Trucos de belleza con hielo

DSC_0016.jpg

Por: Lola MNaranjo

El tiempo pasa y cada vez siento más la pérdida de colágeno en mi piel, por eso me he propuesto probar todos los tratamientos faciales posibles. Hoy les voy a contar de uno que me gusta mucho porque siento que automáticamente funciona: ¡EL HIELO!

DSC_0019

Las coreanas, que tienen una piel perfecta, hacen hieloterapia en sus caras todas las mañanas. Ese es su ritual de belleza para reafirmar y rejuvenecer la piel no solo de la cara sino del cuello. Yo les creo 100% a ellas y siento que a mí me ha funcionado también. Estas son algunos de los beneficios de usar hielo:

  • Es muy bueno para las molestias del acné y después de lavar la cara es muy bueno porque cierra los poros y así evita que entre la suciedad.
  • Alivia el dolor, la picazón y el ardor cuando tienes quemaduras de sol o picaduras de mosquitos.
  • Ayuda a tonificar la piel y a mantenerla tersa.
  • Contrae los vasos sanguíneos momentáneamente, entonces cuando uno lo quita, el cuerpo envía un mayor flujo de sangre a la zona tratada y así se oxigena más la piel.
  • Ayuda con las bolsas de los ojos y las ojeras porque, como dije antes, reduce la hinchazón.

 

Es muy fácil usarlo:

  1. Lávate la cara y el cuello con un jabón suave o, si tienes acné, con tu tratamiento.
  2. Enjuaga con agua tibia para abrir los poros. Con una toalla limpia, seca con suavidad.
  3. Frota los hielos en movimientos circulares. Primero en los ojos, después en las mejillas y cuello, finalmente en los labios.

Es importante que lo hagas hasta que se derrita el hielo. Esa es la forma de medir el tiempo durante el que debes hacerlo. Para finalizar, aplica crema humectante, bloqueador solar, ¡y listo! Estás preparada para salir a la calle o acostarte a dormir con una piel más joven y tersa.

Si quieres ir un paso más allá, puedes hacer tú misma hielos de agua de rosas, agua de pepino o té verde.

Limonada primaveral

hielos-06

No hay mejor forma de hacer que una limonada sea más apetecible para mí que echándole flores. Literalmente. Estos hielos son fáciles de hacer y son perfectos para decorar en un brunch o en un almuerzo con tus amigos.

Processed with VSCOcam with hb1 preset

  1. Pon en el fogón una olla con agua (aproximadamente una taza). Hervir el agua es la parte más importante de este tutorial porque si no lo haces, los hielos no quedarán transparentes y las flores no se verán.
  2. Mientras el agua se calienta, selecciona las flores y ponlas en cada huequito de la hielera.
  3. Cuando el agua haya hervido, sácala del fuego y espera a que se enfríe para ponerla en la hielera. Es importante que esperes que se enfríe porque si el agua sigue caliente al momento de tener contacto con las flores, éstas se van a marchitar enseguida.
  4. Mientras el agua se congela para formar los hielos, haz una limonada.
  5. Sirve tu limonada con los hielos decorativos y vas a tener una bebida muy original. Lo único que te advierto es que tal vez se vea tan linda que te va a dar pesar tomártela.