Ondas sin calor con chumis

Por: Juliana Abaúnza

La palabra chumi o su plural chumis no existen en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Por otro lado, en Estados Unidos se les conoce como flexi rods. Pero lo realmente importante no es cuál sea su nombre oficial, sino las maravillas que hacen en el pelo.

Los chumis, como los conocemos en Colombia, son unos tubitos flexibles de espuma que tienen un cable en el centro. Dependiendo del tamaño del tubito, de qué tan mojado esté el pelo, de la textura del pelo y de cuánto tiempo se los dejen, los resultados pueden ser desde unas ondas sueltas hasta unos crespos voluminosos.

IMG_4423.JPG

Yo los amo porque me dejan unas ondas como de chica que estuvo muchas horas en la playa surfeando y luego dejó que el pelo se le secara naturalmente. Además que gracias a ellos puedo darle un respiro a mi pelo y no lo someto al calor de una pinza encrespadora o de un secador, que aunque son herramientas más rápidas, pueden hacer mucho daño. Entonces hoy les quiero contar cómo los uso yo.

Como ya les dije, los chumis se pueden usar en pelo húmedo o seco. Yo lo que hago casi siempre es que cuando tengo el pelo seco, me pongo un poquito de spray texturizador en cada mechón de pelo. Hace un tiempo les enseñamos a hacer 5 sprays caseros, entonces pueden usar su favorito. Puede ser spray, acondicionador del que no se quita o simplemente el pelo húmedo después de salir de la ducha.

IMG_4426.JPG

Después de humedecer el pelo de la forma que prefieran, llega el momento de enrollar. Les voy a mostrar dos métodos para que practiquen y vean cuál les parece más cómodo. Yo combino las dos formas de enrollado para que cada onda quede distinta a la que está al lado.

MÉTODO #1: DESDE ABAJO

Ponen el tubito en el extremo del mechón de pelo y van enrollando hacia arriba. Cuando ya terminen, sencillamente doblan el chumi (¿se dirá “el chumi” o “el chumis”?) y lo aseguran dándole una vueltica.

MÉTODO #2: DESDE ARRIBA

En este método, ponen el tubito en la parte de arriba del mechón y lo dejan quieto mientras enrollan el mechón de pelo en él. Y cuando terminen, lo aseguran de la misma forma, dándole vuelta al chumi.

 

Después de llenar su pelo con chumis (a mí me caben 10), llega el momento de esperar. Este es un método que es mejor no usar cuando están de afán porque los crespos no se hacen de una. El mínimo tiempo que aconsejo esperar es 45 minutos (quedan con unas ondas suelticas pero lindas y naturales). Yo para este post esperé una hora y media. Estos fueron los resultados:

 

¿Ustedes han usado los chumis? ¿Les han funcionado? ¿También les dicen chumis o les tienen otro nombre? Cuéntenme sus experiencias en los comentarios o en nuestro instagram @IdearioBlog

Un peinado elegante para pelo delgado o poco abundante

Processed with VSCOcam with hb1 preset

Este peinado es uno de mis favoritos. Lo pensamos un día en el que Lola tenía un matrimonio y no sabíamos qué hacer para que se viera elegante pero no llegara con el pelo suelto y liso. Si recuerdan, hace unas semanas publicamos otro peinado muy parecido para pelo corto. Esta es una versión un poquito más fancy de ese peinado. La diferencia es que este es mucho más crespo y tiene una cosa de decoración en la cabeza porque Lola tiene muy poquito pelo y es muy delgado, entonces nos inventamos este peinado porque queríamos que su melena se viera llena y elegante.

  1. Como Lola tiene poquito pelo y, además, es muy delgado, usamos un mousse para darle volumen. Toma la cantidad que sea necesaria según el largo de tu pelo y espárcelo sin dejar residuos. El mousse hará que tu peinado tenga más forma.
  2. Toma mechones de tu pelo y y encréspalos con una pinza. Nosotras usamos una máquina encrespadora de marca BaByliss porque nos ahorra el trabajo de hacer el crespo. Si tienen la oportunidad de comprarla, háganlo. Es una muy buena inversión. Cuando hayas terminado los crespos, échate laca por todo el pelo.
  3. Deja que el pelo se enfríe durante 5 minutos y después despeina un poco los crespos con tus manos. La idea es que queden un poco más sueltos para que se vean naturales pero no tan sueltos como para que parezcan ondas. Esto dará la sensación de que hay mucho más pelo del que realmente tienes en la cabeza.
  4. Toma un mechón de cada lado de la cabeza y enróllalos. Junta los dos mechones con bobby pins en la parte de atrás de tu cabeza.
  5. Agrega un accesorio para darle un toque más elegante. En este caso usamos una corona de hojas doradas que Lola compró en Parfois (una amiga tiene una igual que compró en Zara). Busca accesorios que resalten: una corona, un gancho grande y brillante, una flor, lo que quieras.

¡Listo! En ese matrimonio Lola recibió muchos piropos por su peinado y ni siquiera tuvo que ir a una peluquería a que le hicieran algún peinado de primera comunión o a que le cepillaran el pelo como una mamá. Inténtalo la próxima vez que tengas un evento elegante.