Rollitos de papel de arroz

Por: María Alejandra

IMG_3924_1.JPG

Hace unos días vi en Pinterest una receta para imitar tocineta con papel de arroz. Para probar, decidí comprar un paquete. Resulta que para hacer esa receta se necesita una salsa humo que todavía no consigo, entonces he usado el papel de arroz para hacer otras cosas como, por ejemplo, estos rollitos de verduras y camarones.

IMG_3924.JPG

  1. Pongan a descongelar los camarones y mientras tanto piquen cebolla morada y pimentón en julianas.
  2. Cocinen las verduras en un sartén con aceite de oliva y pasta de ajo.
  3. Cuando ya estén descongelados los camarones, pónganlos en el sartén con las verduras hasta que se cocinen completamente.
  4. En un plato grande y plano pongan agua. Ahí van a sumergir uno a uno los papeles de arroz. La idea es que los mojen hasta que sean fáciles de manejar.
  5. En otro plato pongan el papel ya remojado y dividan mentalmente el papel en 4 filas iguales.
  6. En la segunda fila de abajo hacia arriba pongan tres cucharadas del relleno y empiecen a enrollar desde abajo, con mucha delicadeza pero apretando muy bien el rollito.
  7. Cuando den dos vueltas completas, doblen el papel a lado y lado para cerrar el rollito. Sigan enrollando hasta que se les acabe el papel. Pueden usar salsa soya o teriyaki para acompañar.

IMG_3917

Ya pueden salir de su oficina o universidad, pasar por un supermercado y sorprender a alguien especial con esta receta tan fácil y saludable.

Sustitutos para una dieta vegana

Por: María Alejandra
Ilustraciones: Susana Velasco

Hace dos años estoy cambiando mi dieta para consumir menos alimentos de origen animal y lo que ha sido más difícil, más que dejar de comer tocineta, es encontrar sustitutos para recetas de pastelería. Aunque ninguna de nosotras en Ideario Blog es vegana quisimos hacer un resumen de las opciones que hemos probado y mejor nos han funcionado.

Huevos.gif

El huevo es uno de los alimentos con los que la mayoría de nosotros crecimos. Lo usamos para preparar los pancakes del desayuno, la torta de espinaca del almuerzo y el huevo tibio de la cena. Creo que una de las cosas más importantes del huevo es su facilidad para cuajar los alimentos y por eso es tan difícil de reemplazarlo. Pero existen alternativas, lo importante es escoger muy bien el sustituto según la receta.

  • 1/2 banano en puré equivale a un huevo. Utilícenlo cuando vayan a preparar tortas y panes. Pueden complementar utilizando polvo de hornear.
  • 1 cucharada de semillas de chía disuelta en tres cucharadas de agua y reposada por 15 minutos es equivalente a un huevo. La mezcla queda gelatinosa y es perfecta para usar en pancakes o waffles.
  • 60 ml de agua de garbanzo es igual a la clara de un huevo. La idea es hervir una taza de garbanzo en tres tazas de agua por 45 minutos a fuego medio para que se gelifique el almidón. El agua que queda es perfecta para hacer crema chantilly y merengues.
  • 1/4 de taza de puré de manzana reemplaza un huevo. Al igual que el banano, es perfecto para hacer tortas y panes pero el resultado va a ser un poco más húmedo.

Miel.gif

Reemplazar la miel es muchísimo más fácil que el huevo, sobre todo porque desde pequeños estamos familiarizados con la miel de maple que le poníamos a los pancakes. Aparte de la miel de maple hay otros sustitutos que podrían gustarles:

  • Néctar de agave. Sí, es la misma planta con la que se hace el mezcal pero no, ninguna se va a emborrachar en el desayuno. Este néctar es muy dulce por lo que deben ser muy cuidadosas la primera vez que lo usen. Si aman la miel este es el imitador perfecto.
  • Azúcar morena. Si lo que quieren es endulzar el café pueden utilizar azúcar morena, el real, no el azúcar blanco al que le agregan melaza. Este tipo de azúcar tiene la ventaja de no ser refinado y aportar nutrientes que el azúcar blanco no tiene. Pero no se confundan, que parezca más saludable no quiere decir que debamos usarlo como locas.
  • Melaza. Es el jarabe o líquido que queda después de la fabricación de azúcar por lo que tiene una textura similar a la miel. Es uno de los sustitutos más fáciles de encontrar y  pueden utilizarla en la misma proporción. El sabor es un poco diferente para que lo tengan en cuenta a la hora de usarlo en pastelería.
  • Miel de maple. También conocida como jarabe de arce, es la opción más común a la hora de reemplazar la miel. La pongo de últimas porque el sabor no me gusta tanto pero sigue siendo de las mejores alternativas.

leche.gif

Yo crecí tomando Chocolisto todos los días y en todas las comidas, es por eso que me ha costado dejar la leche. Para mi fortuna cada vez hay más variedad en el mercado y he podido encontrar una leche vegetal para cada una de mis necesidades.

  • Leche de coco. La amo. ¡Sirve para todo! Es perfecta para cualquier receta, de sal o de dulce. No es si no que prueben el curry de vegetales que hicimos hace unas semanas para que me den la razón.
  • Leche de almendras. No es mi opción favorita porque es muy dulce para mi gusto pero yo sé que la mayoría usa esta leche como principal sustituto porque tiene muchas ventajas. Su alto contenido calórico, de fibras y calcio hace que esta bebida sea ideal y muy recomendada para niños y mujeres embarazadas. También es bueno para quienes sufren de estreñimiento.
  • Leche de soya. Esta es una muy buena opción para quienes quieran controlar el colesterol en su dieta, además su sabor no es tan fuerte como la leche de almendras. A mí me encanta usarla en jugos o con el café.
  • Leche de linaza. La linaza de por sí es un súper alimento entonces tenerlo en la dieta trae muchos beneficios, entre ellos reducir el azúcar en la sangre y mejorar la actividad del estómago y el hígado, por lo que es perfecto cuando estemos en procesos de desintoxicación.

Hay muchísimas opciones a la hora de sustituir los alimentos, lo importante es probar hasta encontrar el indicado y nunca rendirse. Si ustedes tienen una dieta vegana pueden comentar abajo compartiendo sus ingredientes favoritos.

Snacks saludables: chips de verduras

CHIPS DE VERDURAS WEB-01.jpg

Por: Maria Alejandra

Mi pinterest está lleno de recetas de comida saludable de las cuales, por supuesto, hago menos del 10%, pero esos pocos trucos y platos que he probado han sido deliciosos.

Hace tres meses empecé a buscar snacks para comer en la oficina porque en la tarde me da mucha hambre. Sí. Pensé en comer buñuelos y papitas de paquete pero luego recordé que no quiero morir de colesterol alto.

Así que los chips de verdura son perfectos para mí, no solo porque son saludables sino porque saben rico. Además puedo hacerlos el domingo en la noche para que me duren toda la semana.

Para hacerlos solo necesitan las verduras que más les gusten, aceite de oliva, una refractaria y un horno. No se demoran más de 40 minutos, así que ya saben cuál es el plan de su próximo domingo.

PASO-A-PASO.png

  1. Corten las verduras en pedazos pequeños que quepan en la refractaria, pueden ser julianas, rodajas o cuadritos . Yo usé cebolla, pimentón, zanahoria y papas. Precalienten el horno a 150 grados. Asegúrense de que el calor esté arriba y abajo.
  2. En una refractaria pongan un poco de aceite de oliva, encima pongan las verduras de forma ordenada para que no queden una sobre otra.
  3. Finalmente, pongan otra capa de aceite de oliva encima de las verduras y metan la refractaria al horno por 25 minutos.  Es importante que revisen cada 10 minutos a ver cómo van y no coman verduras rostizadas. Cuando estén dorados, saquen los chips del horno y déjenlos reposar. Cuando estén fríos los pueden guardar en un recipiente hermético.

FINAL

Si los hacen, cuéntennos en los comentarios cómo les fue o si usaron otras verduras. También pueden encontrarnos en Instagram como @IdearioBlog.