3 formas de esconder el capul cuando no lo quieres

dsc_0331

Nuestras relaciones con el capul, al menos entre las integrantes de este blog, son complicadas. Lo amamos y siempre volvemos a él pero al mismo tiempo odiamos cómo se ve cuando recién nos levantamos y nos complica la vida cuando estamos en climas calientes y húmedos. La persona que tiene capul y vive feliz con él los 365 días del año es una mentirosa o una criatura mitológica.

Como en todas la relaciones, hay días en los que necesitamos un descanso. En este caso, días en los que necesitamos despejar la cabeza literalmente y hacer de cuenta que no tenemos capul. Hoy te traemos 3 opciones para esconderlo, no desesperarte y seguir amándolo después.

FORMA DE ESCONDER EL CAPUL #1: LA TRENZA

como-peinar-el-capul-cuando-no-lo-queremos

  1. Péinate de lado y haz una trenza desde la raíz del pelo.
  2. Para cuando llegues a donde empieza tu oreja.
  3. Sujeta la trenza con un par de bobby pins.

¡Eso es todo! ¿Capul? ¿Quién dijo capul? Este es nuestro peinado favorito cuando hace mucho calor y no queremos sudar tanto como para que el capul termine con forma de corazón tipo Sailor Moon.

FORMA DE ESCONDER EL CAPUL #2: LOS ROLLITOS

Como-peinar-el-capul-cuando-no-lo-queremos-2.jpg

  1. Parte tu pelo por la mitad.
  2. Desde la raíz, empieza a hacer un rollito en una de las mitades del pelo.
  3. A medida que vas avanzando, debes ir cogiendo pelo.
  4. Sujeta con un par de bobby pins y repite el proceso en el otro lado.

¿Qué tal esta belleza? Se ve divino no solo porque nuestra modelo sea linda. Este peinado lo descubrimos hace poco pero nos encantó y ahora no podemos parar de hacérnoslo.

FORMA DE ESCONDER EL CAPUL #3: HACIA ATRÁS

como-peinar-el-capul-cuando-no-lo-queremos-3

  1. Coge todo tu capul y échalo hacia atrás.
  2. Sujétalo con un cauchito.
  3. Ahora, termina de reforzarlo con dos bobby pins cruzados.
  4. Cuando los ganchitos estén en sus posiciones, corta con mucho cuidado el cauchito. Así, el capul quedará sostenido por los bobby pins y te asegurarás de que ningún pelito quede suelto.

Cuatro pasos y listo, podrás dejar de decir “mi capul me tiene desesperada” y dejarás de preguntarte para qué fue que te lo cortaste en primer lugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s