3 formas de cortar una cebolla

Por: Juliana Abaúnza
Ilustraciones: Susana Velasco

Cuando estaba chiquita, odiaba la cebolla. Ahora que soy una persona que se aproxima a los 30 años, la amo y nunca falta en mi mercado. Soy fan de este maravilloso y oloroso alimento porque le sube el sabor a cualquier comida, porque al cortarla tengo una excusa para llorar sin que la gente me pregunte qué me pasa y porque tiene muchas propiedades buenas para el cuerpo.

Según una investigación rápida que hice en google, la cebolla ayuda a combatir los dolores en las articulaciones, las infecciones, la osteoporosis y fortalece el corazón, la digestión, las defensas. Y aunque no puedo probarles ya mismo todas y cada una de esas propiedades, lo que sí les puedo asegurar es que la cebolla es una maravilla. Por eso, hoy les vamos a mostrar tres básicas de cortar una cebolla.

Para las dos primeras formas de cortar una cebolla, necesitan primero hacer estos tres pasos: Primero, corten la parte de arriba (o sea, las hojas). Después, corten la parte de abajo (o sea, la raíz). Y finalmente, partan la cebolla por la mitad.

 

Ahora que tienen su cebolla partida en dos mitades, les vamos a explicar cómo partirla en medialunas y en julianas.

CORTE: MEDIALUNAS

Tomen la mitad de la cebolla y empiecen a cortarla horizontalmente. Intenten que el ancho de cada corte sea máximo 5 milímetros.

 

CORTE: JULIANAS

Este corte tiene un nombre muy bello y por eso es mi favorito. Este corte funciona también para recetas que piden rodajas finas o ‘thinly sliced’, si leen recetas en inglés.

Lo que tienen que hacer es partir la mitad de la cebolla por la mitad. Con el cuarto que les quede, empiecen a hacer cortes graduales verticalmente.

 

CORTE: AROS DE CEBOLLA

Para hacer aros de cebolla que después apanarán y fritarán o que meterán dentro de una jugosa hamburguesa (lo siento, tengo hambre), tomen una vez más una cebolla completa y quítenle las hojas y la raíz.

 

Después empiecen a rebanarla completa y tendrán varios aritos con distintos tamaños.

DSC_0180.jpg

¡Eso es todo! Cojan cuchillo, tabla (o plato, como en nuestro caso) y empiecen a picar todas las cebollas que se les atraviesen.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s