Mascarilla para ojeras

Por: María Alejandra
Ilustraciones: Susana Velasco

Las ojeras y las bolsas debajo de los ojos muchas veces nos delatan cuando nos quedamos hasta tarde trabajando, haciendo maratón de Netflix o comiendo con nuestros amigos. La forma del cuerpo para protestar porque no tuvo suficientes horas de sueño es dilatando los vasos sanguíneos, en el caso de las ojeras o reteniendo líquidos, en el caso de las bolsas.

Yo sufro de ojeras (no por genética sino por cansancio permanente) y me dan un aspecto medio zombie porque, para rematar, casi siempre vienen acompañadas de palidez.

Como la piel de alrededor de los ojos es tan delicada, es muy fácil que este tipo de cosas pasen, pero para todo existe una solución y la mascarilla que les vamos a explicar hoy es una de ellas.

Para la mascarilla se necesitan dos ingredientes: el pepino cohombro, que genera un efecto aclarante en la piel, reduce la hinchazón y mejora la elasticidad, entre muchos otros beneficios. Y el agua de rosas, a la que ya le hicimos un altar en un post anterior.

  1. En una licuadora mezclen 1/4 de pepino y tres cucharadas de agua de rosas.
  2. Cuando la mezcla esté homogénea, pónganla en un recipiente e inmediatamente métanla en la nevera. Pueden prepararla apenas lleguen a sus casas para que cuando se vayan a acostar la mascarilla ya esté lo suficientemente fría.
  3. Unten dos pomitos de tela, uno para cada ojo, y pónganlos sobre sus ojeras/bolsas por 15 minutos aproximadamente. ¡Y listo! Ojos renovados.

Además de controlar las ojeras, esta mascarilla nutre la piel dándole más elasticidad y ayuda en cierta medida a prevenir las líneas de expresión. Si lo hacen todos los días se van a despertar como si hubieran descansado más que la bella durmiente así hayan trabajado mucho la noche anterior o no hayan dormido bien.

 

Especial del Día de la madre: Mascarillas de fresa para que tengan el pelo divino

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Durante toda esta semana compartimos posts para que le hagas un spa en casa a tu mamá y te conviertas en la hija favorita. Ya tienes las tarjetas, los batidos y las mascarillas para la cara. Hoy, por último, te traemos tres mascarillas que harán que las dos tengan el pelo divino. Todos los ingredientes son fáciles de conseguir y probablemente los tienen en la cocina. Lo único difícil será evitar la tentación de comerse las mascarillas porque huelen delicioso.

FRESAS, MIEL Y ACEITE DE COCO 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las fresas, además de tener mucha vitamina C (que estamos seguras de que es buena para todo), ayudan a regular el exceso de grasa de la raíz. Por su parte, la miel y el aceite de coco son humectantes naturales. Al combinar estos tres ingredientes lograrás un equilibrio perfecto y lograrás que tu pelo y el de tu mamá queden brillantes y saludables sin parecer grasosos.

En una licuadora o procesador de alimentos, mezcla 5 fresas, una cucharada de aceite de coco y una cucharada de miel hasta que formes un puré. Con el pelo húmedo, unta la mascarilla y masajea el cuero cabelludo. Si quieres que tu mamá te ame más, ofrécete a hacerle un masaje en la cabeza. Cuando terminen el masaje, enjuaga con agua tibia.

FRESAS, YOGUR Y BICARBONATO

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si tu pelo o el de tu mamá son mixtos, esta mascarilla les encantará. Como ya te contamos, las fresas ayudan a regular la grasa de tu cuero cabelludo. Por su parte, el bicarbonato lo limpia de suciedad o de los residuos que tenga de productos (champú seco, laca, crema para peinar, etc). Estos dos ingredientes se encargarán de limpiar y dejar perfectas las raíces de tu pelo mientras que el yogur será el que humecta y le aporta nutrientes a las puntas que tienden a ser un poco más secas.

En una licuadora o procesador de alimentos mezcla 5 fresas, 2 cucharadas de yogur y una cucharadita de bicarbonato. Aplica la mascarilla en todo el pelo y déjala actuar durante 10 a 15 minutos. Después, enjuaga con agua tibia hasta que tu pelo quede limpio.

FRESAS, ACEITE DE OLIVA Y HUEVO 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si tu mamá siente que a su pelo le hace falta vida y que está muy seco, hazle esta mascarilla que terminará de convencerla de que efectivamente eres la mejor hija del mundo. El aceite de oliva y el huevo hidratan, suavizan y revitalizan el pelo. Y como no queremos que terminen con las raíces grasosas, le agregamos unas cuantas fresas para que queden con el pelo brillante y divino pero no grasoso.

En la licuadora, mezclen 4 fresas, 1 clara da huevo y 2 cucharadas hasta que formen un líquido/papilla. Aplíquenlo desde la raíz hasta las puntas y déjenlo actuar durante 20 minutos. Después, laven sus pelos con agua tibia (o fría) y el champú que usan normalmente.

¡Eso es todo! Aprovecha esta sesión de spa casero para conectarte con tu mamá, hablar con ella y hacerle saber cuánto la quieres. Al final las dos terminarán con piel renovada, pelos revitalizados, barrigas llenas y corazones contentos.

Especial del día de la madre: Mascarillas para que tú y tu mamá tengan una piel radiante

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para que te conviertas en la hija favorita (y si ya lo eres para que lo reafirmes), hemos preparado varios tutoriales especiales durante esta semana dedicada a las madres. La idea es que el día de la madre, invites a tu mamá a un spa casero en el que tomarán estos deliciosos batidos mientras se hacen mascarillas en el pelo y en la cara. Hoy es el turno de dos mascarillas que harán que las dos queden con una piel radiante y revitalizada.

MASCARILLA DE CLARA DE HUEVO, NARANJA Y CÚRCUMA

Ingredientes por persona:

– 1 clara de huevo
– 1 cucharada de jugo de naranja
– 1 cucharada de cúrcuma

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si tú o tu mamá tienen manchas, hacer esta mascarilla al menos una vez al mes les ayudará a eliminar las manchas y aclarar la piel. Todo es gracias a los tres ingredientes que usarán. La clara de huevo ayuda mucho a aclarar y emparejar la piel; además, reduce el tamaño de los poros y ayuda a que la piel se repare. La cúrcuma reduce las manchas oscuras que muchas veces son causadas por el acné, la edad, las hormonas o el sol. Por su parte, la naranja, además de oler rico, actúa como tónico en la piel y la calma.

Recomendaciones antes de empezar: Usen camisetas viejas o una bata que no les importe manchar por si la cúrcuma les deja manchas amarillentas. También es importante que se cojan el pelo completamente hacia atrás o que usen una balaca.

Bate la clara de huevo y el jugo de naranja en un plato hondo hasta que la mezcla se ponga espumosa. Después, agrega la cúrcuma y mezcla todo. Con las manos limpias, aplica la mascarilla en tu cara y en la de tu mamá mientras hacen masajes circulares. Dejen espacio alrededor de los ojos y de la boca. Acuéstense boca arriba (para que no se les escurra) y déjenla actuar durante 15 minutos. Durante ese tiempo, eviten hablar o reírse porque la mascarilla se irá secando y no queremos que queden con arrugas. Cuando pase el tiempo, lávense la cara con agua fría. Es normal sentir que la piel queda un poco tirante o seca, así que al terminar aplíquense un poco de humectante. Te recomendamos usar 4 gotitas de aceite de oliva o de aceite de coco para hidratar.

MASCARILLA DE MIEL Y PAPAYA

Ingredientes por persona:

– 1/4 de papaya cortada en rodajas o cubos
– 1 cucharada de miel

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nuestro primer ingrediente es la papaya. Esta fruta tiene una enzima que se llama “papaína” y es ella la responsable de las propiedades aclarantes, nutritivas, suavizantes y exfoliantes de la papaya. Nuestro otro ingrediente es la miel, que ayuda a calmar e hidratar la piel. Además, la miel es un antiséptico natural que ayuda a prevenir el acné. O sea que básicamente los dos ingredientes son una maravilla.

Recomendaciones antes de empezar: Si pueden, usen miel orgánica o lo más natural que sea posible porque muchas veces las mieles procesadas tienen químicos que pueden irritar la piel. También es importante que se cojan el pelo completamente hacia atrás o que usen una balaca.

En un plato hondo, pon los pedazos de papaya y la media cucharada de miel. Con la ayuda de un tenedor, aplasta la papaya y mézclala con la miel hasta que todo se convierta en una papilla. ¡Y listo! Con las manos y las caras limpias, aplíquense la mascarilla en la cara con cuidado de no tocar el área alrededor de los ojos ni de la boca. Les recomendamos pararse en un lavamanos mientras se la untan porque puede gotear. Dejen que la mascarilla actúe durante 15 minutos y después lávense las caras con agua tibia.

Si les sobró un poco de mascarilla porque no supieron calcular muy bien las porciones, tranquilas. Pueden guardar lo que quedó en un frasco en la nevera para que la usen máximo 2 días después.

Semana Maria Dalmazzo: Hidrátate y previene las arrugas con esta mascarilla de piña, miel y aceite de coco.

mascarilla_16

Si eres seguidora de nuestra invitada en instagram, seguramente sabes que es una experta en mascarillas y tratamientos naturales para la cara.

El día que nos vimos con María, nos enseñó a hacer esta mascarilla y nos explicó para qué servía mientras las cuatro nos sentamos en el jardín a hablar de cosas de la vida.

Una de las cosas que aprendimos de María es que el aceite de coco es maravilloso. Ya lo sospechábamos pero fue ella quien nos dijo “tienen que comprar este tarro de vidrio con aceite de coco orgánico porque les sirve para todo, la marca es A de Coco“. Y es verdad. El aceite de coco es un excelente hidratante, ayuda a prevenir las arrugas y es un gran desinfectante antibacteriano.

Por su parte, la miel también tiene un montón de beneficios. Es un antibacterial natural, previene el envejecimiento porque está lleno de antioxidantes, hidrata, calma, revitaliza y abre los poros. La piña, además de ser deliciosa, hidrata, previene la aparición de arrugas, desinflama, elimina células muertas, exfolia y deja la piel luminosa (que no quiere decir brillante), por eso esta mascarilla es perfecta para que te la hagas en la mañana de un día en el que tengas un evento o una fiesta y quieras llegar radiante.

Materiales-mascarilla-Maria

Si no tienes un procesador de alimentos, puedes hacer la mascarilla en tu licuadora. Créenos que vale la pena. Tener la piel siempre hidratada es una de las cosas más importantes para prevenir las arrugas. Nosotras tres y María estuvimos como media hora sentadas hablando, riendo y lamiéndonos la cara (porque esta combinación de ingredientes sabe delicioso). Al final, cuando ya nos la quitamos, nuestras caras se sentían completamente hidratadas y suaves. Fue como si nos hubieran dado una piel nueva.

Mascarilla-Maria

  1. Pela la piña.
  2. Pásala al procesador de alimentos para que quede convertida en una pasta aguada.
  3. Agrégale un poquito de miel.
  4. Toma una cucharada de aceite de coco (que viene en pasta), ponlo en un pocillo y hazle baño maría hasta que se derrita.
  5. Agrega el aceite derretido.
  6. Revuelve los tres ingredientes hasta que la mezcla sea homogénea.
  7. Con el pincel, échate la mascarilla en la cara (excepto en la zona de los ojos) y lucha para que el olor no te provoque y termines comiéndotela.

Deja que la mascarilla actúe durante 30 minutos y después lávala con agua tibia. Cuando hayas limpiado y secado tu cara, notarás que tu piel está más suave que nunca.

Te recomendamos hacer esta mascarilla al menos una vez a la semana para que tu piel esté siempre hidratada y radiante.