Mi experiencia con el manicure semipermanente

IMG_4930

Por: Juliana Abaúnza

Siempre fui esa persona que se daña las uñas el mismo día que se las pinta. Fui esa anda con las uñas con marcas de textura de cobija. Y también fui esa a la que a los pocos días empieza a ver cómo se le pela el esmalte. Pero ya no soy esa persona. Ahora soy alguien con uñas perfectas siempre porque descubrí las maravillas del manicure semipermanente.

Esta técnica funciona con unos esmaltes especiales y con un aparatico de luz ultravioleta en el que se meten las manos. Todo el proceso dura más o menos una hora y cuarto. Yo voy a un sitio que se llama SuperWow (hay muchos por toda Bogotá para que busquen el que les quede más cerca). Además, hay muchísimos colores, texturas e incluso efectos, unos cambian de color con la temperatura y otros brillan en la oscuridad.

IMG_4932.JPG

Una de mis cosas favoritas es que puedo usar mis manos apenas terminan de pintármelas. Y lo que más me gusta es que durante tres semanas no tengo que preocuparme por cambiar el esmalte ni porque se me pele el color. Puedo desentenderme durante casi un mes de arreglarme las uñas porque están siempre lindas.

Antes de empezar a hacerlo, hice una investigación en Google porque yo soy esa persona que siempre piensa que todo da cáncer. Lo bueno es que Google me calmó y leí que la cantidad de rayos ultravioleta que uno recibe cuando mete las manos en el aparatico es tan pequeña que no significa un riesgo; de hecho, uno recibe más rayos cuando sale a la calle a caminar bajo el sol. Entonces por ese lado, no se preocupen.

Otra cosa que me preocupaba era que tal vez se me pusieran muy débiles. Pero después de casi cuatro meses de hacerme semipermanente, mis uñas siguen iguales. Ni más fuertes, ni más débiles. Lo único que le veo de “desventaja” es que uno tiene que comprometerse a usar el mismo color durante tres semanas.

Entonces, porque me ha facilitado la vida y porque soy fanática de las cosas que me ahorran tiempo, les recomiendo mucho que se lo hagan.

Cuéntennos, ¿ustedes lo han probado? ¿Cómo les ha ido con el semipermanente? ¿Han tenido buenas o malas experiencias? Compártanlas en los comentarios o en nuestro instagram @IdearioBlog

IMG_4939.JPG

 

Anuncios

5 thoughts

  1. Hola chicas, la verdad nunca he probado el manicure semipermanente pero por el artículo me pareció una alternativa chevere para personas como yo que odiamos estar pendientes de las uñas, me gustaría probar alguna vez! Quisiera aprovechar este espacio para hacerles una pequeña sugerencia. Lo qué pasa es que yo las sigo hace mucho, me encanta el blog! Las empece a conocer por medio de Instagram pero por diversos motivos lo eliminé hace un par de meses y ya no tengo redes sociales. Mi forma de no perderles el rastro fue suscribirme al blog y pensé, listo, no me voy a perder de nada, todo me va a llegar al correo, genial! Lo único es que me dio por chismosearles el Instagram y me di cuenta de que hicieron un taller este fin de semana qué pasó y no me enteré ); casi lloro jaja al primero que hicieron no pude ir porque estaba enferma y ahora también me perdí el segundo. Solo quisiera pedirles, si es posible, que publiquen lo de los talleres aquí en el blog también, entiendo que obvio los concursos y otras cosas que hacen requieren que la gente las siga en Instagram pero creo que los talleres también podrían ser de interés para quienes las seguimos fielmente por medio del blog! Ojalá lo tengan en cuenta (: un abrazo para todas!

    Me gusta

    1. ¡Hola! Muchas gracias por tu comentario 🙂 Nos hizo muy felices leerlo. Prometemos que para el próximo taller (y todos los que haya de ahora en adelante) pondremos una publicación en el blog con toda la información. Un abrazo.

      Me gusta

  2. Hola Chicas! Les cuento que yo también amé con intensidad el semipermanente! Vivo en EEUU y aquí todo es tan caro, que hacerlo de esa manera me sale más económico, además que siempre llevo las uñas bellas. Pero! Después de tres meses, todo empezó a cambiar mis uñas se volvían como papel, muy muy debiles, el químico con el que retiran el esmalte es muy fuerte y me las debilitaba cada vez más y más. Y para “arreglarlas” le ponían encima una capa de gel, que las endurecía, pero que al momento de retirar empeoraba el problema. Entonces debí volver al inigualable endurecedor de extracto de ajo y otros remedios para recuperar mis uñas. Demoré casi un mes, prácticamente hasta que volvieron a crecer 😦 Creería yo qué hay que dejar descansar las uñas y no excederse. Besos, las amo 💕

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s