Kin-tsugi: el arte japonés de reparar cerámicas.

Por: Maria Alejandra

La primera vez que vi esta técnica fue en la obra de Tomomi Kamoshita en la que la artista quiso materializar la “esperanza de la reconstrucción” mezclando piezas que encontró en la playa (porque la exhibición tenía como tema las olas) con sus propias cerámicas quebradas para crear diferentes chopstick rests, que son los cositos en los que se ponen a descansar los palillos.

La palabra kintsugi significa “carpintería de oro”en japonés y se usa para reparar cerámicas rotas con barniz y polvo de oro. Lo que más me gusta de esta técnica es que el resultado es una pieza con una historia que le da más valor y belleza al objeto.

En este caso yo quise arreglar un plato que compré en Carmen del Viboral, un pueblo antioqueño muy famoso por sus cerámicas. Ir a comprar allá me dan ganas de arrancarme los cachetes de la emoción. Por eso en muchos de nuestros posts han visto platos y pocillos generalmente de fondo blanco y decorados con flores y líneas en colores vivos. Casi todos son míos y los amo. Pero este en particular, lo partió un día Ofe, nuestra empleada de servicio doméstico. Y apenas me dijo que lo partió, pensé “¡perfecto para hacerle kin-tsugi!”.

El polvo de oro está, obviamente, fuera de nuestro alcance y por eso compré un polvo dorado que conseguí en la Panamericana. Si les queda imposible conseguirlo, se me ocurre que pueden usar sus sombras o iluminador como polvo metalizado. Si lo hacen y les funciona, por favor dejen un comentario.

  1. En un plato de plástico o de cerámica pon un poco de polvo dorado y pegante.
  2. Con un palillo, mezcla los dos materiales hasta que el pegante quede completamente dorado.
  3. Usa un pincel para aplicar el pegante sobre las dos piezas de cerámica.
  4. Deja secar por 30 segundos y une las dos partes. Haz presión por al menos otros 30 segundos y limpia los residuos que te hayan quedado.

Ahora cada vez que me sirvo el desayuno en el plato me acuerdo de Ofe y voy a empezar a contar los días que faltan para volverla a ver. La próxima vez que la vea, le voy a dar las gracias porque gracias a un error accidental, ahora tengo un plato divino y especial.

Si les gustó el trabajo de Tomomi Kamoshita pueden seguirla en Instagram @tomomikamoshita.

Biblioteca flotante

DSC_2493_1Por: Maria Alejandra

Una de las partes más difíciles y que uno más dilata en las mudanzas es colgar cuadros, televisores y repisas. El ruido del taladro es insoportable, el polvo es incómodo y siempre queda faltando algo.

Para ahorrarles el estrés de poner una repisa más, hicimos este tutorial que se convierte en una forma fácil y muy rápida de organizar libros y cuadernos. Solo necesitan reciclar dos canastas y abrir un espacio en su perchero.

materiales-01

canastas_flotantes-011. Con unas tijeras, corta 5 cuerdas de 1.5 metros cada una.

2. Amarra cada cuerda a la base de la primera canasta. La idea es que los hilos queden repartidos equitativamente en toda la canasta sin importar la forma que tenga.

3. Pasa los extremos de cada cuerda por en medio de las hebras de la canasta.

canastas_flotantes-02

4. Amarra las cuerdas en la parte superior de la canasta para asegurarte de que no se mueva.

5. Pasa a la segunda canasta y repite los pasos del 2 al 4.

6. Haz un nudo a unos 40 centímetros de la parte superior de la segunda canasta y corta las cuerdas restantes.

Cuelga la cuerda de un perchero y ten tus libros favoritos a la mano a la vez que adornas tu casa. Si lo haces, etiquétanos en Instagram @idearioblog y usa #ideariomeloenseñó

Un móvil hecho con pitillos

DSC_0278.jpg

En ideario apoyamos las campañas de no usar pitillos y para ayudarle un poco al planeta, decidimos usarlos en algo que va a durar más tiempo. Reúne todos los pitillos que te hayan mandado a domicilio o los que te den en los restaurantes innecesariamente y úsalos para algo lindo. Así evitarás que terminen en el piso o en el océano.

materiales.png

movil-con-pitillos2-01.jpg

  1. Corta los pitillos por la mitad.
  2. Agrúpalos en grupos de a 3 para formar triángulos.
  3. Pasa el hilo por los tres pitillos.
  4. Toma uno de los extremos del hilo y pásalo por el pitillo del otro extremo para así cerrar el triángulo.
  5. Una vez tengas el triángulo, hala los extremos del hilo para asegurar que los pitillos no se muevan.
  6. En uno de los extremos pon un pitillo y en el otro extremo pon dos (que formen una L).
  7. Toma el hilo que tiene solo un pitillo y haz un nudo en la mitad del otro hilo (en la mitad de los dos pitillos que estaban en L).
  8. Lleva el pitillo que quedó suelto hacia el nudo.
  9. Dale la vuelta a la pirámide que estás armando. Para asegurar el pitillo que está suelto, haz un nudo que lo una al pedazo de hilo que se ve entre los dos pitillos del primer triángulo.
  10. Pon un pitillo en cada extremo de hilo y haz un nudo.
  11. Pon el último pitillo en uno de los hilos. Corta el hilo que sobra.
  12. Une el último pitillo al resto del móvil como muestra la gráfica.
  13. Haz un nudo para asegurar la figura.

¡Y listo! Tienes tu móvil con forma de diamante. Puedes colgarlo de cualquier lado; nosotras escogimos colgarlo de nuestra lámpara.

¡Animales escarchados!

dsc_0288

Un día compramos unos animales baratos en el centro. Eran de plástico, tenían unos colores horribles y una amiga que estaba con nosotras dijo “¿y eso tan feo como para qué?”. Pero apenas los vimos, nuestro cerebro empezó a trabajar. Las tres nos miramos y dijimos al mismo tiempo: “¡ESCARCHA!”.

Tenemos la teoría de que la escarcha dorada puede volver bella cualquier cosa y al hacer este tutorial la confirmamos. Ahora estos seis animales decoran una de las mesas de la casa de Lola.

Animales-con-escarcha.jpg

  1. Usa tus dedos o un pincel para untar toda la figura con colbón. Hazlo rápido para que el pegante no se seque y no forme una capa transparente dura.
  2. Riega mucha escarcha en un plato e inmediatamente pon la figura encima para que la escarcha se pegue por debajo. Con tus manos o con una cucharita cubre el resto de la figura. No olvides los pliegues, entre más uniforme pegues la escarcha más lindo quedará tu animal.
  3. Como sabemos que la escarcha es un material rebelde que encuentra la forma de llegar a lugares que uno no se imaginaba, te recomendamos aplicar una capa de laca transparente para proteger el acabado escarchado.

¡Y listo! Puedes usar este truco con cualquier figura de plástico que encuentres. Haz una colección: carritos, pitos, maracas, coronas, ¡lo que sea! Puedes incluso usar varios colores de escarcha. Dale vida a tu sala y llénala de brillo.

DSC_0286.jpg

Letras de papel

dsc_0283

Diversos estudios científicos inventados por las creadoras de Ideario Blog dicen que decorar el escritorio es una parte importantísima de tener un estado mental saludable. Hoy tenemos una forma muy fácil de darle vida a la pared vacía que está al frente: ¡letras colgantes hechas en papel!

Materiales letras colgantes.jpg

Letras-en-papel.jpg

  1. Dibuja la silueta de las letras con lápiz sobre la cartulina.
  2. Recorta las letras con tijeras sobre las líneas que dibujaste.
  3. Marca en la parte superior de cada letra dos puntos que estén separados por 1 cm. Abre un hueco en cada punto y atraviesa el hilo por encima de cada letra. Repite hasta que tengas la palabra completa.
  4. Acomoda las letras para que el espacio entre ellas sea el mismo siempre.
  5. Después de acomodarlas, asegúralas al hilo con colbón en la parte de atrás.
  6. Sigue nuestro tutorial para hacer pompones y darle un toque final.
  7. Amarra las borlas al final de cada extremo de la cuerda. Otra opción es que le abras un hueco en la parte de abajo a cada letra y de ahí amarres borlas de diferentes colores. Aunque esa opción suena divina, nosotras la evitamos porque Lola tiene dos gatos y era muy tentador para ellos jugar con los pompones y romper las letras.

Estampar en vidrio es posible y te enseñaremos cómo

DSC_0089

Hoy te enseñaremos una forma fácil de trasladar cualquier diseño a vidrio. Tal vez pienses que para tener dibujos en un frasco o vaso la única opción es dibujarlos con sharpie, ¡pero no! No es la única opción. Lo único que necesitas es un tatuaje temporal, agua, una toalla y la superficie de vidrio en la que quieras poner tu dibujo.

materiales.png

Tatuajes-en-vidrio.jpg

  1. Los tatuajes temporales siempre tienen una lámina de plástico encima, entonces lo primero que debes hacer es quitarla. Debes hacerlo con mucho cuidado para que el tatuaje no se quede pegado a la lámina.
  2. Pega el tatuaje en el vidrio. Asegúrate de que el vidrio esté completamente limpio y seco.
  3. Humedece la toalla.
  4. Haz presión sobre el tatuaje con la toalla húmeda durante 30 segundos. El contacto de la tinta con el agua, hará que se traslade al vidrio. Debes tener cuidado en que no se corra.
  5. Levanta con cuidado el papel del tatuaje.
  6. Seca el vidrio con cuidado (sin restregar).

¡Eso es todo! Busca tatuajes con diferentes diseños para llenar tus vasos, frascos, jarrones, floreros, ventanas, vidrios del carro, gafas para leer o cualquier superficie que se te ocurra.

 

Decora tu casa con flores de papel

DSC_0109

Hace un par de meses, una de nuestras amigas cumplió años y decidimos hacerle una fiesta sorpresa. El tema era París, entonces compramos rosé y pasteles franceses y decoramos la mesa con rayas blancas y negras y dibujamos una torre Eiffel y pusimos bombas e hicimos estos pompones. ¿Qué tienen de parisinos? Ni idea, pero los colores combinaban con nuestra decoración y nos parecieron una cosa divina de hacer. Nos gustaron tanto que decidimos dejarlos de decoración en el apartamento porque a diferencia de las flores, estos pompones nunca mueren (a menos que tengas un gato que los dañe).

Lo único que necesitas es papel crepé, seda o cometa del color que quieras, hilo y un bisturí.

Pompones-de-papel

  1. Para hacer las flores de 30 centímetros, debes usar medio pliego del papel que quieras usar. Estos papeles generalmente vienen en tamaño pliego entonces solo debes doblarlo a la mitad y cortarlo con un bisturí. Cuando tengas al menos 6 hojas sueltas de medio pliego, ponlas una encima de otra y pasa al paso dos.
  2. Dobla ese grupo de hojas de medio pliego en secciones de 7 cm aproximadamente que formen un zigzag o acordeón.
  3. Cuando hayas doblado todo el papel, córtalo por la mitad. Cada mitad será una flor diferente.
  4. Con unas tijeras, corta la punta de cada flor de una forma distinta.
  5. Nosotras hicimos una redonda y una puntuda. La redonda queda como una peonia y la puntuda como una dalia.
  6. Con un hilo grueso, amarra la parte central del papel (no con mucha fuerza para que no lo rompas).
  7. Abre el papel con cuidado y estíralo para darle forma a la flor.

¡Y listo! Puedes hacerlas en distintos tamaños, con disti

DSC_0109

 

Decora tu habitación con estas tres guirnaldas

¿Quién mejor que tú conoce tus gustos, tus preferencias de colores y lo que te gustaría ver como decoración en tu habitación? Nadie. Por eso queremos que te animes a hacer alguna de estas tres guirnaldas (o incluso que hagas las tres) y pongas un poco de tu personalidad colgando por ahí.

Lo mejor de todo es que los materiales de los que están hechas las guirnaldas son muy fáciles de conseguir: lana, tela y revistas. Los colores los escoges tú.

materiales.png

GUIRNALDA DE TELA

guirnaldas.png

  1. Toma un pedazo de tela y dóblalo por la mitad a lo largo. Después vuelve a doblarlo por la mitad. Y sigue doblando por la mitad unas cuatro o cinco veces. Cuando hayas terminado de doblar, corta la tela a lo ancho y obtendrás muchas tiras largas.
  2. Toma una de las tiras y empieza a doblarla en zig zag (primero hacia la derecha y después hacia la izquierda). Cuando hayas terminado de doblar toda la tira, atraviésala con aguja e hilo.
  3. Con un nudo, asegura el extremo del hilo. Ve estirando poco a poco la tira para que se abran a lo largo del hilo.
  4. Toma otra tira de tela y repite los pasos 2 y 3. Haz esto hasta que llenes el hilo. La medida de hasta dónde llenar el hilo depende de dónde vayas a colgarlo.

GUIRNALDA DE PAPEL

guirnaldas2.png

  1. Recorta en triángulos hojas de revistas que tengan colores que te gusten. O puedes usar cartulinas, papeles con texturas, lo que quieras.
  2. Con hilo y agua, atraviesa cada triángulo dos veces. Deja que entre hueco y hueco haya una separación de por ahí 1 o 2 cm, dependiendo del tamaño de tus triángulos. Si el papel que usaste es muy delgado y te da miedo que se rompa, pon pedazos de cinta detrás de los triángulos para asegurar el hilo.
  3. Organiza los triángulos uniformemente a lo largo del hilo. Puedes colgar esta guirnalda sola como hicimos nosotras o puedes incluso hacer muchas tiras y formar una cortina de triángulos.

GUIRNALDA DE LANA

DSC_0822.jpg

  1. Sigue los pasos de nuestro tutorial de pompones decorativos y haz muchos pompones de diferentes colores y tamaños.
  2. Después, sigue los pasos de este otro tutorial y haz varias borlas pero esta vez hazlas con tela para que tengan más movimiento.
  3. Finalmente, cuando tengas la cantidad de pompones y borlas que deseas, atraviésalas con un hilo y cuelga tu nueva guirnalda en la pared que más te gusta de tu habitación.

Pintar materas y pasar las plantas es menos complicado de lo que suena

DSC_0120

En el post de hoy te enseñaremos a convertir una matera sencilla y barata en un elemento de decoración único en tu casa. Además, te mostraremos la forma más fácil de poner cualquier planta de vivero dentro de la matera sin hacer un reguero de tierra y polvo.

Matera

  1. Empieza pintando la parte de abajo de la matera con pintura del color que prefieras. Nosotras usamos pintura bronce brillante para que contraste con el segundo tono mate y porque nos gustan las cosas brillantes.
  2. Traza una línea con otro color para marcar el límite de la siguiente franja de color. Esta línea no tiene que ser perfectamente recta; es más, a nosotras nos gusta que quede torcida para que se note que fue hecha a mano. Si quieres tú puedes hacerla con forma de onditas o de zig zag. Para esta segunda franja, escogimos un colorn pastel porque resalta y queda muy bien al lado del bronce, al igual que un color neón. Todo depende del espacio que estés decorando.
  3. Con un pincel más delgado, pinta el borde superior de la matera. Nosotras lo pintamos de blanco.
  4. Deja secar la pintura y haz los retoques necesarios, sobre todo en los bordes entre franjas.
  5. Antes de poner la planta dentro de la matera, asegúrate de que la bolsa en la que viene tenga un hueco en la parte de abajo. Pon la bolsa dentro de la matera (pero sin empujarla hacia abajo todavía) y recorta el borde de la bolsa para que cuando ya metas la planta, la bolsa negra no se vea. Como la tierra está compacta, puedes cortar la bolsa y dejar al menos medio centímetro de tierra al aire libre y no se va a desbaratar.
  6. Finalmente, empuja la tierra hacia abajo con mucho cuidado. Al empujarla, la bolsa volverá a quedar sobrepasando la tierra entonces vuelve a recortar el borde que sobra y asegúrate de que no se vea y la tierra lo cubra.

¡Y listo! Ponle un nombre a tu planta, habla con ella, échale agüita y cuídala.

DSC_0121