Descubre cuál tipo de capul es perfecto para tu cara

Por: Juliana Abaúnza
Ilustraciones: Susana Velasco

El capul es un tema que despierta pasiones, empezando porque ni siquiera nos ponemos de acuerdo con si es el capul o la capul. Algunas lo aman, otras lo odian y hay muchas que le temen.

Para mí, el capul es la forma más fácil de cambiar el look sin cortar de largo. Tal vez ustedes ya decidieron que quieren experimentar con el pelo que se posa en sus frentes, pero seguro se estarán preguntando: «¿y cuál de todos los estilos me quedará bien?».

Es una pregunta importantísima para hacerse porque aunque en Ideario somos de la filosofía «rompe las reglas y haz lo que quieras», también somos de la filosofía «analiza tus facciones y escoge algo que las haga ver aun mejor». Algunas personas son afortunadas y tienen caras ovaladas a las que todos los tipos de capul se les ve bien, pero para todas las demás (con cara redonda, alargada, cuadrada, con frente grande o cualquier otra de las variables), hay que analizar bien las opciones. Por eso, hoy les traigo cuatro estilos populares de capul para que ustedes analicen cuál es el que mejor les quedaría.

CAPUL DE LADO

PERFECTO PARA: CARAS REDONDAS, CARAS CON FORMA DE CORAZÓN, CARAS OVALADAS. 

capules-03.png

En el reinado de los capules, el capul de lado ganaría el título de más popular. Se ve divino con el pelo suelto o cogido. Liso u ondulado. Elegante o descomplicado.

Las caras que más se benefician de usarlo son las redondas porque el ángulo del capul crea la ilusión óptica de que la cara es más larga y menos cachetona. A las mujeres con cara en forma de corazón, como Reese Whitherspoon, también les queda divino este capul porque lleva la atención hacia los ojos y la mitad de la cara.

Si escogen este estilo, lo único que deben pedirle a su peluquera/o es que use una buena cantidad de pelo, porque si solo toman unos cuantos pelitos para ponérselos de lado en la frente, el capul perderá su efecto adelgazador.

CAPUL ABIERTO

PERFECTO PARA: CARAS CUADRADAS, CARAS ALARGADAS, FRENTES GRANDES, CARAS OVALADAS. 

capules-01.png

Como ya les mencioné, un capul bien hecho ayuda a crear efectos ópticos y las harán ver como la mejor versión de ustedes mismas. El capul abierto, partido por la mitad, es largo, con al menos dos o tres capas, que ayudan a suavizar y balancear sus rasgos. Por eso las caras cuadradas se benefician tanto de él.

Las caras alargadas también se benefician de este estilo porque los ángulos del capul a lado y lado, atraen la atención hacia los ojos y parten la cara por la mitad.

Lo que más me gusta de este estilo (que es el que yo uso) es que es muy versátil y fácil de peinar. Hace un tiempo, con Lola les mostramos cómo peina cada una su capul; aquí pueden revisar cómo peino yo el mío.

CAPUL RECTO

PERFECTO PARA: CARAS ALARGADAS, CARAS CUADRADAS, FRENTES GRANDES, CARAS OVALADAS. 

capules-04.png

Este es el look en el que pienso cuando leo la palabra capul. Es el clásico flequillo que cubre toda la frente, que va recto hacia adelante y que tapa las cejas. Es también versátil porque pueden elegir si lo quieren completamente recto o con un poco de textura en las puntas.

Mi recomendación es que las caras redondas eviten este look porque no suaviza la forma de la cara y no crea ángulos al lado de los cachetes. Las caras con forma de corazón tampoco se benefician del capul recto porque hace que la frente se vea más ancha y la quijada aun más pequeña de lo que es.

En caras cuadradas, en cambio, se ve muy bien, especialmente si tiene textura en las puntas. Y en caras alargadas se ve increíble porque crea un efecto óptico que corta la distancia y hace parecer que la cara no es tan grande.

Tengan en cuenta que como este capul queda justo debajo de las cejas, podría llegar a molestarles cuando empiece a crecer. Por fortuna, les tenemos un tutorial en el que les enseñamos a despuntar este tipo de capul en casa sin trasquilarse.

MICRO CAPUL

PERFECTO PARA: CARAS OVALADAS, CARAS REDONDAS. 

capules-02.png

Este es el tipo de capul más arriesgado y difícil de mantener, pero al mismo tiempo me parece que cuando alguien es capaz de hacérselo se ve increíble. El microcapul llega hasta la mitad de la frente y puede ser recto o con textura en las puntas. Lo importante es que siempre se vean las cejas.

Si quieren probar este tipo de capul, tienen que tener en cuenta que requiere mantenimiento (hay que despuntarlo seguido) y que si no tienen pelo naturalmente liso, pueden probar con un poco de keratina solo en el capul para que no terminen con una situación tipo Sailor Moon.

Mi recomendación es que las caras cuadradas, alargadas o frentonas se alejen de este look. Pero las demás pueden probarlo si sienten que quieren un cambio que se note y que las haga ver cool. Miren a las chicas del collage, querrían salir a tomarse un trago con cualquiera de ellas, ¿no?

***

Cuéntennos sus historias de capules. ¿Tienen capul? ¿Les gusta? ¿Lo odian? ¿Han intentando alguno de estos estilos? Comenten aquí abajo o en nuestro instagram @IdearioBlog, nos encantaría saber qué piensan.

 

Cómo mantener el capul en casa sin trasquilarse

VALU CAPUL

Por: Juliana Abaúnza
Ilustraciones: Susana Velasco

El capul, ah, el capul.

El capul es una cosa tan complicada que ni siquiera nos ponemos de acuerdo en si le decimos el capul o la capul (o si nos vamos a ir con flequillo o china o alguna otra palabra rara). El caso es que, aunque a veces nos desespere tenerlo y queramos esconderlo, lo amamos y siempre volvemos a él. O al menos, yo lo hago. He intentado dejarlo crecer, pero siempre termino cortándomelo y siempre quedo feliz.

El problema es que no siempre puedo ir a donde mi peluquera amada a que me lo despunte porque VIVO EN OTRO PAÍS, entonces me toca a mí misma, en mi casa, frente al espejo, tratar de mantenerlo. Muchas personas dicen que cortarse uno mismo el pelo es la peor idea del mundo pero a mí siempre me ha ido bien y nunca me he trasquilado. Por eso, hoy les contaremos cómo pueden ustedes mismas hacerle mantenimiento a sus capules sin perder más centímetros de los debidos de pelo en el proceso.

 

Si ya estás en esa época en la que el capul casi te tapa los ojos, es hora de cortarlo un poco. Primero, separa el pelo del capul con una peinilla para asegurarte de que no cortes más de lo debido y termines con un capul gigante.

 

Recógete el resto del pelo en una colita y moja el capul con un atomizador con agua (o sencillamente mete la cabeza en el lavamanos). Mientras lo mojas, péinalo para que ningún pelito quede torcido. Entre más delgada sea la peinilla, mejor.

 

Ahora, corta la mitad de tu capul hacia afuera, por debajo de la ceja o encima dependiendo de qué tan larga quieras que te quede. Después, corta la otra mitad también hacia afuera. Es muy importante que uses tijeras especiales para cortar el pelo (las consigues en algunas droguerías o en la Tienda del Peluquero). Si tienes ‘remolinos’ en el pelo, puedes ayudarte aplastando el capul con una bandana o con una pañoleta.

 

Con un secador y una peinilla, peina hacia abajo con fuerza. Ahora que tu capul se secó, fíjate si tienes algunos pelitos que hayan quedado más largos que los otros y púlelos.

¡Eso es todo! Hazlo con paciencia y corta de a poquito, es mejor ir cortando poco a poco que deshacerte de una vez de 3 centímetros. Corta 5 milímetros y si ves que todavía quieres quitar más, cortas más.

¿Han intentado cortarse el capul en casa? ¿Les fue bien o fue una pesadilla? Cuéntennos en los comentarios o en nuestro instagram @idearioblog, queremos saber sus historias.

VALU CAPUL

3 formas de esconder el capul cuando no lo quieres

dsc_0331

Nuestras relaciones con el capul, al menos entre las integrantes de este blog, son complicadas. Lo amamos y siempre volvemos a él pero al mismo tiempo odiamos cómo se ve cuando recién nos levantamos y nos complica la vida cuando estamos en climas calientes y húmedos. La persona que tiene capul y vive feliz con él los 365 días del año es una mentirosa o una criatura mitológica.

Como en todas la relaciones, hay días en los que necesitamos un descanso. En este caso, días en los que necesitamos despejar la cabeza literalmente y hacer de cuenta que no tenemos capul. Hoy te traemos 3 opciones para esconderlo, no desesperarte y seguir amándolo después.

FORMA DE ESCONDER EL CAPUL #1: LA TRENZA

como-peinar-el-capul-cuando-no-lo-queremos

  1. Péinate de lado y haz una trenza desde la raíz del pelo.
  2. Para cuando llegues a donde empieza tu oreja.
  3. Sujeta la trenza con un par de bobby pins.

¡Eso es todo! ¿Capul? ¿Quién dijo capul? Este es nuestro peinado favorito cuando hace mucho calor y no queremos sudar tanto como para que el capul termine con forma de corazón tipo Sailor Moon.

FORMA DE ESCONDER EL CAPUL #2: LOS ROLLITOS

Como-peinar-el-capul-cuando-no-lo-queremos-2.jpg

  1. Parte tu pelo por la mitad.
  2. Desde la raíz, empieza a hacer un rollito en una de las mitades del pelo.
  3. A medida que vas avanzando, debes ir cogiendo pelo.
  4. Sujeta con un par de bobby pins y repite el proceso en el otro lado.

¿Qué tal esta belleza? Se ve divino no solo porque nuestra modelo sea linda. Este peinado lo descubrimos hace poco pero nos encantó y ahora no podemos parar de hacérnoslo.

FORMA DE ESCONDER EL CAPUL #3: HACIA ATRÁS

como-peinar-el-capul-cuando-no-lo-queremos-3

  1. Coge todo tu capul y échalo hacia atrás.
  2. Sujétalo con un cauchito.
  3. Ahora, termina de reforzarlo con dos bobby pins cruzados.
  4. Cuando los ganchitos estén en sus posiciones, corta con mucho cuidado el cauchito. Así, el capul quedará sostenido por los bobby pins y te asegurarás de que ningún pelito quede suelto.

Cuatro pasos y listo, podrás dejar de decir «mi capul me tiene desesperada» y dejarás de preguntarte para qué fue que te lo cortaste en primer lugar.

Cómo peinamos nuestros capules

Processed with VSCOcam with hb1 preset

Hoy les vamos a mostrar cómo peinamos dos tipos distintos de capules. El de Lola es corto y recto, como el de Krysten Ritter o el de Katy Perry:

como-peinar-el-capul-referencias-lola.png

El mío es más largo y se puede peinar de lado o partido por la mitad, como el de Alexa Chung o el de Brigitte Bardot:

como-peinar-el-capul-referencias-juliana.png

Como son tan distintos, cada una tiene su propia técnica que le funciona. Primero voy a dejar que Lola les cuente cómo hace todas las mañanas para que le quede perfecto.

CAPUL DE LOLA

Este tipo de secado es ideal para las personas que tienen remolinos en la frente. Me inventé está «técnica» porque por más que me lo peine con secador, el remolino no deja que mi capul caiga sobre la frente sino que automáticamente lo abre en forma de corazón tipo Sailor Moon. En cambio, con la presión de una balaca, el pelo (y el remolino) se aplasta.

Otro de los beneficios es que no hay que usar secador. Entonces es una técnica perfecta para los paseos o si no quieren someter el pelo al calor del secador todos los días. Yo tengo el pelo muy delgado entonces prefiero secarlo al natural. Ojalá a algunas de ustedes les funcione así como a mí.

Como-peinar-el-capul-lola.jpg

  1. Lava tu capul y sécalo con una toalla. La idea es que quede húmedo. No puede estar completamente mojado porque se va a demorar mucho en secar. La mejor forma de secarlo es exprimiendo el exceso de agua; NUNCA lo restriegues porque eso abre la fibra capilar y te saldrá horquilla más fácil.
  2. Con una peinilla, define bien cómo quieres que vaya. En mi caso, va liso del todo entonces lo peino bien. Si quisiera que fuera hacia los lados, lo peinaría de lado. Este secado se adapta a todas las formas de capul.
  3. Ponte la balaca y espera a que el pelo se seque. Es importante que sea apretada para que el pelo quede con la forma que quieres. También es importante que sea ancha para que cubra todo el capul y no quede quebrada por la presión de la balaca. Mientras esperas, puedes maquillarte, vestirte, desayunar o hacer lo que quieras.

¡Y listo! En unos minutos tendrás un capul seco al natural. Yo hago esto todas las mañanas y me funciona a la perfección.

CAPUL DE JULIANA

Como yo necesito un poco más de volumen por el tipo de capul que tengo, todos los días me lo seco con secador. Intento no poner la temperatura muy alta porque el calor todos los días daña el pelo. Otra cosa importante es conseguir un cepillo delgado para no terminar con capul ultra voluminoso y ultra redondo como este. Entre más delgado sea el cepillo, más fácil será controlar el peinado.

vsco-photo-1.jpg

  1. Separa la porción de pelo que vas a peinar. Yo siempre la separo con los dedos para que la línea divisoria entre el capul y el resto del pelo no sea demasiado definida. Si tú eres más perfeccionista y te gusta que todo esté muy ordenado, haz la línea con una peinilla.
  2. Ahora pon el secador directamente sobre la raíz del capul. Pasa el cepillo desde la raíz hasta la mitad del capul como si estuvieras aplastando el pelo. Este paso es importante porque hará que tu capul no se abra en forma de corazón de Sailor Moon (Lola y yo tenemos el mismo trauma). Cuando la raíz esté seca, pasa al siguiente paso.
  3. Si te fijas en la foto, me escondí detrás de las orejas las partes laterales del capul (las más larguitas) y dejé suelto solo lo del centro. Como ya tienes seca la raíz, es hora de secar las puntas. Esta vez, pon el cepillo por dentro del capul y pásalo de la mitad hasta las puntas mientras sigues el movimiento con el secador.
  4. Ya tienes listo casi todo el capul, solo faltan las partes laterales. A mí me gusta que quede un poquito redondo, como hacia adentro. Toma las partes laterales y seca las puntas por dentro como haciendo una curva.

¡Listo! Me demoro aproximadamente 5 minutos en este proceso y todas las mañanas me queda como quiero. Lo bueno es que si no logras darle la forma que quieres, puedes sencillamente mojarlo en el lavamanos y volver a secarlo.

Processed with VSCOcam with hb1 preset

Esperamos que alguno de nuestros trucos te funcionen. Si los intentas, escríbenos y cuéntanos.