Regala bolsitas de té reutilizables hechas por ti

Hola, me llamo Laura Camila y soy una adicta al café en recuperación, pero ahora que he cambiado mis hábitos de consumo y que me preocupo más por mi salud física y mental, he caído en los brazos amables y calmantes del té.

Por: Laura Camila

Mi adicción al café empezó en los primeros semestres de la universidad, cuando me di cuenta que me mantenía despierta y activa. “Perfecto para seguir derecho 3 días haciendo entregas”, pensaba. Muy saludable yo.

Luego, cuando empecé a trabajar, me tomaba de 5 a 7 mugs de café al día. Y me quejaba con mis compañeros cuando ellos hacían el café porque no les quedaba tan cargado como el que hacía yo. En fin. Sin darme cuenta me volví adicta.

Hace poco, pasé por una situación difícil con mi mamá y su salud mental, que me hizo caer en cuenta de lo mal que estaban muchos de mis hábitos de consumo. Cuando no es consumo desaforado de drogas o alcohol, creemos que todo está bien, y no. Tomar tanto café puede ser un detonante para enfermedades mentales; contribuye a que seamos más ansiosos, y afecta nuestro sueño, porque yo también creía que “el café no me hace nada”, “yo me puedo tomar un tinto y acostarme a dormir”, pero desde que le bajé (ahora me tomo 2 tintos a la semana, por mucho) sí he sentido que la calidad de mi sueño ha mejorado.

Esto no quiere decir que no necesite estar tomando algo todo el día, precisamente por mi ansiedad. Y con el agua no es suficiente, aunque tome bastante. Me hace falta algo con sabor, algo caliente. ¿Y qué tiene estas características? El té.

Empecé a conocer un poco más sobre esta bebida y sus maravillas, a stalkear tiendas, probar diferentes sabores y ahora me la paso tomando té. Algunos, como el té verde, cumplen la misma función que el café: mantenernos despiertos y ayudar a la digestión. Otros, como el de manzanilla o lavanda, nos ayudan a relajarnos. En fin, hay una variedad increíble, para todos los gustos y necesidades.

Por eso, hoy les queremos enseñar a hacer estas bolsitas de té que son reutilizables, así podemos sorprender a nuestros amigos adictos al café para que entren en rehab, y además, le ayudamos así sea un poquito al planeta. Lo único que necesitan es té, un colador de café, una cuerda de algodón y alguna etiqueta de adorno que pueden hacer con un pedacito de cartón.

IMG_5802

Echen un poquito de té en la mitad del colador y ciérrenlo como si fuera un dulce.

Corten lo que sobre del colador en la parte de arriba y amárrenlo con la cuerda de algodón.

IMG_5831

Asegúrense de cerrarlo bien para que no se salgan los pedacitos de té y caigan en el agua. También procuren que la cuerdita sea lo suficientemente larga para luego meter la etiqueta.

Ábranle un hueco a la etiqueta en la parte de arriba y amárrenla a la misma cuerda con la que amarraron el colador.

IMG_5893

IMG_5924

¡Y listo! Ya está listo para usar. Nosotras hicimos un corazón en la etiqueta pero ustedes pueden poner algún mensaje o dibujarle lo que quieran. Después, regálenselo a alguien que quieran o a ustedes mismas.

Biscuits hechos en casa para esta navidad

Por: María Alejandra

¿Alguna vez han probado los biscuits de KFC? Si no lo han hecho, paren todo y vayan. A mí me encantan, pero por razones muy misteriosas, NUNCA hay cuando voy a comprarlos. Me cansé de que me rompieran el corazón y no quiero que se lo rompan a ustedes, así que hoy en el blog les vamos a dar una receta para imitar esos biscuits. Preparen un tarro gigante de mermelada, una película y ¡listo!

IMG_5780.JPG

  1. Precalienten el horno a 250 grados centígrados.
  2. En un bowl, pongan dos tazas de harina, media cucharadita de sal, una cucharada de azúcar y dos cucharadas de polvo para hornear.
  3. Derritan 6 cucharadas de margarina y pónganlas en el bowl con los demás ingredientes.
  4. Agreguen media taza de leche al bowl y mezclen hasta que la masa quede consistente y sin grumos.
  5. Con margarina, unten moldes para hacer cupcakes y pongan 5 cucharadas de la mezcla en cada molde.
  6. Metan el molde en el horno por 20 minutos. Con un pincel o un cuchillo, unten de mantequilla la parte superior del biscuit y vuelvan a ponerlos en el horno por 10 minutos.
  7. Saquen los moldes del horno y cuando los biscuits estén tibios, desmolden. Sirvan con mermeladas de todos los sabores.

IMG_5793.JPG

Es una receta muy fácil, perfecta para sorprender a sus invitados en las novenas o para un desayuno de domingo. Eso sí, no hagan pocos porque son adictivos.

 

 

Ondas vintage para esta Navidad

Por: Laura Camila

Empieza uno de nuestros meses favoritos del año: el mes de Navidad. Además de comer y beber sin restricción, compartimos con la gente que más queremos y tenemos una excusa para maquillarnos y peinarnos diferente.

Hoy les mostraremos un peinado que probamos y que nos parece perfecto para estas fechas y, al estilo Ideario: facilísimo.

Es importante tener el pelo mojado para empezar. Si lo tienen seco, humedézcanlo con agua, un spray texturizador o si su pelo es muy rebelde, con laca.

La idea es que hagan una especie de culebra en los mechones del frente, mientras sujetan con bobby pins, así como se ve en las fotos de Lola.

Hagan esto hasta el final del mechón y repítanlo al otro lado. Pueden hacerse ondas en el resto de pelo con pinza o plancha para que se vea uniforme, dejen secar el pelo naturalmente ¡y listo!

Ya tienen un peinado súper fácil y elegante para estas fechas tan especiales. A nosotras este look nos parece perfecto para imaginarnos que estamos en una fiesta al estilo Great Gatsby, entonces lo pueden pimpear con un listón, con bobby pins dorados o con un Leonardo Di Caprio en sus brazos.

IMG_6063.JPG

 

 

Maquillaje de ojos impactante y fácil con NYX

Por: Laura Camila

Este post lo hicimos en colaboración con Nyx Cosmetics.

Ya casi se va a acabar el 2018 y nosotras seguimos frustradas con los tutoriales de maquillaje que encontramos por ahí. Al parecer, no hay forma de maquillarse un poquito más pro, sin ser pro o sin necesitar 2 horas de nuestro tiempo.

Pensando en esto, nos aliamos con Nyx para maquillarnos los ojos. Los resultados fueron looks muy impactantes pero fáciles de lograr. Todas las sombras que usamos son de Nyx y aunque hubiéramos querido embadurnarnos toda la cara con ellas, recapacitamos.

MORADO Y COBRE

IMG_5624

Como pueden ver en la foto, Lola no se maquilló mucho más que los ojos. Usó un labial nude y poco rubor. Ya con los ojos, el maquillaje es lo suficientemente impactante.

Mesa de trabajo 1 copia-100.jpg

  1. En este y todos los maquillajes de ojos que hagan con sombras, empiecen por la esquina externa del ojo. Aquí Lola marcó la cuenca con una sombra cobre (¡di-vi-na!) y luego la difuminó creando un estilo de cat eye. De la mitad del párpado para afuera.
  2.  Con la misma sombra y una brocha mucho más pequeña, pinten la línea de las pestañas de abajo, de nuevo, de la mitad para afuera.
  3. Finalmente, el toque especial de este maquillaje: unas sombras moradas como de cuento de hadas. Aplíquenlas desde la esquina interior del ojo hasta la mitad. Así se encontrará con la sombra cobre y serán felices por siempre. Asegúrense de completar con este morado la línea de abajo de las pestañas.

Pestañina, ¡y listo! Solo tres pasos facilísimos. Tendrán un maquillaje perfecto para cuando no quieran pasar desapercibidas.

BRONCE, AZUL Y DORADO

En este maquillaje usamos colores cálidos primero y luego le agregamos un azul brillante porque nos gusta desafiar al destino.

Mesa de trabajo 1-100.jpg

  1. Como en el maquillaje anterior, marquen la cuenca del ojo con una sombra cobre y difuminen hacia arriba, sin llegar a la ceja y solo hasta la mitad del párpado.
  2. Apliquen sombra dorada desde la esquina interna del ojo hasta la mitad. Asegúrense de difuminar muy bien todo para que no se vean las divisiones entre colores.
  3. Con una mezcla de sombra dorada y cobre, pinten la línea de las pestañas de abajo desde la esquina externa hasta la mitad.
  4. Con un iluminador dorado, denle luz a la parte de abajo del lagrimal.
  5. Enloquezcan. Tomen un azul brillante y aplíquenlo de la esquina interior de las pestañas de abajo hasta la mitad.

Pestañina, ¡y listo! Esa pequeña liniecita azul le da un giro dramático a este look, que es lo que queremos.

Compren todo el maquillaje de Nyx, prueben alguno de los dos y mándenos fotos a nuestro Instagram: @idearioblog.

Haz tu propio brazalete de canutillos

Por: María Alejandra

Desde que era niña he tenido una caja llena de hilos, chaquiras y pinzas. Hace 15 años estaba obsesionada con las piedras gigantes, de colores brillantes; con formas de flores y corazones. Me llenaba los brazos con las pulseras que yo misma hacía con ayuda de mi mamá.

El año pasado, encontré un brazalete espectacular con piedras doradas y me antojé de hacer pulseras otra vez. Hoy con este tutorial, regreso a mi juego favorito de la infancia.

Para hacer este tipo de brazaletes, deben tener una base en la que puedan tejer; nosotras hicimos una muy básica con balso.

1. Tomen una tabla de balso que mida 25cm de largo y 15 cm de ancho. Peguen dos palos de balso de 15cm de largo, cada uno en un extremo. Con un bisturí, hagan cortes muy superficiales cada 0,25cm en los dos palos.
2. Corten 6 hilos de 30 cm y acomódenlos en las ranuras que hicieron en los palos de balso.

3. Con ayuda de un gancho, aseguren ambos extremos de los hilos a la tabla.
4. Con unas tijeras, corten aproximadamente 1 metro de otro pedazo de hilo (a este hilo lo llamaremos hilo de tejer). Enhebren una aguja muy delgada y pongan 5 canutillos en ella.

5. Pasen el hilo de tejer por debajo de los hilos que están en la base y acomoden los canutillos entre los espacios que quedan entre los hilos. Pueden usar un gancho para sujetar el extremo del hilo de tejer a la base para que quede templado y sea más fácil.
6. Hagan presión con el dedo por debajo de los canutillos y pasen la aguja por dentro de estos. Asegúrense que cuando pasen la aguja dentro de los canutillos, pase por encima de los hilos que están en la base, así quedarán sujetados.

7. Repitan el paso 5 y 6 con 5 canutillos por hilera y hagan tantas hileras como quieran.
8. Suelten los hilos de la base y hagan un nudo resistente justo donde queda la primera y la última hilera.

9. Cierren los dos extremos con herrajes de presión. Nosotras dejamos dos hileras dentro de cada herraje.
10. Para terminar, en uno de los herrajes pongan una cadena y en el otro pongan un broche.

¡Y listo! Llénense de brazaletes de canutillos hasta el hombro.

Si les gustó este post, les recomendamos que estén pendientes de Artesanías de Colombia; ellos hacen talleres gratuitos y entre esos está tejeduría con chaquiras.