Ondas vintage para esta Navidad

Por: Laura Camila

Empieza uno de nuestros meses favoritos del año: el mes de Navidad. Además de comer y beber sin restricción, compartimos con la gente que más queremos y tenemos una excusa para maquillarnos y peinarnos diferente.

Hoy les mostraremos un peinado que probamos y que nos parece perfecto para estas fechas y, al estilo Ideario: facilísimo.

Es importante tener el pelo mojado para empezar. Si lo tienen seco, humedézcanlo con agua, un spray texturizador o si su pelo es muy rebelde, con laca.

La idea es que hagan una especie de culebra en los mechones del frente, mientras sujetan con bobby pins, así como se ve en las fotos de Lola.

Hagan esto hasta el final del mechón y repítanlo al otro lado. Pueden hacerse ondas en el resto de pelo con pinza o plancha para que se vea uniforme, dejen secar el pelo naturalmente ¡y listo!

Ya tienen un peinado súper fácil y elegante para estas fechas tan especiales. A nosotras este look nos parece perfecto para imaginarnos que estamos en una fiesta al estilo Great Gatsby, entonces lo pueden pimpear con un listón, con bobby pins dorados o con un Leonardo Di Caprio en sus brazos.

IMG_6063.JPG

 

 

Ondas sin calor con chumis

Por: Juliana Abaúnza

La palabra chumi o su plural chumis no existen en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Por otro lado, en Estados Unidos se les conoce como flexi rods. Pero lo realmente importante no es cuál sea su nombre oficial, sino las maravillas que hacen en el pelo.

Los chumis, como los conocemos en Colombia, son unos tubitos flexibles de espuma que tienen un cable en el centro. Dependiendo del tamaño del tubito, de qué tan mojado esté el pelo, de la textura del pelo y de cuánto tiempo se los dejen, los resultados pueden ser desde unas ondas sueltas hasta unos crespos voluminosos.

IMG_4423.JPG

Yo los amo porque me dejan unas ondas como de chica que estuvo muchas horas en la playa surfeando y luego dejó que el pelo se le secara naturalmente. Además que gracias a ellos puedo darle un respiro a mi pelo y no lo someto al calor de una pinza encrespadora o de un secador, que aunque son herramientas más rápidas, pueden hacer mucho daño. Entonces hoy les quiero contar cómo los uso yo.

Como ya les dije, los chumis se pueden usar en pelo húmedo o seco. Yo lo que hago casi siempre es que cuando tengo el pelo seco, me pongo un poquito de spray texturizador en cada mechón de pelo. Hace un tiempo les enseñamos a hacer 5 sprays caseros, entonces pueden usar su favorito. Puede ser spray, acondicionador del que no se quita o simplemente el pelo húmedo después de salir de la ducha.

IMG_4426.JPG

Después de humedecer el pelo de la forma que prefieran, llega el momento de enrollar. Les voy a mostrar dos métodos para que practiquen y vean cuál les parece más cómodo. Yo combino las dos formas de enrollado para que cada onda quede distinta a la que está al lado.

MÉTODO #1: DESDE ABAJO

Ponen el tubito en el extremo del mechón de pelo y van enrollando hacia arriba. Cuando ya terminen, sencillamente doblan el chumi (¿se dirá “el chumi” o “el chumis”?) y lo aseguran dándole una vueltica.

MÉTODO #2: DESDE ARRIBA

En este método, ponen el tubito en la parte de arriba del mechón y lo dejan quieto mientras enrollan el mechón de pelo en él. Y cuando terminen, lo aseguran de la misma forma, dándole vuelta al chumi.

 

Después de llenar su pelo con chumis (a mí me caben 10), llega el momento de esperar. Este es un método que es mejor no usar cuando están de afán porque los crespos no se hacen de una. El mínimo tiempo que aconsejo esperar es 45 minutos (quedan con unas ondas suelticas pero lindas y naturales). Yo para este post esperé una hora y media. Estos fueron los resultados:

 

¿Ustedes han usado los chumis? ¿Les han funcionado? ¿También les dicen chumis o les tienen otro nombre? Cuéntenme sus experiencias en los comentarios o en nuestro instagram @IdearioBlog