Aprende estos trucos y dejarás de sufrir al ponerte tacones

Todas sabemos que estrenar zapatos casi siempre es duro y el proceso de ablandarlos y acomodarlos al pie puede ser largo y lleno de ampollas. Ahora, al estrenar tacones hay que añadir el hecho de que tenemos que lidiar con el proceso anterior mientras nos balanceamos sobre un palo de 5, 7 o hasta 10 centímetros. Por eso hoy les traemos una serie de consejos para que intentes en tu casa la próxima vez que vayas a salir con un par de divinos pero dolorosos zapatos altos.

TRUCO #1: EL DEL DESODORANTE

Pon un poco de desodorante en el interior del zapato y especialmente en esa partecita que sabes que siempre te saca ampolla (para mayor protección, aplica una capa de desodorante también en la parte de tu pie que quieres evitar que salga lastimada). El desodorante creará una barrera entre el zapato y tu piel que ayudará a prevenir la fricción que causa las dolorosas ampollas y además evitarás que tu pie se resbale dentro del tacón.

DSC_0772

TRUCO #2: EL DEL CONGELADOR

Si tus nuevos zapatos te quedan un poco (muy) apretados, haz lo siguiente: llena una bolsa ziploc hasta la mitad con agua, ponla dentro del zapato y mételo al congelador unas 6 u 8 horas. Al congelarse, el agua se expandirá y acomodará tus zapatos. Es importante que no dejes que el hielo se derrita cuando los saques porque eso mojará tus zapatos. Intenta sacar la bolsa así como está y si no puedes, parte el hielo.

DSC_0751

TRUCO #3: EL DEL ESPARADRAPO

Sabemos que esto se ve un poco raro pero vale la pena intentarlo. Usa un esparadrapo para juntar tu tercer y cuarto dedo antes de usar los tacones. El esparadrapo aliviará la tensión entre estos dos dedos y así evitarás que te duelan.

DSC_0762.jpg

TRUCO #4: EL DE LOS EJERCICIOS

Si usas tacones con frecuencia, te recomendamos estos ejercicios para que alivies la presión y la tensión en tus músculos:

a) Sostén tu rodilla arriba y rota el talón. Primero hazlo 10 veces en la dirección de las manecillas del reloj y después 10 veces en el sentido contrario.

Tips-para-tacones2.png

b) Párate frente a una pared y tócala con las dos manos. Después, estira una pierna hacia atrás y dobla la rodilla de la que quedó al frente. Aguanta en esa posición 10 segundos y después cambia de pierna. Esto te ayudará a estirar tus pantorrillas.

Tips-para-tacones.png

c) Rueda tu pie sobre una botella o una pelota de golf (básicamente sobre cualquier cosa que pueda rodar). Esto te dolerá un poquito pero es ese tipo de dolor rico que como que a veces hace reír. Hazlo 10 veces con cada pie.

DSC_0730

¡Y eso es todo! Esperamos que estos trucos te funcionen y la próxima vez que salgas con tacones la gente te mire con asombro mientras te preguntan: “¿cómo puedes aguantarte esos zapatos por tanto tiempo?”. El secreto quedará entre nosotras.

 

 

One thought

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s