DÍA 1|Diario de cuarentena

¡Hola de nuevo!

Como si esto fuera una nueva temporada de una serie, sentimos que tenemos que hacer un recap de lo anterior, por si ya se olvidaron de nosotras.

Somos 5 amigas que tenemos un blog de peinados, belleza, manualidades y comida, un blog que amamos pero al que tuvimos que ponerle pausa. Sí, para su sorpresa, así escribamos cosas muy chéveres, todavía no vivimos de Ideario (algún día, ojalá), entonces en 2019 tuvimos que ocuparnos del resto de nuestras vidas, nuestros trabajos, familias, amigos, novios… y pusimos el blog en stand by. De todas formas, seguimos siendo muy cercanas, hablando todo el tiempo, apoyándonos en los momentos difíciles, extrañando publicar en Ideario, en fin.

Y la verdad es que hace rato queríamos regresar pero la vida de adultas es más difícil y demandante de lo que pensamos. La razón más importante por la que paramos, fue porque sentimos que queríamos llevar al blog al siguiente nivel; hacer entradas más relevantes y hablando desde nuestra experiencia y ¡sorpresa! Llegó el coronavirus.

Ahora que pasamos por este momento tan particular: una enfermedad terrible, la angustia colectiva, el aislamiento… decidimos regresar. Creemos que no podía ser en un mejor momento que cuando todas estamos en nuestras casas, buscando desesperadamente en internet qué hacer con nuestras vidas.

Obviamente, por las condiciones en las que estamos, no podemos reunirnos para hacer entradas nuevas, pero lo que sí podemos hacer es reciclar todo lo que hemos publicado antes. Entonces, vamos a publicar un post diario durante lo que dure este momento. Cada post tendrá un mix de 3 posts diferentes, todos relacionados con cosas que pueden hacer en sus casas.

Hoy vamos a empezar con 3 posts que nos encantan.

  1. 5 PEINADOS EN 5 DÍAS

IMG_4552

Pueden pasar años y Juliana seguirá teniendo un pelo espectacular, así que hizo el reto de 5 peinados en 5 días. Entonces, si muchas veces pensaron “Quisiera probar otros peinados pero no tengo tiempo”, este es su momento porque tiempo es lo que hay. Incluso pueden hacerse los 5 peinados en un mismo día o en una misma hora. Estamos en cuarentena y todo se vale.

2. GOLDEN MILK PARA DESINFLAMAR Y DESINTOXICAR

IMG_4898

No sabemos ustedes, pero para nosotras es un reto no pasar todos los días de cuarentena en la cama o en el sofá viendo Netflix. Y cuando el cuerpo no se mueve mucho, tiende a inflamarse. Súmenle todo el estrés y la angustia de todo lo que está pasando.

La leche dorada se hace con cúrcuma y leche (duh!), hay otro par de ingredientes que pueden usar para que sepa más rico. Denle clic al link y lo sabrán todo sobre esta bebida que equilibra, desinflama y desintoxica.

3. 3 EJERCICIOS PARA HACER APENAS SE LEVANTEN

1 ejercicios

Poder quedarnos en casa es un privilegio, pero a quién queremos engañar, es difícil crear una rutina, porque todo pasa en un mismo lugar.

Una de las cosas que funciona, es seguir poniendo la alarma como si tuviéramos que salir. Y otra, hacer ejercicio antes de empezar el día. Laura Camila escribió este post sobre 3 ejercicios fáciles que pueden hacer apenas se levantan, en un espacio pequeño y sin necesitar nada más que su cuerpo. Es como si hubiera predicho el futuro.

¡Y eso es todo por hoy! Nos encanta volver porque amamos Ideario y nos ayuda a sentirnos menos abrumadas con todo lo que está pasando. Esperamos que a ustedes les ayude también.

Acuérdense que nos encuentran en Instagram como @idearioblog. Ahí estaremos pendientes de todo lo que nos quieran contar: si intentan alguna de estas 3 ideas, si quieren hablar de la vida, contarnos un chiste, lo que sea.

 

 

Las complejidades de la amistad adulta

Soy de las que cree que los seremos humanos no sobreviviríamos a este mundo si estuviéramos solos; somos seres sociales y, en ese orden de ideas, debemos tratar con gente todos los días, trabajar en equipo y, en ese proceso, hacer amigas. Amigas hay de todo tipo: las que conocemos desde pequeñas y se quedan en nuestra vida para siempre; las que consideramos amigas, pero casi no vemos ni hablamos; las que fueron nuestras compinches alguna vez, pero ya no están, incluso esas primas o hermanas que terminan siendo nuestras mejores amigas. En fin.

Por: Laura Camila
Ilustraciones: Susana Velasco

greg-raines-63369-unsplash (1).jpg

Y no solo las amistades cambian entre sí, la misma amistad que conocíamos hace años, hoy puede no ser la misma. ¡Y ojalá que no lo sea! Porque si todo sigue igual, eso querría decir que somos las mismas personas y que no hemos evolucionado. Así que debemos reconciliarnos con la idea de que la amistad puede mutar de muchas maneras, sino nos vamos a volver locas. Es poco saludable quedarnos con la idea de un único tipo de amistad que nos muestran las películas: las mejores amigas que se ven todos los días, son cómplices, se cuidan las borracheras, se prestan la ropa, etc. Claro que hay amigas que caben perfectamente en ese estereotipo, pero ¿y las que no?

De hecho, este estereotipo me ha hecho mucho daño y por su culpa me he encontrado en muchos momentos de mi vida preguntándome si soy una mala amiga. Seguro a ustedes también les ha pasado: “No le he escrito en una semana, me debe odiar” o “Siempre quedamos de vernos y nunca puedo, soy la peor”.  Eso pasa porque durante un largo periodo de mi vida (el colegio y la universidad) me acostumbré a construir mis amistades en el mismo espacio. Claro que es más fácil mantener una amistad si nos vemos todos los días, porque vemos clases juntas y tenemos los mismos intereses. El reto aparece cuando crecemos y tu mejor amiga decide estudiar en otro país. O cuando ambas trabajan 8 horas al día (incluso más) y casi no queda tiempo siquiera para chatear. ¿Les ha pasado que se enteran de las cosas importantes de su amiga porque publica una foto en Instagram?

Bueno, ¡no se angustien! Nada de eso está mal. Simplemente son características de amistades diferentes.

kelsey-knight-449204-unsplash

La clave está en preguntarse: ¿el tiempo que compartimos, así sea poco, es de calidad?,¿me hace bien hablar con esa persona?, ¿le hago bien yo a ella? Por ejemplo, con esa amiga que les cuento que vive en otro país, somos amigas desde que tenemos 13 años. Nunca hablamos, tal vez interactuamos un poco por Instagram, pero nada importante. Pero en diciembre, cuando hice un viaje por Europa, no dudé ni un segundo en ir a visitarla y quedarme en su casa. Y cuando la vi sentí que nunca nos habíamos separado. Si sienten eso, no importa que no hablen en meses. La amistad sigue ahí.

Pero así como puede pasar eso, también hay amistades que tenemos que aprender a dejar ir; esas amigas que ya no aportan nada a nuestra vida. O nosotras a las de ellas. Si no lo hacemos, solo tendremos una relación tóxica. Las personas cambian, a veces tanto que se distancian de la razón por la que eran amigas. Para eso, tienen que pensar con cuidado qué hacen ustedes que aporte a la vida de su amiga y viceversa. No tienen que llamarla todos los días o tener pijamadas y pintarse las uñas la una a la otra. Seamos sinceras, la amistad puede consistir en escucharla por notas de voz durante horas para que se desahogue; encontrarse en un café mientras las dos trabajan en sus cosas, sin hablar; mandarse memes para hacerse reír en días difíciles; ir al gimnasio juntas y no hablarse en el resto del día, no sé.

Pongan en una balanza las expectativas de amistad de su amiga y las suyas, así se van a dar cuenta de si alguna puede ceder en algo para mantener la amistad y encontrar un punto medio en el que las dos se sientan cómodas… o si simplemente hay que dejarla ir.

Nuestra invitación de hoy es a hablarle a esa amiga que creen que han dejado de lado, pero también a no aferrarse a amistades que de pronto ya no valen tanto la pena. Y a esas amigas que tienen bien cuidadas, a las que les hablan todos los días, a esas díganles una vez más que las aman.

karina-carvalho-87364-unsplash

Hacks de cocina para una vida más fácil

HACKS COCINA 1

 

Por: Susana Velasco
Ilustraciones: Susana Velasco

Durante unos años viví en Francia y tuve que recurrir a mi creatividad para facilitar mi vida. El tiempo que tenía para cocinar era muy poco y salir a comer era demasiado caro.

 

 

Estos son algunos trucos que usaba cuando tenía tiempo de cocinar y dejar la comida casi lista para los días que estuviera de afán.

LEGUMBRES

  • Los granos como fríjoles, lentejas y garbanzos,  pueden cocinarlos solo en agua hasta que estén blandos, los dejan enfriar a temperatura ambiente y luego los meten al congelador porcionados. Así cuando los vayan a preparar, se ahorran un montón de tiempo.

CARNES

  • El pollo pueden cocinarlo y posteriormente congelarlo con o sin adobo. Tienen opciones para guardarlo porcionado en diferentes cortes como desmechado, en cubitos, julianas, o si quieren, el muslo entero. Para preparar solo necesitan descongelarlo, sofreírlo y ¡listo!
  • Con la carne de res pasa exactamente lo mismo, en este caso, también tienen la opción de guardar la carne molida o hacer hamburguesas, por ejemplo.

VERDURAS Y FRUTAS

  • En el microondas pueden cocinar rápidamente champiñones, zanahorias y espinacas para utilizarlas en una pasta o arroz con verduras.
  • También es buena idea que tengan hojas de lechuga ya lavadas; las guardan en la nevera empacadas en un recipiente con tapa. Asegúrense de poner adentro papel de cocina húmedo para que no se deshidraten las hojas.
  • Las frutas congeladas y partidas en cuadritos son perfectas para hacer smoothies al desayuno o a la hora que quieran.

SALSAS Y CONDIMENTOS

  • El ajo es a la comida como el bicarbonato es a la limpieza. Metan dos ajos picados en un recipiente de vidrio y agreguen suficiente aceite de oliva para que se forme una pasta. Así cada vez que vayan a cocinar sacan un poquito y adoban los alimentos. Este tarro siempre debe estar en la nevera, con tapa.

 

HACKS COCINA 2

 

TRUCOS GENERALES

  • Nunca boten comida. El congelador es su mejor amigo y siempre van a poder guardar lo que les sobró de la noche anterior para el almuerzo siguiente.
  • Compren alimentos que duren mucho como los cereales, pastas y legumbres.
  • Cada vez que abran los enlatados, guarden lo que les sobra en un recipiente de vidrio. Nunca los dejen en la lata. Repito: NUNCA
  • A todo pónganle fecha de congelación para que tengan un control y la comida dure máximo dos meses en la nevera.
  • Cocinar cosas en moldes refractarios es el mejor consejo que les puedo dar. Pueden meter pollo, verduras, agregar adobo y ¡al horno!, la comida queda muchísimo más rica, no tiene tanta grasa y mientras se cocina pueden hacer otras cosas, eso sí, sin que se les olvide que tienen el horno prendido.

Si tienen más trucos compártanlos con nosotras en los comentarios o en nuestro Instagram: @idearioblog.

Sí se puede superar la adicción a la plancha

PLANCHA1

 

Por: Laura Camila
Ilustraciones: Susana Velasco

Mi adicción a la plancha empezó cuando tenía más o menos 12 años. Mi mamá y mi hermana se cepillaban el pelo con secador todos los domingos y, de paso, yo también. Me encantaba cómo se veía el pelo así, no tenía que preocuparme por peinarme en toda la semana. Luego la plancha se puso de moda, mi hermana compró una y yo la usaba, después rogué en mi casa para que me compraran una (todavía tengo esa misma porque ya ni la uso). Me planchaba el pelo todos los días, de los 14 a los 19 años más o menos, no importaba si estaba limpio, sucio; si tenía sueño, si no iba a salir, me lo planchaba igual. ¿Por qué? Porque no soportaba ver mi pelo sin planchar.

Ya les he contado en otros posts que cuando era joven e irreverente le hice mucho daño a mi pelo; me lo corté y maltraté de mil formas, por ponerme creativa estanqué su crecimiento. Luego, cuando empecé a investigar y a probar cuanta cosa, me di cuenta de que lo único que necesita el pelo para crecer y estar saludable es amor; ahí descubrí que la emulsión de Scott es milagrosa y otro montón de cosas que han hecho que ahora ame mi pelo y lo cuide como un tesoro. En ese proceso, la rehabilitación de la plancha fue protagonista, porque sí, plancharse el pelo es una adicción.

Y como con cualquier otra adicción, cuando quise dejar de depender de la plancha para que mi pelo me gustara, me di cuenta de que no era tan fácil. Mi pelo ya se había acostumbrado a la plancha, ya estaba completamente dañado y la única forma de que se viera bien era planchado, de lo contrario, parecía que me hubiera electrocutado de la cantidad de frizz que tenía, además de puntas abiertas y cero brillo.

Los días que intentaba dejar de planchármelo, me sentía la mujer más fea del mundo, incluso cuando mis amigos y mi familia me decían “te ves mejor con el pelo sin planchar”. Hasta que un día, me planché el pelo y sentí literalmente cómo se chamuscaba. El sonido de los pelos rostizados en la plancha era la voz de mi pelo diciendo “¡auxilio!”, así que paré.

PLANCHA2

Cuando pensaba “bueno, ya me dejé de planchar, lo que sigue es calvearme”, conocí el maravilloso mundo de los tratamientos, las mascarillas y los aceites. Superé mi adicción a la plancha y sé que ustedes también pueden hacerlo. Entonces acá les dejo algunas revelaciones y tips para que se animen a despedirse por un tiempo considerable de la plancha.

  • No será fácil y no verán los resultados en poco tiempo. Dependiendo del nivel de uso que hayan hecho de la plancha y de qué tan severa sea su adicción, la recuperación de su pelo tardará más o menos tiempo. Tienen que reconciliarse con esa idea porque no hay tratamiento que repare el pelo de la noche a la mañana (además de raparse la cabeza como Britney).
  • Las trenzas son sus mejores amigas. Para no sufrir por el frizz que se salía de control en los días que dejé de usar la plancha, yo me hacía trenzas y me sentía muy cómoda. Para potenciar los efectos, me echaba un poquito de aceite de almendras y luego sí me hacía la trenza.
  • Córtense las puntas. A lo que yo más me rehusaba cuando entre en rehabilitación era a cortarme el pelo. La gente me decía “córtate las puntas que así te crece más” y yo “jamás, my precious”. Así estuviera horrible, no sé por qué no quería cortármelo. Pero cuando lo hice, fue como renacer, en serio. Hay pelos que ya fallecieron y por más tratamientos que nos echemos, no se van a recuperar, entonces mejor podar esos pelos dañados y volver a empezar de cero.
  • Denle amor a su pelo. Dejar de usar la plancha no es suficiente. Si solo hacen esto, a los 3 días van a recaer porque su pelo va a parecer una escoba. Al menos dos veces a la semana, dedíquense a cuidar su pelo; háganse tratamientos, mascarillas, lo que sea. Lo que a mí más me funcionó fue nutrir las puntas, entonces échense aceite de coco, de almendras, de oliva, aguacate… todo lo que las repare para que el pelo pueda crecer sano.
  • Encuentren alternativas de peinado. Una de las cosas que me parecía más difícil de no plancharme el pelo era “¿Y ENTONCES CÓMO ME VOY A PEINAR?”. Las trenzas básicas eran una opción para el día a día pero no iba a ir con la misma trenza a una fiesta o a un matrimonio, entonces encontré otras alternativas; recogidos, moñas, cebollitas, de todo. Aquí pueden encontrar muchas opciones de peinados que hemos hecho en el Blog, para que se inspiren y guarden la plancha bajo llave.

PLANCHA3

Lo bueno de superar la adicción a la plancha, no solo es tener un pelo bonito. Más allá de eso, es no depender de algo externo para sentirse bien. Que se nos pueda hacer tarde con confianza, poder salir sin maquillarnos y sin arreglarnos el pelo, e igual sentirnos bien.

No quiere decir que tengan que vetar la plancha de sus vidas o que tengan que botarla apenas lean este post (de verdad no la vayan a botar). Claro que si quieren hacerse ondas, verse diferentes y alisarse el pelo la pueden usar, solo que mientras superan su adicción es mejor que no la vean en un tiempo prudente. Yo que me acuerde, la dejé de usar por completo 2 meses.

Cuéntennos en los comentarios o en nuestro Instagram: @idearioblog, si ustedes son adictas a la plancha o al secador. Y si deciden entrar a rehab, acá tendrán 5 mujeres que las apoyan incondicionalmente.

 

 

Cómo quitarse el bigote sin arrancarse la piel en el intento

CERA

Por: Juliana Abaúnza
Ilustración: Susana Velasco

Quitarse los pelos no es obligatorio y si ustedes deciden no hacerlo, todo está bien. Yo, por ejemplo, ahorita llevo más de 5 meses sin depilarme el bigote y me siento tranquila. Pero a veces me lo quito, tal vez porque tengo una reunión laboral cara a cara con alguien importante o porque tengo una cita en la que quiero dar unos cuantos besitos. Sea cual sea la razón, quitarse el bigote es válido y hoy les vamos a contar cuáles son las técnicas más populares… y algunas un poco más underground.

Esta es una decisión que se debe tomar informada, porque muchas de las técnicas tienen efectos secundarios como irritación, granos o, la que me pasa a mí siempre, que se me empieza a pelar la piel. Además, hay que tener en cuenta el tipo de piel (si son sensibles o si aguantan lo que sea) y su estilo de vida (si tienen que estar impecables y lampiñas 24/7 o si se pueden permitir ser más relajadas). Entonces, si tenemos en cuenta todos esos factores, estas son las opciones que tienen para quitarse el bigote:

I. PINZAS

Para esto hay que tener paciencia, tiempo, un bigote no muy abundante y un espejo que tenga un zoom muy bueno. Lo bueno es que arranca el pelo desde la raíz, lo malo es lo de destinarle toda una tarde a arrancar pelo por pelo.

II. CUCHILLA

Afeitarse el bigote es un método barato y rápido, pero lo malo es que hace que el vello crezca más rápido y parece más grueso y oscuro porque crece todo al mismo tiempo. No es una técnica recomendable, pero si deciden hacerlo, al menos aféitense en el sentido en el que crece el vello y no en contra, porque o sino les va a crecer un bigote muy chuzudo.

III. CREMA DEPILATORIA

Esta opción no arranca el pelo, sino que lo quema en la superficie. Yo la verdad no las recomiendo mucho porque pueden causar mucha irritación, además de que, como no acaban con el problema de raíz, a los pocos días van a sentir que están bigotudas otra vez.

IV. CERA CALIENTE

Esta es la que usan en salones de belleza y spas. Si se usa de forma correcta, no tiene por qué causar mayores problemas. El problema es cuando la encargada no controla bien la temperatura y causa quemaduras, irritaciones y hasta vellos incrustados.

V. CERA FRÍA

Esta es la que mucha gente usa en su casa, entre esas yo (compro bandas de cera fría de Veet). Lo bueno es que acá no hay riesgo de quemarse, pero lo malo es que como hay que halar con más fuerza, la piel puede quedar lastimada, roja, manchada e irritada.

VI. HILO

Nunca me la han hecho pero dicen que es más higiénica, más precisa, que produce menos irritación y que duele menos que la cera. Lo único es que a menos que sean unas expertas, tienen que hacerlo en un salón de belleza.

VII. ELECTRÓLISIS

En este método se inserta una aguja pequeña en el folículo del vello. Adentro, bota una pequeña descarga eléctrica que mata la raíz. Es un proceso lento, porque se tiene que hacer pelo por pelo, y se tiene que repetir varias veces para que sea efectivo. Pero como el bigote es una zona pequeña, no es tan agotador. Lo mejor de este método es que acá no importa el color de la piel ni del pelo.

VIII. LÁSER

Esta es la opción más efectiva y permanente, pero también la más cara. En este procedimiento se usa un láser para eliminar muchos folículos capilares a la vez y así deshacerse de él desde la raíz. Es más rápido que la electrólisis porque se van eliminando secciones más grandes, pero es más caro. La desventaja es que es eficaz para eliminar el vello oscuro en pieles claras, pero no en pieles oscuras o con vello claro.

IX. MASCARILLAS NATURALES

Por último, están muuuuuuuchas mascarillas naturales que he visto en Pinterest pero que me da miedo probar, no sé por qué. Si alguna de ustedes las han intentado y les han funcionado, cuéntenme en los comentarios. Las más populares que encontré son:

  • Azúcar, limón y agua.
  • Miel, avena y limón.
  • Clara de huevo y miel.
  • Papaya y cúrcuma.
  • Miel y azúcar.
  • Gelatina sin sabor.

Mascarilla para ojeras

Por: María Alejandra
Ilustraciones: Susana Velasco

Las ojeras y las bolsas debajo de los ojos muchas veces nos delatan cuando nos quedamos hasta tarde trabajando, haciendo maratón de Netflix o comiendo con nuestros amigos. La forma del cuerpo para protestar porque no tuvo suficientes horas de sueño es dilatando los vasos sanguíneos, en el caso de las ojeras o reteniendo líquidos, en el caso de las bolsas.

Yo sufro de ojeras (no por genética sino por cansancio permanente) y me dan un aspecto medio zombie porque, para rematar, casi siempre vienen acompañadas de palidez.

Como la piel de alrededor de los ojos es tan delicada, es muy fácil que este tipo de cosas pasen, pero para todo existe una solución y la mascarilla que les vamos a explicar hoy es una de ellas.

Para la mascarilla se necesitan dos ingredientes: el pepino cohombro, que genera un efecto aclarante en la piel, reduce la hinchazón y mejora la elasticidad, entre muchos otros beneficios. Y el agua de rosas, a la que ya le hicimos un altar en un post anterior.

  1. En una licuadora mezclen 1/4 de pepino y tres cucharadas de agua de rosas.
  2. Cuando la mezcla esté homogénea, pónganla en un recipiente e inmediatamente métanla en la nevera. Pueden prepararla apenas lleguen a sus casas para que cuando se vayan a acostar la mascarilla ya esté lo suficientemente fría.
  3. Unten dos pomitos de tela, uno para cada ojo, y pónganlos sobre sus ojeras/bolsas por 15 minutos aproximadamente. ¡Y listo! Ojos renovados.

Además de controlar las ojeras, esta mascarilla nutre la piel dándole más elasticidad y ayuda en cierta medida a prevenir las líneas de expresión. Si lo hacen todos los días se van a despertar como si hubieran descansado más que la bella durmiente así hayan trabajado mucho la noche anterior o no hayan dormido bien.

 

No discriminemos a los productos de catálogo

Por: Laura Camila
Ilustraciones: Susana Velasco

Recuerdo que cuando era pequeña, mi mamá le compraba todos sus productos de belleza a una amiga suya que vendía por catálogo. Por eso, en mi cabeza ese tipo de ventas están inevitablemente relacionadas con algo de mamás. Pensaba “a la gente joven no le gusta eso”.

A medida que fui creciendo, surgieron más marcas que usan ese mismo modelo y al mismo tiempo, veía cómo esos productos eran discriminados por gente joven que incluso se burlaba de las personas que decidían tener este trabajo.

En los últimos dos años he probado muchos productos de belleza que hacen sus ventas a través de una revista, especialmente los de Natura. La verdad, los primeros los compré sin mucha fe, diciendo “bueno, son baratos, si salen malos lo que pierdo son 20 mil pesos”, pero me dieron una grata sorpresa. Me pregunté: ¿en qué momento creí que eran malos si nunca los había probado? Si no hemos probado algo, ¿por qué hacerle mala publicidad?

2

Entonces, acá les doy cuatro razones importantes para dejar los prejuicios y empezar a considerar los productos que venden en las revistas:

  1. Además de ser productos de buena calidad (8 de 10 productos que he comprado, me han resultado muy bien), se ajustan muy bien al bolsillo; hacen muchas promociones, le enciman a uno regalos por compras de ciertas cosas, etc.
  2. No sé ustedes pero yo soy de las que prefiere leer un libro en físico que uno digital. Casi no puedo comprar ropa por internet porque me da mucho estrés no poder medirme todo. Bueno, pues algo así me pasa con las ventas por catálogo. Son un punto medio entre la compra por internet, metida en las cobijas en pijama, e ir a una tienda a ver todos los productos en vivo. Los vendedores tienen muestras de los productos para que uno los conozca y si encuentran un distribuidor en su oficina o en su barrio, no tienen que complicarse yendo a una tienda. Solo miran la revista, preguntan por lo que les interesa, lo prueban y listo.
  3. Hay cosas para TODO el mundo; los productos están segmentados por edad, tipo de piel, gustos de texturas, olores, colores, etc. Yo creo que cualquier persona, no importa cómo sea, puede abrir una revista de estas y encontrar algo que responda a sus necesidades.
  4. Cuando uno compra por catálogo está ayudando a alguien que no le alcanza un solo trabajo, que no puede tener un trabajo full time porque tiene otras ocupaciones o que simplemente quiere tener una entrada adicional de dinero. Según la Asociación Colombiana de Venta Directa (Acovedi), más de 14 mil personas están empleadas en este sector y además 1 millón y medio de personas reciben una entrada extra gracias a las ventas por catálogo. Entonces, ¿por qué no contribuir a estas estadísticas y parar un poco de hacer más millonarias a las multinacionales?

 

1

Yo he probado tratamientos para el pelo, maquillaje, cremas para el cuerpo y la cara, etc. No todo lo que uso lo compro por catálogo, de hecho son pocas cosas en comparación con lo que compro en tiendas, pero le quité ese estigma infundado a las ventas por catálogo y hoy les quiero hacer la invitación a que no discriminen más esos productos y mucho menos a las personas que los venden.

Si nunca han comprado nada por ahí, dense la oportunidad de probar. Quién sabe, de pronto encuentran su champú favorito o el nuevo labial que no pueden sacar de su cartera.

¿Flores que se pueden comer? ¡Sí!

flores.jpg

Por: María Alejandra
Ilustraciones: Susana Velasco

Hace unos meses publicamos un post de cocina mexicana en el que les conté mi experiencia en una clase de cocina que tuve en Oaxaca. Desde ese día quedé matada con las flores de calabacín y buscando dónde comprarlas encontré que hay muchísimas más flores comestibles. Casi siempre, en la cocina las flores se usan para decorar los platos y ya, pero la verdad es que aparte de ser lindas también saben rico e incluso aportan nutrientes a nuestra dieta. Acá van 10 flores con las que pueden empezar a experimentar:

calabacin.png

Hola, te amo. Sabes increíble. Esta flor de color naranja es muy usada en la gastronomía mexicana e italiana, queda muy bien en sopas y ensaladas porque su textura es increíble (crujiente y suave a la vez) y resalta mucho en este tipo de platos. La flor de calabaza tiene propiedades antioxidantes y es rica en Vitamina C.

albahaca.png

A diferencia de la flor de calabacín, las flores de la albahaca son muy aromáticas. Existe una gran variedad de albahacas pero en general sus flores son blancas o moradas. Estas flores funcionan muy bien en ensaladas, sopas, carnes e incluso postres porque su principal sabor es refrescante que combina perfecto con sal o dulce.

azahar.png

La flor de azahar florece en naranjos, cidros y limoneros y es muy fácil de reconocer porque es grande y blanca. Es una flor aromática muy utilizada a la hora de hacer infusiones porque ayuda a relajar y calmar los nervios. Además con el agua de azahar, que se hace hirviendo los pétalos en agua, se pueden hacer ponqués, masmelos y helados para que queden con un sabor perfumado. Como es tan buena controlando la ansiedad pueden utilizar esta flor para preparar snacks, por ejemplo unas galletas.

calendula.png

La caléndula sí es una flor que ha estado más a nuestro alcance porque por generaciones ha sido protagonista en los remedios caseros por sus propiedades antioxidantes, desinflamatorias, cicatrizantes, antisépticas y antitusas. Pueden cocinar con aceite de caléndula o utilizar directamente los pétalos para darle color al arroz. También pueden usarla en pastas, pizzas, ensaladas, postres, decorar cócteles con la flor completa o hacer hielos como los que hicimos en uno de nuestros primeros tutoriales.

Crisantemo.png

Utilicen los pétalos crudos del crisantemo para el toque final de ensaladas y postres. Como es una flor que no exige mucho cuidado pueden tener sus propias reservas en casa, para que no solo decoren el centro de mesa si no también todos sus platos.

dientedeleon.png

Esta flor tiene propiedades diuréticas por lo que es perfecta para personas con problemas renales. También ayuda a desinflamar el estómago y controla el estreñimiento (ayuda con problemas gástricos en general). Utilícenla para hacer salsas y dips, sopas, panes, jugos, tés e incluso he visto que las apanan y son un snack completamente diferente.

lavanda.png

A ti también te amo, sobre todo en postres y combinada con limón. La lavanda aparte de ser lindísima, es deliciosa. Seguramente ustedes ya han probado limanda o té de lavanda pero hay infinidad de posibilidades; por ejemplo: pasteles rellenos con salsa de lavanda, cheesecakes, gelatinas, en general cualquier postre o pan queda increíble con lavanda. En platos salados pueden utilizar la flor para adobar carnes y pescados, preparar arroces y salsas que acompañen ensaladas.

viola.png

Esta flor seguramente la han visto decorando muchos platos, su variedad de colores siempre resalta con la comida. Las de color morado son utilizadas hace muchos años en la repostería francesa porque tienen un sabor dulce y sutil. Por otro lado, las violas amarillas tienen un efecto de laxante que puede ser pesado en algunos estómagos. Si quieren sorprender a alguien con un postre no duden en usar violas como ingrediente principal.

Begonia.png

La textura de la begonia es crujiente y su sabor muy ácido. Utilícenla cruda sobre carnes, pescados, mariscos y ensaladas. Como tiene ese saborcito a limón también pueden utilizarla en jugos naturales y en cócteles suaves como el mojito o la caipirinha.

Rosa.png

Desde hace muchos años mi helado favorito es el de pétalos de rosa pero siempre escucho a la gente decir que sabe a perfume. Y tienen razón, es un sabor que en el cerebro de la mayoría está asociado con perfumes pero no por eso deja de ser delicioso. Las rosas son flores muy fáciles de conseguir entonces pueden aprovechar para hacer de todo con sus pétalos: cristalícenlos para decorar ponqués, preparen salsas para untar en galletas, horneen panes con agua de rosas o mezclen los pétalos con cócteles para aromatizarlos.

En Carulla, Surtifruver y Frutiver van a encontrar las más populares: rosas, caléndula, violas y azahar. La lavanda, la flor de calabacín y las demás pueden pedirlas online a Natunova o Bio Bio. Si ustedes conocen más lugares donde se consigan estas flores comestibles por favor dejen un comentario y así entre todas vamos armando un directorio.

Ya saben que cuando les sirvan un plato con flores no es para que las dejen a un lado… ¡son para comer! Con las siguientes fotos se van a inspirar tanto que todas las que lean este post (incluyéndome) seremos tendencia cuando abramos la coca del almuerzo en la oficina. Antes muertas que sencillas.

Fotos tomadas de Pinterest.

En defensa de las cartas nunca enviadas

JULIANA ENTRE CARTAS

Por: Juliana Abaúnza
Ilustraciones: Susana Velasco

Desde hace muchos años hago algo que no sé si sea normal. Cuando pasa algo triste, estresante o malo en mi vida, especialmente cuando involucra a alguien más, me siento en mi escritorio y le escribo una carta a esa persona… pero nunca la mando. Esa práctica va en contra de las ideas que tenemos de “hay que enfrentar siempre a las personas” o “tienes que decir lo que piensas”, pero les juro que funciona para tener paz mental.

Digamos que ustedes tenían una relación y terminaron. Por equis o ye razón, ya no se hablan con su ex, pero todavía tienen un montón de cosas dentro de su cabeza y de su corazón que quieren decirle. “Ese día que hiciste eso me sentí así y asá”, “cuando pasó tal cosa pensé esto otro”, “creo que eres una persona que tin y tan”. Pero resulta que decírselo a su ex es una mala idea porque tal vez pelearon y no se hablan o porque tal vez ustedes se prometieron a sí mismas que no le iban a hablar más. Es ahí cuando llega la hermosa carta nunca enviada a salvarlas.

JULIANA ENTRE CARTAS 1.jpg

Yo creo que tengo cartas escritas para todos mis exes (ex-cuentos, ex-amores, ex-tormentos, ex-loquesea, ex-amigos), todas muy guardadas. Algunas son cartas de desahogo de frustración y rabia, otras explicando mi tristeza y otras son de agradecimiento por cosas buenas. Pero nunca las entregaré porque más que para ellos, esas cartas son para mí. Para poder desahogarme, para dejar un registro de cómo me siento en un día determinado e incluso para poder organizar mis pensamientos en momentos de confusión.

Así que las invito a que escriban lo que sienten. A sus parejas, ex parejas, amigos, ex amigos, familiares, a quien sea. Pueden hacerlo en un e-mail nunca enviado o en un mensaje de texto larguísimo que siempre se quedará en borrador, pero en mi experiencia todo cambia cuando uno coge un papel y un lápiz y deja que todo salga. Cuando hayan terminado de escribir todo lo que tienen adentro, dóblenla, pónganla en un sobre y escriban “Carta para _____ que nunca enviaré”. Si quieren guardarla, la decisión de leerla meses o años después es suya, a veces eso sirve mucho. Pero si lo único que necesitaban es desahogarse, pueden quemarla o romperla y dejar ir. Les aseguro que se sentirán mucho mejor.

¿Qué estrategias tienen ustedes para aliviar tristezas o dejar ir cosas que no las dejan descansar? Cuéntennos en los comentarios o en nuestro instagram, @IdearioBlog

¿Cómo evitar y combatir las manchas en las manos?

Por: Laura Camila
Ilustraciones: Susana Velasco

Las manchas en las manos pueden salir por muchas razones; son más comunes de lo que pensamos y no les ponemos tanta atención como deberíamos.

La melanina que es el pigmento encargado de darle color a nuestra piel, pelo y ojos, sufre muchos cambios a lo largo de la vida, por eso salen canas, hay personas con vitíligo (manchas claras en la piel) o personas con manchas oscuras. Esos cambios se pueden dar por el embarazo, por la edad, por un desequilibrio hormonal, por problemas en el hígado, por exponernos mucho al sol, por cáncer de piel, mejor dicho, es más fácil tener manchas que no tenerlas.

Cuando uno es joven y bello oscila entre muchos excesos: come mal, no se echa bloqueador, no se desmaquilla, todo esto porque al otro día se levanta y no ve los efectos de esos malos comportamientos reflejados en el cuerpo. ¡Pero! no nos confiemos. La piel tiene memoria a largo plazo. Y las manos son una parte de nuestro cuerpo que usamos todo el tiempo y que vemos y exponemos mucho más que otras partes. Entonces, les voy a dar algunas recomendaciones para que cuiden la piel de sus manos como si fuera un bebé recién nacido.

USAR PROTECTOR SOLAR

PROTECTORES.jpg

La mayúscula es para distinguir el título, pero también es un grito de mamá regañona. Uno de los mandamientos de Ideario es usar protector solar, pase lo que pase. Y somos muy juiciosas con él en la cara, pero ¿y las manos? también necesitan protector solar porque están expuestas al exterior todo el tiempo (haga o no haga sol).

Entonces, cuando se apliquen bloqueador en la cara, dejen un poco para las manos. La forma en la que yo me lo aplico es poniendo una gotica en la parte de arriba de la mano (no en la palma) y con la parte de arriba de la otra mano hago masaje. Así no me mancho las palmas.

Háganlo todos los días y se los juro que notan la diferencia: su piel de las manos de un color más uniforme, lisa y mucho más hidratada.

CREMA HUMECTANTE

CREMA MANOS.jpg

La resequedad y el sol son enemigos de sus manos y si se combinan, pueden hacer un daño irreparable (perdón por lo trágica pero es que quiero que se cuiden la piel).

Carguen en la cartera una cremita de manos pequeña; yo uso una de L’Occitane, pero cualquiera que sea de su preferencia sirve, sobretodo sino tiene alcohol, así hidratan sus manos cada vez que las vean secas y crean una capita protectora para todas las cosas malas que hay en el aire. La crema y el protector solar combinados lograrán combatir a sus archienemigos: la resequedad y el sol.

GUANTE EXFOLIANTE

EXFOLIANTE ESTROPAJO.jpg

Como la piel de las manos está expuesta todo el tiempo, acumula células muertas y mugre que no sale solo con lavarnos las manos con jabón. Si se hacen el manicure en un lugar constantemente, son privilegiadas porque normalmente antes de aplicar el esmalte, exfolian las manos, pero no todas vamos a un salón de belleza cada 8 días, entonces nos tenemos que ayudar de otra forma.

Una forma de exfoliarse es usar de esos guantes corrugosos y, mientras nos bañamos, hacernos masaje en la parte de arriba de las manos, con mucho cuidado pues POR ENÉSIMA VEZ: la piel de las manos es muy sensible.

LIMÓN Y AZÚCAR

LIMON AZUCAR.jpg

Si ya compraron un exfoliante, pueden usar ese para las manos. Sin embargo, algunos exfoliantes tienen las partículas muy gruesas y pueden lastimar la piel.

Lo que yo hago es mezclar un poquito de jugo de limón natural (es importante hacer la aclaración, porque el zumo de limón que venden en supermercados tiene conservantes para que no se agrie, entonces ese no sirve) con un poquito de azúcar morena. No me pregunten por qué, pero prefiero el azúcar morena sobre la blanca.

Úntense los dedos con esa mezcla y hagan masajes circulares en la parte de arriba de la mano (si esta parte del cuerpo tiene un nombre técnico, díganme en los comentarios). La precaución que hay que tener con el limón es que si se expone la piel al sol, se mancha aún más y ahí sí cómo dice mi mamá “sale más caro el caldo que los huevos”.

Entonces laven bien con agua y esperen un rato antes de exponerse al sol. Lo que hace esto es exfoliar y al mismo tiempo, el limón tiene un efecto desmanchador.

ALOE VERA O SÁBILA

ALOE VERA.jpg

El aloe vera tiene propiedades parecidas al limón: desmancha, pero además deja la piel estirada. Se usa sobretodo para las manchas que deja el acné, pero es un gran aliado de la piel de las manos.

Pueden hacer una mascarilla de aloe con limón, o aplicar solo el aloe encima de la mano. Saquen el gel de la penca de sábila y así mismo pásenlo por las manos. Dejen la baba que se forma por 15 minutos y luego laven con agua fría.

ACEITE DE ALMENDRAS

CON ACEITE.jpg

Los aceites naturales son buenos para todo en la vida. El aceite de almendras sirve para quitar el frizz del pelo, para hacer masajes reductores, para las estrías y para un millón de cosas más. La razón por la que sirve para las estrías es porque hidrata profundamente la piel, conozco personas de más de 70 años con muy pocas arrugas y es porque nunca usaron crema humectante ni los 15 mil productos que usamos nosotras, sino que solo se echaban aceite de almendras todas las noches antes de dormir.

Esto lo pueden hacer con sus manos para que se dejen de ver opacas y tengan un brillo natural.

VINAGRE DE MANZANA

APPLE.jpg

Finalmente, mi última recomendación tiene que ver con el vinagre de manzana. María Alejandra explicó mejor sus beneficios en este post, pero para las manchas en las manos, solo tienen que mojar un pomito y esparcirlo por las manos antes de dormir.

¿Conocen otros tips para evitar las manchas en las manos?¿están tan obsesionadas con eso como yo? cuéntennos en los comentarios o en nuestro Instagram: @IdearioBlog.