¿Ganas de pollo? ¡Haz unos bites fiesta!

IMG_0627

Siempre que hacemos este plato terminamos sonriendo porque parece que estuviera decorado con confeti y, ¿a quién no le gusta comer cosas que parecen felices de que uno se las esté comiendo? Por eso muchas veces la gente organiza su desayuno para que parezca una carita feliz y por eso existen helados con forma de payaso, porque a la gente le gusta pensar que su comida está celebrando lo rica que está. Y así pasa con estos bites de pollo: están tan felices de que te los vayas a comer que decidieron hacer una fiesta.

Bites de pollo-06

  1. En un plato hondo, echa la harina. En otro, echa la miga de pan con las hojuelas de pimienta roja y un poquito de sal. Y en otro plato, dos huevos batidos.
  2. Parte la pechuga de pollo en cuadritos pequeños. Estos serán tus bites (les pusimos así porque nos los comimos en un mordisco).
  3. En una sartén, calienta suficiente aceite para tapar los pedacitos de pollo.
  4. Pasa el pollo por los platos en el siguiente orden: primero por el huevo, después por la miga de pan y después por la harina. Haz este proceso dos veces; esto ayudará a que la capa apanada sea gruesa.
  5. Fríe los bites hasta que estén dorados por los dos lados.

Decora el plato con más pimienta en hojuelas para que parezca que tus bites están celebrando tanta delicia. ¡Disfruta!

IMG_0629.JPG

Pollo con salsa napolitana

Processed with VSCOcam with hb1 preset

Hoy te vamos a contar cómo hacemos nosotras la salsa napolitana. Esta salsa es tan rica que queremos echársela encima a todo: a un pollo, a pasta, a un pollo encima de una cama de pasta o directamente a nuestra boca.

Los ingredientes que vas a necesitar son muy básicos y por eso es que nos gusta tanto hacer esta receta. Tal vez te preguntas “¿Pero por qué querría cocinar la salsa si la venden ya hecha?” y la respuesta es: porque es más rica. Te lo aseguramos.

Pollo napolitano-05.jpg

  1.  Pon a calentar el aceite de oliva en una sartén. Agrega el ajo picado y déjalo dorar.
  2. Agrega los tomates picados, la margarina, la sal y la pimienta. Revuelve bien y tapa la sartén hasta que la salsa espese. Esto toma más o menos 20 minutos. Asegúrate de que esté a fuego lento.
  3. Cuando la salsa ya tenga la consistencia que quieres, agrega las hojas de albahaca. Revuelve bien hasta que empiecen a soltar su olor, esto puede tomar entre 1 y 3 minutos.
  4. No te embobes con el olor y sírvela encima de una pechuga de pollo con pasta como hicimos nosotras o encima de pizza o encima de berenjenas o encima de lo que sea que quieras comer, eres una persona libre de escoger (aunque debemos aceptar que cereal con salsa napolitana no sabe muy bien que digamos).
Processed with VSCOcam with hb1 preset
Processed with VSCOcam with hb1 preset

 

Pechuga de pollo con tomates cherry y vino blanco

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿No sabes qué almorzar hoy? Esta receta es muy fácil y está llena de ingredientes que tienen sabores particulares que quedan perfectos juntos.

Pechuga con tomate cherry-03

  1. Pon a calentar el horno a 200 grados.
  2. En una refractaria, pon una pechuga grande de pollo (las instrucciones que te daremos son para dos personas), dos dientes de ajo cortados en láminas y una cebolla cabezona finamente picada.
  3. Hornea todo eso durante 15 minutos.
  4. Saca la refractaria del horno y agrega las tajadas que quieras de queso (no temas exagerar con el queso, amamos el queso) y media cajita de tomates cherry cortados por la mitad.
  5. Vierte 6 cucharadas de vino blanco, 2 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta.
  6. Hornea por 10 minutos más.
  7. Cuando veas que el pollo está dorado, sácalo del horno y decora con hojas de albahaca.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA