Agrega agua con gas a tu rutina de belleza

Por: Juliana Abaúnza

En Ideario estamos obsesionadas con el cuidado de la piel. Probamos cremas, mascarillas, tratamientos y cuanta cosa creemos que puede ayudarnos a tener una piel linda. Por eso, cuando leímos que ahora en Corea y Japón está de moda lavarse la cara con agua con gas dijimos “¡tenemos que probar esto!”.

Según lo que leímos, este tratamiento de belleza efervescente purifica la piel, ayuda a que se vea firme, la revitaliza, hace que se vea radiante y limpia los poros sin ser demasiado agresivo. Lamentablemente, yo soy una gallina a la hora de probar cosas nuevas en la piel, pero afortunadamente María Alejandra es feliz siendo un conejillo de indias y quiso probarlo. Esta fue su experiencia.

Lo único que necesitan es un recipiente limpio y una botella de agua con gas (de la normal, por favor no compren una con sabor). Es importante que la botella esté recién abierta para que las burbujas hagan su efecto. Si tienen piel sensible o seca, combinen mitad de agua con gas y mitad de agua normal de la llave.

Esto tienen que hacerlo sin maquillaje. Su cara debe estar limpia. Pueden intentarlo en la mañana después de despertarse o en la noche antes de acostarse).

gas-dos.png

Sumerjan la cara en el recipiente durante unos 15 o 20 segundos. No sean exageradas, la idea no es dejar la cara metida en el agua durante media hora. No queremos que se les caiga la piel. En este caso es mejor ser cautas y hacerlo no por mucho tiempo. Miren cómo reacciona su piel y si sienten que necesitan dejarla menos tiempo en el agua, háganlo durante 10 segundos la próxima vez. A María Alejandra le gustó. Dijo que por las burbujas sí sintió como mini-chuzadas pero nada doloroso y cuando terminamos sintió que la piel le quedó muy suave.

gas-tres.png

La conclusión es que sí funciona y queremos empezar a hacerlo más seguido. Mírenlo no como una forma de limpiarse la cara todos los días sino como un tratamiento que hacen una o dos veces a la semana. A nosotras nos pareció lo máximo porque es tal cual como nos gustan las cosas: fácil de hacer y barato.

¿Ya han probado este tratamiento? Cuéntennos cómo les ha ido. Si no lo han probado, inténtenlo en sus casas y dígannos si les gustó o no les gustó acá en los comentarios o en instagram (@idearioblog).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s