Tipos de tinte para el pelo

Por: Laura Camila
Ilustraciones: Susana Velasco

Me he pintado el pelo desde que tengo 13 años. A esa edad lo hacía con papel crepe rojo y no solo quedaba pintado el pelo sino la ropa, los zapatos, la cara… entonces, no lo hagan. Luego me empezó a gustar el tema del pelo y hoy en día les pinto y corto el pelo a mis amigas, solo por hobbie. Es como una terapia para mí. Eso me ha llevado a aprender mucho sobre tintes, pelos, técnicas, etc.

He probado varios tipos de tinte y aunque el más conocido es el permanente, no es la única opción. Hay otras alternativas que se pueden acomodar mejor a su tipo de pelo y estilo de vida.

 

permanente.jpg

Este es el más usual y, como su nombre lo indica, es el tipo de tinte que más duración tiene en el pelo. Hay un mito sobre el tinte permanente y es que daña el pelo porque produce una oxidación; es decir, abre la fibra capilar para que el producto entre y se mantenga en él. Sin embargo, las técnicas se han especializado y ahora hay quienes dicen que la oxidación, precisamente, ayuda a revitalizar el pelo: darle más brillo. Además, las fórmulas de tinturas permanentes ahora vienen con componentes hidratantes, minerales, etc, así que realmente no les van a destruir el pelo.

De todas formas, yo pienso que cualquier proceso que invada la forma o procesos naturales del cuerpo, le va a hacer daño en alguna medida. Entonces tengan eso en cuenta a la hora de tomar una decisión.

Este tinte es el clásico que venden en las distribuidoras. Puede durar muchos meses en el pelo, pero el color se va oxidando y salen raíces, entonces hay que retocar cada mes o mes y medio.

Este tipo de tinte es recomendable si tienen un pelo resistente y están pendientes de su cuidado; si se hacen tratamientos, mascarillas, se lo despuntan con regularidad, etc. Además, si les gusta tener un color de pelo por mucho tiempo, este es el adecuado. Si por el contrario, les gusta cambiar radicalmente de color o no tienen el tiempo para cuidárselo tanto, opten por algunas de las siguientes alternativas.

Cabe anotar que si están embarazadas o tiene algún tipo de alergia como dermatitis, por ningún motivo se apliquen tinte permanente.

 

henna.jpg

La henna es un tinte natural que proviene de un árbol famoso en India y algunos países de África. La ventaja de este tipo de tinte es que tiene una excelente cobertura, tanto así que lo recomiendan para cubrir canas. La desventaja es que hay muy poca variedad de colores; aunque se consigan en el mercado, el tinte siempre dará reflejos rojos, cobrizos o caobos.

Algunas personas utilizan la hierba directamente para pintarse el pelo. Yo prefiero comprarla ya en forma de tinte, normalmente en una tienda naturista, aunque algunos supermercados ya la venden también.

Este tipo de tinte es recomendable si no quieren aplicar ningún químico en su cuero cabelludo pero sí quieren una buena cobertura. También si tienen alergias o afecciones en la piel, la henna puede ser la opción más adecuada. Por último, este tipo de tinte es famoso por controlar la grasa del pelo, entonces si tienen cabello graso, pueden intentar tinturarlo con henna.

semi.jpg

No estoy de acuerdo con el nombre de este tipo de tinte, ya que, a mi parecer, no son semi-permanentes. Duran mucho menos en el pelo que un tinte permanente. Son popularmente conocidos como tintes fantasía y funcionan simplemente para poner color en la capa más externa del pelo (como el papel crepe).

Este tinte, usualmente, se pone sobre el pelo decolorado, precisamente porque sobre el pelo natural o tinturado, no alcanza a adherirse.

El tinte fantasía o semipermanente es recomendable si les gusta cambiar de color de pelo muy seguido, y, sobretodo, si les gusta que esos colores no sean comunes. Si les gustan los rosados, verdes, azules, este es el tipo de tinte para ustedes. También se los recomiendo si se decoloraron alguna parte de su pelo y quieren cambiar, pueden aplicar este tipo de tinte en ese mechón y transformar su look.

enjuague.jpg

 

El enjuague está hecho a base de ingredientes vegetales y funciona igual que un champú. Algunas lo conocerán como «champú-color». Como su nombre lo indica, solo aplica un poco de color en el pelo. Sirve también para retocar el tinte permanente si no lo quieren aplicar tan seguido.

Este tinte es recomendable si simplemente quieren darle unos visos muy naturales a su pelo sin toda la logística que implica aplicarse una tintura normal. Es necesario que sea uniformemente aplicado de raíz a puntas, pero también puede quedar con partes sin pintar a propósito, para un look más natural.

Hay más opciones de tinte pero esas son las 4 más populares y diversas. Vuélvanse locas en La Tienda del Peluquero o en alguna distribuidora de belleza y prueben hasta que encuentren el tipo de tinte que se adapte a lo que ustedes son y necesitan.

El sueño de tener el pelo rosado

Por: María Alejandra
Ilustración: Susana Velasco
Esta es la tercera vez que intento tener el pelo rosado. Mi papá dice que soy persistente y mi mamá dice que soy una intensa. Me gusta tanto el rosado que esto ya se podría clasificar como una obsesión y no voy a estar tranquila hasta que que tenga el pelo completamente de este color, pero por ahora lo estoy haciendo por pasos y tomándolo con calma.
Creo que de Ideario soy la que más se postula como conejillo de indias pero todavía no he sido capaz de un cambio tan radical. La primera vez que hice el intento de pintarme el pelo de rosado fue donde Sory ❤ y obviamente me quedó divino. Lo tenía larguísimo y no se maltrató para nada. El problema era que el rosado era muy sutil y yo quería más. Entonces quise arriesgarme más pero busqué por otro lado porque Sory no quería dañarme el pelo y me arrepiento de no haberle hecho caso. En el otro sitio me decoloraron el pelo MUY MAL y quedó maltratado. Me sentía tan triste que al día siguiente me corté el pelo por los hombros y ¡lo tenía por la mitad de la espalda!
Un año después y con mis «traumas» casi superados quise intentarlo de nuevo en The Room, una peluquería recomendada por una amiga a la que le quedó el pelo divino. Esta vez estuve mucho más pendiente del paso a paso. Por eso, les hice una lista de tips, cuidados y diferentes referentes para que tengan en cuenta a la hora de hacerse este tipo de color y para que, si no lo habían pensado, se animen a cambiar.
MARIA A PELO ROSADO.jpg
TIP 1: No programen nada más en todo el día y destinen todo su tiempo al cambio de look. Es pésima idea estar de afán y apurar al estilista. Intenten poner su cita en las primeras horas de la mañana para que cuando terminen puedan ver el resultado en la luz del día.
TIP 2: Lleven un referente exacto de lo que quieren para que así no den espacio a las interpretaciones. Cuando llegué a The Room le dije al estilista: «quiero que siga siendo café pero que a la vez sea rosado y que uno no sepa a ciencia cierta de que color es». Obviamente él me hizo una cara de «wtf» y tuve que mostrarle con fotos cómo quería quedar. Al ver imágenes, entendió todo mi enredo.
TIP 3: Pregunten todo lo que les están haciendo. Es mejor que estén completamente enteradas del procedimiento que les hacen por dos razones: primero, porque pueden aconsejar muy bien a alguna amiga que quiera lo mismo y segundo, si algo sale mal ustedes puedan explicarle a otro profesional con detalles y recibirán la ayuda necesaria.
TIP 4: No todas decoloramos de la misma forma; a mí, por ejemplo, me tuvieron que decolorar tres veces para llegar al nivel que se necesitaba. Entonces cuando les hagan un diagnóstico asegúrense de preguntar hasta qué punto van a decolorar para que tengan una idea realista de cómo les va a quedar el rosado. Tengan en cuenta que si tienen el pelo pintado de rojo o de negro la decoloración va a tomar varias sesiones.
TIP 5: Si no quedaron felices con el resultado díganselo al estilista. En The Room tuve que pedir garantía porque el color me duró una sola lavada. Ellos con mucho gusto me hicieron una nueva decoloración y aplicaron otra vez el color. El interés de ellos era que yo saliera enamorada de mi pelo y cumplieron.
1 (1).jpg
Con estos tips estoy segura que van a tener la mejor experiencia en la peluquería y van a quedar completamente felices. Ahora quiero mostrarles los diferentes rosados que pueden tener en su pelo:
BALAYAGE CON ROSADO PASTEL

Balayage-pastel-completo

BALAYAGE CON MAGENTA
Pelo rosado-02.jpg
ROSE GOLD
Pelo rosado-03.jpg
COBRE (muy parecido al Rose Gold pero tirando un poco más a tonos naranja)
Pelo rosado-04.jpg
ROSADO CENIZO
Pelo rosado-07
ILUMINACIONES ROSADAS
Pelo rosado-09
ROSADO PEACHY
Pelo rosado-05
ROSADO PASTEL
Pelo rosado-06
LAVANDA
Pelo rosado-08
En nuestro pinterest encuentran un tablero que vamos a ir alimentando con referentes para ayudarles con el Tip 2 y también pueden ver los videos de Guy Tang, que para mí es el más pro.
Después de tener un lindo rosado en sus cabezas preocúpense por los cuidados en casa que yo considero son los más importantes. En este post de Laura Camila están las recomendaciones básicas para cualquier tintura y en mi caso siempre tengo en cuenta tres de ellas.
1. Aceite de argán: Lo uso TODOS los días de medios a puntas para mantener mi pelo hidratado y libre de frizz.
2. Aceite de coco: La noche antes de lavarme el pelo lleno las puntas de este aceite y al día siguiente después del baño me queda muy suave y brillante.
3. Mascarillas de color: En muchos tutoriales he visto que para mantener un color pastel se puede mezclar un poco de tintura con el acondicionador. Una alternativa que encontré fueron las mascarillas Coloursafe de Naturaleza y Vida para pelos borgoña y castaño que tienen como función proteger el color. Yo uso media gota de mascarilla color borgoña y una gota de mascarilla color castaño con mi acondicionador, lo dejo 2 minutos y listo, con eso he mantenido mi color y me ha funcionado bien.

Pelo rosado-10.jpg

¡Anímense a cambiar! Llenar mi vida de rosado me ha hecho feliz y seguramente las hará felices a ustedes también. No es un proceso fácil ni rápido pero les aseguro que vale la pena.

¿Por qué usar tintes sin amoniaco?

dsc_0637

Post hecho en alianza con L’Oreal.

Después de muchas investigaciones, los profesionales de salones de belleza y las marcas encargadas de hacer tintes decidieron desde hace un par de años que necesitamos más productos naturales y que no sean tóxicos. Después de vendernos tintes con amoniaco ahora también nos venden tintes sin amoniaco y nosotros, los consumidores, muchas veces quedamos confundidos y nos preguntamos cosas como: ¿Es malo el amoniaco? ¿Los tintes sin amoniaco sí sirven? o ¿Cómo se supone que voy a tomar esta decisión sin sufrir una crisis nerviosa?

Nuestra relación con el amoniaco es difícil. Por una parte, lo amamos porque ayuda a que los tintes penetren el pelo pero por otra parte, lo daña y lo deja poco saludable. Déjanos explicarte cómo funciona esa dualidad y cómo un compuesto químico puede ser al mismo tiempo tan bueno y tan malo.

DSC_0613_1.JPG

Cuando tinturas tu pelo, la cosa no es tan sencilla como que el color «pinta» el pelo por encima y ya. Realmente lo que pasa es que el amoniaco eleva el pH del pelo y al hacerlo relaja y levanta la cutícula para entrar en la corteza. El problema es que al mismo tiempo hace que pierda proteínas e hidratación. Por eso muchas personas que se pintan el pelo lo tienen seco, frágil, poroso, con frizz o con horquilla.

Los tintes sin amoniaco son mucho más suaves con el pelo porque aunque también tienen componentes que abren la cutícula, lo hacen de una forma menos agresiva entonces al final el pelo termina viéndose mucho más saludable. Pero no todo es risas, maravillas y arcoíris. Así como pasa con la mayoría de cosas en el mundo, los tintes sin amoniaco tienen sus pros y sus contras.

DSC_0624.JPG

Además de que son mucho menos agresivos que los tintes con amoniaco, otros pros son que durante el proceso no va a haber un olor tan fuerte y que el resultado final se verá mucho más natural. En cambio, en la lista de contras está el hecho de que realmente no penetran tanto en el pelo (precisamente porque no abren la cutícula de una forma tan drástica). Entonces es normal que después de unas cuantas lavadas (el número varía dependiendo de la marca), el color empiece a desaparecer.

En este punto tal vez dirás: «ok, me han dicho cosas buenas de los dos tipos de tintes pero entonces no me han dicho cuál de los debería escoger» y tienes la razón. No podemos decirte cuál escoger porque eso depende de qué es lo que quieres lograr con el tinte y qué tipo de pelo tienes.

Si tienes un pelo grueso, saludable y lo que quieres es lograr un cambio radical como pasar de pelinegra a rubia, entonces deberías escoger un tinte que te asegure que sí te va a cambiar el color del pelo. Si, en cambio, eres como Lola (que se ofreció a tinturarse el pelo para este post) y tu pelo tiene color natural y además frágil y no muy abundante, vete por la opción sin. Los tintes sin amoniaco son mejores cuando es la primera vez que te vas a pintar el pelo o cuando quieres tapar tus primeras canas o cuando quieres agregarle un brillo o una calidez sutil a tu pelo sin tener que estar preocupándote por la raíz que te va a salir.


Para este post usamos Casting Creme Gloss, un tinte sin amoniaco de L’Oreal.