¿Flores que se pueden comer? ¡Sí!

flores.jpg

Por: María Alejandra
Ilustraciones: Susana Velasco

Hace unos meses publicamos un post de cocina mexicana en el que les conté mi experiencia en una clase de cocina que tuve en Oaxaca. Desde ese día quedé matada con las flores de calabacín y buscando dónde comprarlas encontré que hay muchísimas más flores comestibles. Casi siempre, en la cocina las flores se usan para decorar los platos y ya, pero la verdad es que aparte de ser lindas también saben rico e incluso aportan nutrientes a nuestra dieta. Acá van 10 flores con las que pueden empezar a experimentar:

calabacin.png

Hola, te amo. Sabes increíble. Esta flor de color naranja es muy usada en la gastronomía mexicana e italiana, queda muy bien en sopas y ensaladas porque su textura es increíble (crujiente y suave a la vez) y resalta mucho en este tipo de platos. La flor de calabaza tiene propiedades antioxidantes y es rica en Vitamina C.

albahaca.png

A diferencia de la flor de calabacín, las flores de la albahaca son muy aromáticas. Existe una gran variedad de albahacas pero en general sus flores son blancas o moradas. Estas flores funcionan muy bien en ensaladas, sopas, carnes e incluso postres porque su principal sabor es refrescante que combina perfecto con sal o dulce.

azahar.png

La flor de azahar florece en naranjos, cidros y limoneros y es muy fácil de reconocer porque es grande y blanca. Es una flor aromática muy utilizada a la hora de hacer infusiones porque ayuda a relajar y calmar los nervios. Además con el agua de azahar, que se hace hirviendo los pétalos en agua, se pueden hacer ponqués, masmelos y helados para que queden con un sabor perfumado. Como es tan buena controlando la ansiedad pueden utilizar esta flor para preparar snacks, por ejemplo unas galletas.

calendula.png

La caléndula sí es una flor que ha estado más a nuestro alcance porque por generaciones ha sido protagonista en los remedios caseros por sus propiedades antioxidantes, desinflamatorias, cicatrizantes, antisépticas y antitusas. Pueden cocinar con aceite de caléndula o utilizar directamente los pétalos para darle color al arroz. También pueden usarla en pastas, pizzas, ensaladas, postres, decorar cócteles con la flor completa o hacer hielos como los que hicimos en uno de nuestros primeros tutoriales.

Crisantemo.png

Utilicen los pétalos crudos del crisantemo para el toque final de ensaladas y postres. Como es una flor que no exige mucho cuidado pueden tener sus propias reservas en casa, para que no solo decoren el centro de mesa si no también todos sus platos.

dientedeleon.png

Esta flor tiene propiedades diuréticas por lo que es perfecta para personas con problemas renales. También ayuda a desinflamar el estómago y controla el estreñimiento (ayuda con problemas gástricos en general). Utilícenla para hacer salsas y dips, sopas, panes, jugos, tés e incluso he visto que las apanan y son un snack completamente diferente.

lavanda.png

A ti también te amo, sobre todo en postres y combinada con limón. La lavanda aparte de ser lindísima, es deliciosa. Seguramente ustedes ya han probado limanda o té de lavanda pero hay infinidad de posibilidades; por ejemplo: pasteles rellenos con salsa de lavanda, cheesecakes, gelatinas, en general cualquier postre o pan queda increíble con lavanda. En platos salados pueden utilizar la flor para adobar carnes y pescados, preparar arroces y salsas que acompañen ensaladas.

viola.png

Esta flor seguramente la han visto decorando muchos platos, su variedad de colores siempre resalta con la comida. Las de color morado son utilizadas hace muchos años en la repostería francesa porque tienen un sabor dulce y sutil. Por otro lado, las violas amarillas tienen un efecto de laxante que puede ser pesado en algunos estómagos. Si quieren sorprender a alguien con un postre no duden en usar violas como ingrediente principal.

Begonia.png

La textura de la begonia es crujiente y su sabor muy ácido. Utilícenla cruda sobre carnes, pescados, mariscos y ensaladas. Como tiene ese saborcito a limón también pueden utilizarla en jugos naturales y en cócteles suaves como el mojito o la caipirinha.

Rosa.png

Desde hace muchos años mi helado favorito es el de pétalos de rosa pero siempre escucho a la gente decir que sabe a perfume. Y tienen razón, es un sabor que en el cerebro de la mayoría está asociado con perfumes pero no por eso deja de ser delicioso. Las rosas son flores muy fáciles de conseguir entonces pueden aprovechar para hacer de todo con sus pétalos: cristalícenlos para decorar ponqués, preparen salsas para untar en galletas, horneen panes con agua de rosas o mezclen los pétalos con cócteles para aromatizarlos.

En Carulla, Surtifruver y Frutiver van a encontrar las más populares: rosas, caléndula, violas y azahar. La lavanda, la flor de calabacín y las demás pueden pedirlas online a Natunova o Bio Bio. Si ustedes conocen más lugares donde se consigan estas flores comestibles por favor dejen un comentario y así entre todas vamos armando un directorio.

Ya saben que cuando les sirvan un plato con flores no es para que las dejen a un lado… ¡son para comer! Con las siguientes fotos se van a inspirar tanto que todas las que lean este post (incluyéndome) seremos tendencia cuando abramos la coca del almuerzo en la oficina. Antes muertas que sencillas.

Fotos tomadas de Pinterest.

Cuadro de flores flotantes

Por: María Alejandra

Vivo con Lola y Valu en un apartamento que amamos. También amamos las flores pero las tres trabajamos y llegamos tarde a la casa entonces nunca nos acordamos de comprar, e igual si las compráramos no tenemos tiempo ni somos tan juiciosas para cuidarlas. Por eso optamos por plantas de aloe y cactus que no necesitan mucha atención.

Hace un mes que fui a hacer mercado, compré unas flores pero después de unos días se empezaron a marchitar por eso decidí meterlas dentro de un libro y acudir a mis tableros de Pinterest para hacer un DIY.

En los tutoriales que vi, ponían diferentes hojas en portarretratos y los acomodaban en las ventanas. Acá va el emoji de ojitos enamorados porque ¡se veía divino! así que hicimos nuestra propia versión en Ideario y también nos encantó el resultado. Tanto así que mi mamá no creía que lo hubiera hecho yo.

MATERIALES.png

Para secar las flores solo deben ponerlas dentro de un libro muy pesado durante dos semanas. Todas tenemos un Álgebra de Baldor en la casa.

PASO-A-PASO.png

  1. El balso plano sirve para hacer los marcos del cuadro, yo usé dos anchos distintos. Deben cortarlo con una segueta en una diagonal de 45º para que encajen perfecto y deben salir 8 pedazos. La medida de cada pedazo depende de la medida del acrílico.
  2. No siempre pasa, pero a veces los balsos quedan con astillas y en ese caso beben lijarlos.
  3. Con el pegante multiusos, unan 4 balsos para formar cada marco. Déjenlo secar por 10 minutos antes de moverlos de lugar y seguir con el siguiente paso.
  4. Generalmente, los acrílicos vienen con plásticos protectores. Quiten uno de los plásticos y en esa superficie peguen las flores.
  5. Distribuyan las flores a su gusto y una vez estén en su lugar, péguenlas. Cuando esté seco el pegante quiten el plástico del otro lado del acrílico.
  6. Tomen el otro acrílico y quítenle los plásticos protectores. Nuevamente, usen el pegante multiusos para unir los dos acrílicos y así proteger las flores.
  7. Finalmente, pongan los acrílicos en medio de los dos marcos y asegúrenlos con pegante. Dejen secar por 30 minutos y ¡tarán!, su cuadro ya está listo para ser colgado en la pared más importante de la casa y contarle a todos que lo hicieron ustedes con sus manos.

Háganlo, suban instastories y etiquétennos en @IdearioBlog.

Flores de papel

materiales-Flores-de-papelAlgunas personas somos distraídas y después de comprar unas flores divinas olvidamos echarles agua. Es una pequeña tragedia doméstica. Las flores de papel, en cambio, nunca mueren y por eso me encantan (a menos que les eche agua accidentalmente porque en ese caso se vuelven una masa deforme de papel). El papel crepé viene en todos los colores imaginables, entonces puedes hacer flores de un solo color o puedes combinar varios. Hazlas como quieras, yo no soy una dictadora de las flores de papel que va a prohibirte experimentar.

FLOR #1

Flores-de-papel-1-01

1. Con unas tijeras afiladas, corta el papel crepé en forma de pétalos.
2. Toma todos los pétalos por la punta y forma un abanico.
3. Enrolla la punta del abanico de pétalos y cósela con un hilo.
4. Despeina los pétalos y con tus manos dale forma a la flor.

FLOR #2

Flores-de-papel-2-01

1. Corta el papel crepé en rectángulos pequeños. Dales un giro por la mitad y une sus extremos para formar un pétalo.
2. Dale forma al pétalo para que no quede tan arrugado.
3. Toma los pétalos por la punta y cóselos con un hilo.
4. Con colbón, pega pétalo con pétalo siguiendo un orden circular y remata con una bolita de papel en el centro de la flor.

FLOR #3

Flores-de-papel-3

1. Toma el papel todavía doblado como viene de la tienda y corta una franja ancha. El ancho de esta franja será el tamaño de tu flor.
2. A esa franja le cortas flecos que serán los pétalos.
3. Despeina un poco los flecos para darle textura a la flor.
4. Pon colbón a lo largo de la base.
5. Enrolla cuidadosamente asegurándote de que la base de la flor esté bien pegada.