi vida he sufrido de resequedad y granitos en los brazos; según mi dermatóloga es una alergia al clima y la falta de humedad en el aire bogotano no me ayuda. La receta que encontré era muy fácil con agua y vinagre, pero después de hacerla me sobró muchísimo vinagre entonces busqué más recetas para usarlo, las probé y acá están:

PARA LA PIEL

Pongan una taza de agua destilada y media taza de vinagre de manzana en un dispensador de líquidos, agiten para mezclar. Todas las noches usen un pomito de algodón y úntenlo con el vinagre, pásenlo por las áreas en las que tengan brotes y dejen secar. El olor al principio es un poco fuerte pero apenas se seca se neutraliza. Después de una semana de uso vi la diferencia, la piel de mis brazos estaba más limpia, firme y lisa.

PARA LA DIGESTIÓN

Todas las mañana me preparo una bebida a base de vinagre con los siguientes ingredientes: 3/4 de taza de agua caliente, 1 cucharada de vinagre, una cucharada de miel y jugo de un limón. El vinagre de manzana es muy usado como alternativa para bajar de peso (la cantidad de acido acético presente en el vinagre ayuda al metabolismo a convertir grasas en energía) y además ayuda a limpiar el hígado. No sé si es el limón, el vinagre o las dos cosas juntas pero siento como si tomara una bebida energizante. También he notado una mejoría en mi reflujo, que aunque no es tan grave a veces me molesta y cuando soy juiciosa con esta bebida los síntomas mejoran.

PARA EL PELO

Como alternativa de emergencia para el acondicionador pueden mezclar media taza de vinagre de manzana y media taza de agua y usarlo en el pelo después de lavarse con champú. Lo he intentado dos veces y el pelo se desenreda más fácil, queda brillante y muy suave. También pueden usarlo dos veces al mes en el cuero cabelludo para hacer un “detox” del pelo y eliminar las resequedades.

PARA LOS DIENTES

Con tantos usos que tiene el vinagre de manzana pueden mantener un tarrito en el baño y otro en la cocina. En higiene oral, el vinagre ayuda a combatir el mal aliento y desmanchar los dientes. Solo deben hacer enjugues con una cucharadita de vinagre y una taza de agua una vez por semana. También pueden hacer un “tratamiento blanqueador” mezclando una cucharadita de vinagre y otra de bicarbonato y cepillándose los dientes con esto. Solo úsenlo por dos dos semanas. Mi odontólogo me explicaba que el vinagre es super bueno desmanchando pero en exceso termina acabando con el esmalte de los dientes y afectando las encías, entonces cójanlo con calma.

El vinagre de manzana, tal como lo dijo mi odontólogo, es fuerte y por eso deben usarlo controladamente, sobretodo porque uno se deja llevar por la emoción viendo lo que puede lograr en nuestro cuerpo. Si ustedes se saben más recetas y quieren compartirlas con nosotras déjennos un comentario.

Celebremos el Día Mundial del Pepino

Empecemos este post con la historia de por qué las integrantes de Ideario nos decimos “pepino” la una a la otra. Nosotras hablamos en el chat del blog todo el día todos los días. Nos mandamos memes, GIFs, nos contamos nuestros triunfos y fracasos, echamos chisme y nos reímos. Entonces un día, al principio cuando creamos el chat después de que Laura y Susi se sumaran al blog, estábamos diciendo alguna bobada y María Alejandra nos quiso decir “crazy people”, pero el autocorrector de su celular lo cambió a “crazy pepinos”. Risas, burlas, diversión. Y desde ahí quedamos como “pepinos”.

Sí, es una bobada, pero el nacimiento de la mayoría de apodos es así, boba. El caso es de tanto decirnos pepino la una a la otra (“buenos días, pepinos”, “oye, pepino, no me mandaste las fotos”, “pepaaaains, las amo”), le cogimos un amor desmedido a ese alimento verde y delicioso.

Hoy, aprovechando que es el Día Mundial del Pepino, decidimos celebrarlo junto a ustedes contándoles sus cinco principales beneficios.

PIEL

Seguro cuando piensan en la palabra pepino, piensan en una persona relajándose en un spa con dos rodajas en sus ojos. Y nos alegra decirles que sí funciona, no es solo decoración. Como tiene un alto contenido de agua, es un hidratante natural. Usado directamente en la piel, las rodajas de pepino tienen un efecto refrescante y calmante que reduce la hinchazón, irritación e inflamación. Por eso, ayudan a bajar las bolsas de los ojos en las mañanas.

Además, comer y tomar pepino ayuda a tener una piel más saludable y resplandeciente porque tiene mucha sílice, un componente que ayuda a desarrollar tejidos conectivos fuertes y sanos. Y como si eso no fuera suficiente, tiene vitamita E, que funciona en la piel como un agente antiarrugas natural.

DIGESTIÓN

Pero el pepino no ayuda solo a tener una piel divina, sino que además es importantísimo para tener una digestión saludable. Como es una mezcla perfecta de fibra y agua, el pepino ayuda al cuerpo contra la constipación y los cálculos renales.

Artboard 1 copy@4x-100.jpg

CORAZÓN

¿Piel radiante y un sistema digestivo 1A no son suficientes? Pues les contamos que el pepino además tiene nutrientes como el potasio y el magnesio, que ayudan a tener la presión sanguínea bajo control. O sea que es el alimento perfecto para quienes tienen hipertensión.

 

DIABETES

Ya que estamos hablando tanto de salud, les contamos que el pepino ayuda a controlar y prevenir la diabetes. Leímos varios estudios y artículos científicos y aunque no han dado resultados irrefutables, la teoría de muchos médicos es que el pepino estimula la liberación de insulina y así ayuda a mantener niveles adecuados de azúcar en la sangre.

Artboard 1@4x-100.jpg

HIDRATACIÓN

Y para terminar, una nota refrescante. Nosotras ya les hemos hablado de la importancia de estar siempre hidratadas. Pues, como el pepino es en su mayoría agua, tiene electrolitos que ayudan a prevenir la deshidratación. Agréguenle rodajas de pepino a sus jarras de agua y verán que sabe deli y les calma la sed.

Ahora, ustedes cuéntennos qué piensan del pepino. ¿Les gusta? ¿Lo usan como alimento? ¿Como ingrediente para su rutina de belleza? Si hasta ahora nunca lo habían usado mucho, las invitamos a incorporarlo en sus vidas.

Un abrazo,

Atte: Las pepinos de Ideario Blog.

Aprende a cuidar tus tatuajes

Por: LolaM Naranjo.

Artboard 1@4x-100

Algunos de los miedos que aparecen cuando uno se tatúa son:
1. ¿Duele mucho?
2. ¿Cómo lo cuido?
No les voy a hablar de si duele o no, porque así tenga muchos tatuajes, a mí me duelen todos los que me hago por más pequeños que sean. Entonces, creo que esto es muy relativo, depende de su umbral del dolor, de cómo se alimentan, del día de la semana, etc.
Hoy les voy a contar cómo cuidar sus tatuajes.
Artboard 1 copy 2@4x-100

Como todas las decisiones que tomamos en la vida, hacerse un tatuaje, tiene riesgos.

Alergias:

Las alergias al tatuarse son muy comunes. Cuando me hice mi primer tatuaje en el pie, se inflamó mucho y como era el primero no sabía qué hacer, entonces fui al médico. Me enviaron medicamentos y al mes ya estaba bien. Fue una experiencia no tan feliz y después de eso pasaron muchos años antes de volver a hacerme un tatuaje; no se imaginan, el pie se me hinchó mucho, perdí mucho color del diseño y me dolía.

Funcionan como una ruleta: nadie puede asegurarles que no van a sufrir de alergias, pero si las detectan a tiempo, pueden ir al médico, les envían un medicamento y en menos de lo que canta un gallo van a querer hacerse más. Repito: lo importante es estar pendiente del tatuaje por si aparece algo raro.

Infecciones:

Al igual que las alergias, si la piel está muy roja o el área del tatuaje está inflamada y no han pasado más de 4 días después de hacérselo, deben ir al médico. Lo normal sería que el día que se tatúan o al día siguiente tengan la piel resentida y adolorida, pero más de dos o tres días no es normal; si tienen las precauciones que voy a contarles a continuación, lo más seguro es que no se les infecte y la curación sea normal. Si tienen diabetes, vitíligo, psoriasis o hepatitis es mejor que antes de tatuarse vayan donde su dermatólogo y le pregunten qué tan seguro es hacerlo.

Algunos de los cuidados que siempre tengo presentes y que le aconsejo a mis amigos que se tatúan son:

  • Tatuarte con alguien recomendado o de confianza: Eso les medio asegura que la experiencia va a ser mejor. Hay que tener presente siempre que un tatuaje es delicado porque es para toda la vida. Lo que se hagan te va a marcar, literalmente. Entonces, es mejor hacérselo con alguien que sepan que va a respetar su gusto y que va a hacer bien su trabajo. Además, cada tatuador da sus propios consejos dependiendo de la línea que haga, el color que ponga y las tintas que use.
  • Dejarse el plástico o la venda el tiempo que el tatuador diga: Normalmente, como mis tatuajes son pequeños, dejo el plástico solo el día que me tatúo hasta por la noche, antes de dormir me lo quito con muchísimo cuidado, lo lavo muy bien y no me pongo mas el vendaje. Algunos tatuadores usan Saniderm, un plástico que parece papel contac, se pega a la piel y se deja una semana. Promete curar el tatuaje en esos 7 días.
fondo
  • Laven muy bien su tatuaje: Esto, para mí, es lo más importante. Siempre uso jabones suaves o para bebé porque son delicados con la piel y normalmente son hidratantes. También, me quito el plástico con agua; humedezco toda la piel y hago espuma con el jabón en las manos y con eso lo lavo, nunca echo jabón directamente en el tatuaje. Luego enjuago con mucha agua y lo seco con mucho cuidado; recuerden que un tatuaje es una herida, entonces todo debe estar lo más limpio y desinfectado posible; las toallas y sobretodo la manos deben estar muy limpias antes de tener contacto con la piel.Después de lavarlo, siempre hay que hidratarlo, no solo cuando esta recién hecho sino incluso años después; eso les asegura que mantenga un color lindo y que la piel esté siempre muy brillante, así el tatuaje no se pone opaco tan rápido.
  • Usen caléndula para cicatrizar y mantener hidratado: la caléndula es un antiséptico natural. Ayuda a cicatrizar y no es tan difícil de lavar como la crema Bethene (la clásica que siempre recomiendan). Esto es opcional, a mí me gusta pero hay muchas personas que siguen recomendando la crema porque les funciona perfecto. A mí me gusta más la caléndula en vaselina, es importante continuar con la limpieza e hidratación varias veces al día durante las primeras semanas de nacimiento del tatuaje.

Artboard 1 copy@4x-100

  • No se rasquen: Cuando el tatuaje esta cicatrizando ¡pica mucho! Es muy importante que NO lo rasquen porque pueden infectarlo en la capa superficial de la piel y afectar su curación. Se pueden arrancar pedacitos de piel con tatuaje y dañarlo, entonces, NO lo rasquen. Si les pica, pónganse hielo y piensen en otra cosa.

Otras cosas para tener en cuenta después de tatuarse, son:

  • No ponerse ropa muy apretada justo en el área donde está el tatuaje. Es mejor usar ropa fresca, pero tampoco dejarla al aire libre. Incluso después de que el tatuaje está cicatrizado, no es recomendable que le de el sol directamente, así que deben aplicarse mucho bloqueador.
  • No hacer mucho ejercicio. La piel puede transpirar demasiado. Ahora no van a decir que no pueden levantarse de la cama solamente porque se tatuaron, tampoco. Solo hagan ejercicios que no impliquen que suden mucho.
  • Usen First Aid Antiseptic Spray. Mi momento para hacer publicidad sin que me den un peso. Es un producto que me encanta (el que sale en la foto); llegó a mi vida por un amigo que está full de tatuajes. No lo he conseguido en Colombia, pero cada vez que puedo le encargo un tarrito a alguien que va a Estados Unidos. Es muy bueno porque tiene antibiótico y también un compuesto que es parecido a la anestesia y hace que no me incomode el tatuaje los primeros días. Si tienen la forma de conseguirlo, se los recomiendo mucho.
¿Ustedes?¿tienen tatuajes?¿cómo los cuidan? cuéntennos en los comentarios o en nuestro Instagram: @idearioblog.

“¿Nunca se me va a quitar esto?”: Mi experiencia con el acné hormonal

ACNE_1

Por: Juliana Abaúnza
Ilustraciones: Susana Velasco

Empecé a tener acné más o menos a los 15 años, la edad normal. Y aunque nunca tuve la cara completamente brotada, siempre tenía algo. Había semanas en las que estaba bien (con una o dos espinillas) y de repente se me brotaba mucho un lado de la cara. Asumí, por mi edad, que eran los cambios normales de la adolescencia.

Después pasaron los años y vi que a mis amigas sí les dejaron de salir granos y a mí en cambio nunca se me quitaban. Así llegué a los 27 años. ¡Doce años de mi vida con granos en la cara! Desesperante. Frustrante. Triste. Nunca he tenido muchos problemas de autoestima pero es difícil sentirse completamente bien con uno mismo si hay acné. No digo que la única forma de ser bella sea teniendo una piel de porcelana, pero yo lo que quería era una piel normal. No perfecta, normal.

Durante todos esos años desde mi adolescencia hasta mi adultez, los dermatólogos que me veían me mandaban las típicas cremas y lociones de ácido salicílico. Pero esas aunque a veces sí ayudaban a secar algunos granos, realmente no solucionaban el problema de raíz. Además de eso, de tanto echarme cremas y lociones limpiadoras antiacné, mi cara terminó reseca. Era una adulta de casi 30 con acné y además con piel reseca.

Por eso, entonces, a los 27 años decidí ir a donde un dermatólogo y le dije: “Por favor no me mande cremas que me sequen la cara. Lo que yo quiero saber es por qué me salen granos. Cuál es la causa”. Él me envió un montón de exámenes de sangre, entre esos, exámenes para mirar cómo estaban mis hormonas.

Unos días después llegaron los resultados y confirmaron lo que él sospechaba pero nadie nunca me había dicho: Mi acné lo ocasionaba un exceso de testosterona en mi cuerpo. Saber la causa y entender por qué llevaba tantos años con la piel brotada me hizo sentir mucho alivio y esperanza.

El médico me mandó un tratamiento de tres pastillas. Primero, Isotretinoína, que es una droga muy fuerte que seca la cara (y muchas más cosas, como los ojos, la boca, las manos) y acaba con el acné rápido. De esa tomé una dosis muy baja y solo la tomé durante dos meses y después de una semana ya me había limpiado la cara. Segundo, Aldactone, que es una droga creada para curar otras cosas pero que casualmente inhibe la producción de testosterona, entonces muchos dermatólogos la prescriben para acné hormonal en mujeres. Esas las tomé también solo durante dos meses. Y, finalmente, me mandó unas pastillas anticonceptivas llamadas Bellaface, que tienen una dosis fuerte de hormonas femeninas y son las únicas que sigo tomando.

En un mes ya tenía la piel que siempre había soñado. Fue mágico. Fue todo lo que siempre había querido. PERO…

 

Siempre hay un pero. Para tratar mi acné hormonal, se necesitan hormonas. Y los efectos secundarios de las pastillas me parecieron terribles, especialmente las migrañas hormonales y el síndrome premenstrual que venía acompañado de unas ganas de asesinar a quien se me acercara.

En 27 años de vida, yo nunca había experimentado cambios de temperamento durante mi ciclo. Tal vez era gracias al exceso de testosterona, pero yo era la misma persona los 28 días del ciclo. Pero ahora que tomaba pastillas anticonceptivas para mi acné, de la nada me daban ganas de llorar inexplicables, sentía oleadas de mal genio y fastidio y en general, sentimientos que no podía controlar.

Sin embargo, las seguí tomando porque me tenían la cara divina. Y las tomé juiciosa durante dos años. Hasta que el año pasado, cansada de tener que estar esclavizada tomando una pastilla diaria y cansada también de los cambios de humor, decidí dejarlas. Pensé “ya han pasado dos años, tal vez mis hormonas ya se organizaron y voy a tener la piel bien por siempre”. Dos semanas después de dejarlas, volvieron los granos.

Durante los 4 meses que dejé de tomar las pastillas anticonceptivas, volvieron los granos y volvió el estrés de tener cosas en la cara que no podía controlar. Y me di cuenta de que definitivamente me causa más angustia tener acné que tener cambios de ánimo por culpa de las pastillas. Las dos posibilidades son una chanda, pero entre los dos males prefiero el que implica no tener granos.

A final de año volví a tomar las pastillas esperando que los granos desaparecieran. La situación sí mejoró pero no tengo la cara 100% limpia. Todavía me sale uno que otro grano, especialmente cuando me va a llegar el periodo. Entonces tuve que volver a donde mi dermatólogo y vamos a volver a hacer el mismo tratamiento de hace 3 años: Isotretinoína, Aldactone y Bellaface.

Como pueden ver, no sueno muy feliz. Y sí, tal vez esta no sea una historia con un final completamente feliz. La verdad es que es una historia en la que he tenido que hacer concesiones y he tenido que negociar conmigo misma qué prefiero. Ya acepté entonces que para tener la cara libre de acné, voy a tener que lidiar con los cambios de temperamento que las hormonas femeninas me causan. No es la solución ideal, pero la prefiero cien veces a tener acné. Además, me inventé un mantra cada vez que siento tristeza, rabia o fastidio inexplicables: “esto no soy yo, son las hormonas, esto no soy yo, son las hormonas”. Así me recuerdo a mí misma que lo que siento está producido por algo externo y que debo lidiar con eso para poder tener algo que me hace feliz: una piel normal.


¿Ustedes tienen acné? ¿Es hormonal? ¿Cuál es su historia y cómo lo han tratado? Cuéntenme en los comentarios y armamos una red de apoyo acneística.

5 formas diferentes para depilarse

Por: Laura Camila
Ilustraciones: Susana Velasco

Cuando pienso en depilarme no puedo hacer otra cosa que voltear los ojos. Sé que podría dejarme pelos y ponerme falda porque qué importa, es mi cuerpo, pero la verdad me gusta mucho como se ven las piernas depiladas. Ya quiero que avance tanto la tecnología para que podamos decir: “Siri, no quiero tener pelos” e inmediatamente se haga realidad. Pero mientras eso pasa, me toca conformarme con mis manos.

Debo aceptar que así odie tener que hacerlo, el momento es terapéutico y funciona como excusa para pensar un rato. Entonces, les voy a contar de 5 formas de depilar que he probado y cómo me fue con ellas, para que ustedes evalúen y confirmen que aman el método que usan o se animen a probar otros.

Depilacion_caliente.jpg

Este es, tal vez, mi método de depilación favorito. Me depilo desde los 13 años más o menos y la primera vez lo hice con cera. Después del primer jalón decidí que nunca más en mi vida me iba a depilar (“¿para qué?”, “¿qué necesidad hay?”, “es más importante la personalidad”). Pero hoy, que tengo 25, sigo haciéndolo.

Lo bueno de la cera caliente es que arranca los pelos desde la raíz, lo que trae dos beneficios: se demoran más en crecer (yo, por ejemplo, veo pelos de nuevo después de 2 meses) y los pelos salen muy delgados, ambas cosas porque se debilita el pelo y le cuesta más salir. Y un bonus: es muy difícil que se les enconen los pelos porque los arrancan de raíz. Lo malo: el dolor, ese maldito dolor. Aunque si lo hacen con cierta frecuencia (cada dos meses), cada vez les va a doler menos e incluso van a ver zonas en las que ya no nacen pelos.

Para las que lo hacemos en la casa, el proceso es un poco engorroso, sobretodo si no tenemos la maquinita esa que calienta la cera y nos toca ponerla en la estufa, porque nunca alcanza una sola calentada para todo el cuerpo.

Si deciden depilarse con cera, les recomiendo que esperen a que el pelo mida al menos medio centímetro porque si no es muy difícil que la cera arranque el vello. Además, deben hacerse una prueba en otra parte del cuerpo para ver cómo reacciona su piel a la cera. Otro tip es estirar la piel de al lado de donde van a jalar la banda con la cera, así sufren menos. Y, finalmente (este tip me lo dio una esteticista profesional), les aconsejo hacerlo por secciones pequeñas. Es mejor ir arrancando partes pequeñas, que hacerlo todo de un solo tirón largo.

Depilacion_fria.jpg

La primera vez que probé las bandas de cera fría, lo hice para evitarme el proceso de calentar y re-calentar la cera. Cumple la misma función que la cera caliente: arranca los vellos desde la raíz y el proceso es facilísimo: sacan la banda de la caja, la ponen en la pierna, frotan y arrancan. Y algo muy importante: no hay que salir de la casa.

La verdad, aun con lo engorroso del proceso, prefiero la cera caliente porque con la cera fría pasa algo que me saca de quicio y es que así uno se quede frotando la banda 15 minutos, es muy probable que la cera se quede pegada en la piel y uno arranque solamente la banda. Además, una caja trae más o menos 15 bandas que no alcanzan para mis dos piernas, entonces necesitaría ganarme el baloto para depilarme cada dos meses con cera fría.

Depilacion_hilo.jpg

Este es un método que nació en Egipto, donde se echaban sacarosa en los pelos para debilitarlos y luego los quitaban con hilo. Tengo muchos sentimientos encontrados con este método. Lo bueno es que también arranca los pelos desde la raíz y el dolor es casi imperceptible porque todo pasa muy rápido. Lo malo es que lo debe hacer un profesional, así que tienen que salir de la casa. Además, para las piernas u otras partes extensas del cuerpo no es recomendado porque se demorarían toda la eternidad. Este método funciona sobretodo para el bigote y las cejas.

Depilacion_cuchilla.jpg

La cuchilla es la némesis de muchas, pero la verdad es que a veces es más práctica. Aunque no se quitan los pelos desde la raíz y eso hace que crezcan más gruesos y más seguido, si uno de repente se acuerda de que tiene una fiesta por la noche es más fácil afeitarse en la ducha que alistar todo y depilarse con cera caliente, por ejemplo.

No tengo nada en contra de la depilación con cuchilla de afeitar porque me ha rescatado muchas veces, pero sí les recomiendo que no lo hagan con el jabón en la ducha. Aunque es la forma más usual, es peligroso porque con el agua caliente se abren los poros y su piel está más expuesta a las cortadas.

Si se van a depilar así, es mejor que antes se exfolien la zona, enjuaguen, sequen bien y embadurnen la zona con aceite de coco. Pasen la cuchilla de afeitar en el sentido en el que crece el vello y luego báñense con agua lo más fría posible para cerrar los poros. Así evitan que se enconen los pelitos y que se les irrite la piel.

Depilacion_Crema.jpg

Este método de depilación puede ser, tal vez, el más rápido. La crema hace efecto en 3 minutos y no se debe hacer por tandas como la cera fría o caliente, se puede embadurnar toda la zona de una vez y luego se quita con una espátula. Las razones por las que no me gusta esta forma de depilación es porque no sé cuántos químicos tiene que tener una crema para que despegue un pelo de la piel sin dolor. Además el olor es insoportable.

Sin embargo, si deciden probarlo, les recomiendo que antes exfolien la zona y que no se pasen de los minutos sugeridos porque se les puede irritar la piel. Igual que con la cera caliente, hagan pruebas en una zona pequeñita de su piel para saber cómo reacciona.

Yo no me depilo necesariamente cada vez que salen pelos, sino cada vez que me voy a ir de viaje.Ahorita tengo ganas de probar la cera española ¿Ya lo conocen? ¿Qué método de depilación usan? Cuéntennos en los comentarios o en nuestro Instagram: @idearioblog.