Cáncer

img_1487

21 de Junio a 22 de Julio

  • Haz una lista de hobbies o actividades extras que puedan significar un ingreso o respaldo a tu vida profesional en caso de que quieras un break, cambiar la rutina o renunciar. Puedes enfocarte en cosas que siempre haz querido hacer pero nunca les has dedicado atención y tiempo. Que cambies la rutina y tengas algo diferente en la cabeza aparte del trabajo o la universidad te va a dar un respiro y en cierta medida tranquilidad porque vas a dejar de sentir que dependes únicamente del trabajo.
  • Sigue estos pasos para armar un plan de negocios, te puede ser muy útil para convertir el hobbie del punto anterior en una actividad que rente:
    1. Escribe tu misión y objetivo, cada uno en máximo dos frases. Escribirlo resumido te va a ayudar a filtrar la información y enfocarte en lo que es realmente importante.
    2. Investiga sobre el interés que pueda generar tu producto. Para esto debes definir a qué perfil le apuntas, sus gustos y su capacidad económica. Además identifica quién es tu competencia y así hacer mejoras en tu producto y target.
    3. Responde las siguientes preguntas: ¿cómo va a ser la cadena de producción? y ¿cómo tus clientes van a tener acceso a tu producto?
    4. Planea la operación: el trabajo debe hacerse de la forma más eficiente y productiva.
    5. Haz un presupuesto para determinar cuánto dinero necesitas para empezar tu negocio y cuál va a ser la rentabilidad.
  • Por favor, POR FAVOR, busca momentos en los que puedas descansar y restaurar tu mente y tu cuerpo. Adicional a esto puedes intentar estos tips para darle un respiro a tu interior y que esto se refleje en tu exterior:
    1. Prueba el agua tibia con limón de Natalie, yo llevo una semana y me encanta. 
    2. Date 5 minutos diarios sin celular, ni computador, ni personas, para respirar y tener una mini conversación contigo misma.
    3. Creo que una de las cosas que más hago y más me aturde es pensar en distintas cosas del trabajo y la casa al tiempo. En mi intento de cambiar eso empecé a hacer listas de todo lo que tenía que hacer en el día priorizando por tiempos o urgencia.
    4. Bájale a los dulces y a los postres. Tanta azúcar hace que te sientas cansada todo el tiempo y así no rindes a tu máximo potencial.
    5. Crea una rutina en la mañana en la que tengas suficiente tiempo para tener un ritual de belleza en el baño, hacerte un desayuno nutritivo y leer por lo menos 15 minutos.