Huevos + Champiñones + Espinaca = Combinación perfecta

Processed with VSCO with hb2 preset

Hay cosas que nos hacen felices y que los huevos fritos queden perfectos con la yema sin reventar es una de ellas. Este desayuno, además de rápido y fácil, es saludable y veggie-friendly, entonces se lo dedicamos a nuestras lectoras que nos piden recetas vegetarianas. La cosa no tiene mucha ciencia pero sí mucho sabor, entonces reúne los ingredientes y empecemos:

Huevos con espinaca-12.jpg

  1. Corta los champiñones en rodajas o en triángulos y ponlos a sofreír en una sartén con aceite de oliva a fuego medio.
  2. Cuando los champiñones estén dorados, agrega la espinaca.
  3. Después de 30 segundos, cuando veas que la espinaca está más oscura y blandita, agrega los huevos. No tenemos un truco mágico para lograr que no se te reviente la yema pero lo bueno es que si te llega a pasar, puedes revolver todo y convertir este plato en un omelette.
  4. Cuando las yemas estén en el punto que te gustan, apaga el fuego, agrega sal y pimienta.

¡Eso es todo! Tu desayuno saludable y cargado está listo para que le tomes una foto (hay que aceptar que es fotogénico) y para que te lo comas.

Processed with VSCO with hb2 preset

Bagel de atún y aguacate para desayunar

photo316887527983264368

En ideario amamos los desayunos. Cuando empezamos el día sin una buena porción de comida, nos ponemos tristes y sentimos que nuestras ojeras se pueden ver desde una distancia de 2 kilómetros.

El desayuno de hoy es muy fácil y rápido de hacer, como deberían ser todos los desayunos de las personas que andan de afán porque decidieron no escuchar la alarma por tercera vez en la semana. Lo único que necesitas son 4 ingredientes:

Bagel de atún-11

  1. Calienta el bagel en el horno.
  2. Mientras se calienta, parte la mitad de un aguacate y machácalo con un tenedor hasta que quede hecho “puré”.
  3. Cuando tu bagel esté listo, unta la mitad de abajo con aguacate. La idea es que te quede una capa gruesa.
  4. Después, pon el atún.
  5. Y encima del atún, pon un poco de cebolla roja.

¡Eso es todo! Te demoras más leyendo este post que haciendo el desayuno, lo juramos. Pruébalo y métele si quieres más ingredientes (tomate, queso, lo que quieras).

photo316887527983264366.jpg

Desayuna un “sushi” de banano

Processed with VSCO with hb2 preset

El banano es una de nuestras frutas favoritas. Sabe rico, da energía, sirve para hacer jugos y si uno lo pone de lado, parece una sonrisita. Nos encanta empezar nuestros días comiéndolo y en una de esas mañanas de aburrimiento, decidimos convertirlo en algo más: en sushi que realmente no es sushi sino que le decimos así porque lo cortamos en pedacitos. Para hacerlo, necesitas solo tres cosas:

Sushi de banano-09

  1. Pela un banano y ponlo en el plato.
  2. Corta las dos puntas del banano. Este paso existe solo para que al final el banano parezca sushi, no es porque tengamos algo en contra de las puntas. Es más, aprovecha que las cortaste y cómetelas mientras haces el resto de pasos.
  3. Ahora, cubre la parte superior con una capa gruesa de mantequilla de maní (o también puedes hacerlo con Nutella, si prefieres).
  4. Después, toma un puñado de frutos secos (nueces, maní, almendras, pistachos, lo que quieras) y riégalos encima para que se peguen a la mantequilla de maní.
  5. Ahora, corta el banano en partes iguales de más o menos centímetro y medio de ancho.

¡Y listo! Este es un desayuno saludable, que da energía y que te juramos que es más entretenido de hacer que sencillamente pelar un banano y comérselo.

Processed with VSCO with hb2 preset

 

 

Un sándwich de desayuno para empezar el día con emoción

IMG_0891

Hemos oído muchas veces que el desayuno es la comida más importante del día y aunque no sabemos si sea algo científicamente correcto, estamos de acuerdo con que en la mañana deberíamos comer algo delicioso y que llene. Por eso nos gusta tanto este sándwich.

Bagel de desayuno-07

IMG_0897

Hacerlo es muy fácil y solo necesitas algún pan (nosotras usamos un bagel), huevos y tocineta.

  1. En una tostadora o en una sartén, calienta las tajadas del bagel o del pan que hayas escogido. Cuando estén listas, úntalas con un poquito de mantequilla.
  2. En la sartén con un poco de aceite o de mantequilla, haz dos huevos revueltos. Para este sándwich es mejor que los huevos queden más bien secos y no tan mojados.
  3. Cuando estén listos los huevos, ponlos encima de la tajada de pan que va abajo.
  4. Después frita dos pedazos de tocineta en la sartén. Acá no necesitas agregar aceite ni nada más porque la tocineta se cocina con su propia grasa (porque es un alimento perfecto). Cuando esté bien tostada, ponla encima del huevo.

¡Y listo! Después de este desayuno vas a poder empezar tu día con energía y una sonrisa porque, ¿quién no sonríe después de comer tocineta?

IMG_0889

Poutine: Un desayuno cargado y perfecto

Poutine_5

El poutine es un plato canadiense que se hace con papas fritas, gravy y algo parecido a la cuajada o al requesón. Nosotras decidimos hacer nuestra propia versión. Así como esta semana hicimos una trenza que no es trenza, hoy te mostraremos un poutine que realmente no es poutine.

Las papas fritas siguen ahí pero reemplazamos la gravy por huevo y la cuajada por queso parmesano (aunque puedes echarle el queso que quieras, rallado o cortado en cubitos). Además, le agregamos un par de ingredientes.

Si piensas, ¿esto no es como mucha grasa para empezar el día? La respuesta es: NO. Tal vez no sea el desayuno más light del mundo pero sí es uno de los más deliciosos. Además, el desayuno es la comida en la que puedes excederte y comer todo lo que quieras porque tienes todo el día para quemar esas calorías. No estoy segura de si eso lo leí en algún lado o si me lo acabo de inventar pero suena convincente. El punto es: desayunemos poutine.

Poutine-14.jpg

Poutine_8

  1. Pon a fritar las papas. Cuando estén doradas, ponlas en el fondo del tazón en el que vas a servir tu poutine.
  2. Frita un huevo. La idea es que la yema no quede muy dura para que lo partas después y unte los demás ingredientes. Cuando esté listo, pon el huevo encima de las papas.
  3. Frita la cantidad de tocineta que creas necesaria. Cuando esté lista, sácala de la sartén y córtala en cuadritos. Ponla encima de las papas.
  4. Corta la cebolla en cuadritos chiquitos y ponla a sofreír en la sartén. No necesitas aceite, puedes usar la grasa que soltó la tocineta. Nosotras decidimos hacerlo con cebolla roja porque nos gusta más su sabor, pero una cebolla cabezona también sirve. Cuando esté dorada, sácala de la sartén y échala encima de las papas.
  5. Parte unas tajadas de aguacate, échales sal y ponlas encima de las papas junto a los demás ingredientes.
  6. Finalmente, riégale cuanto queso parmesano quieras a todo el plato. Sé generoso, el queso parmesano nunca sobra.

¡Listo! Parte el aguacate, parte el huevo, revuelve todo y disfruta la combinación de sabores más deliciosa que probarás en toda la semana.

Poutine_2

Semana Maria Dalmazzo: Pancakes de avena, leche de almendras y aceite de coco

pancake_2

Con María nos vimos muy temprano para empezar a tomar las fotos con buena luz pero más o menos en el tercer tutorial nos dio mucha hambre. Ella, como sabe de todo, nos dijo “tengo una receta deliciosa de pancakes”.

A estas alturas ya debes haber notado que María ama el aceite de coco. Primero hicimos una mascarilla, después aceites y en ese momento llegó el turno de usar el mágico aceite para cocinar. Eso hicimos, ella nos explicó cómo se hacían, los hicimos (bueno, ella los hizo) y comimos felices hasta estar a punto de estallar.

Pancakes María D-11.jpg

  1. Pon una taza de avena en hojuelas en el procesador de alimentos o licuradora hasta que quede convertida en polvo.
  2. Pon la avena en un tazón y agrega poco a poco la leche de almendras. Mezcla hasta que tenga consistencia que deseas (entre más liquida sea más delgados serán tus pancakes).
  3. Pon una cucharada de aceite de coco en el horno microondas durante 30 segundos y agrégalo a la mezcla.
  4. Con un cucharón, pon un poco de la mezcla en una sartén caliente y espera a que el pancake empiece a hacer burbujitas para voltearlo.
  5. Arma una torre en la que intercalas capas de fresas y pancakes (Si no quieres fresas puedes ponerle banano o la fruta que prefieras). Ponle un poco de miel o de syrup encima.

Y A COMER PANCAKES SE DIJO.

pancake_1

Tres desayunos que debes probar esta semana

IMG_2015-10-20 23:39:54

Materiales

Ya una vez hablamos de cuánto cansa desayunar todos los días el mismo cereal de caja que tiene por mascota un animal. Como el desayuno es la comida más importante del día, hoy les traemos tres desayunos para que prueben en lo que queda de semana. Cada uno tiene un ingrediente principal distinto: Semillas de chía, avena y granola. Esos ingredientes, además de saludables, combinan perfecto con frutas y productos lácteos que me encantan.

PARFAIT DE GRANOLA

  • 5 cucharadas de granola
  • Un tarrito personal de yogur griego
  • Arándanos deshidratados
  • Una cucharadita de miel

En esta receta los ingredientes van por capas para que vayas mezclando la proporción de sabores como más te gustan. Si quieres una capa más gruesa de miel, hazlo. Si quieres que la capa de arándanos sea más pequeña, hazlo también. La idea es que lo organices como prefieras.

PUDÍN DE SEMILLAS DE CHÍA

  • 3 cucharadas de semillas de chía
  • Medio pocillo de leche de almendras
  • Medio pocillo de leche
  • Frambuesas
  • Un banano

Para esta receta es necesario que 4 horas antes mezcles las semillas de chía con la leche regular y la leche de almendras. En ese tiempo, las semillas se van a expandir y la mezcla va a tomar la textura de pudín. Puedes hacer la mezcla antes de salir a estudiar o trabajar y comer el pudín 4 horas después cuando te azote el hambre de media mañana.

AVENA TRASNOCHADA

  • Medio pocillo de avena
  • 3 cucharadas de quinoa
  • Medio pocillo de leche
  • Miel
  • Duraznos
  • Una cucharada de mantequilla de maní (opcional)

Este desayuno debe ser preparado la noche anterior. Mezcla la avena, la quinoa y la leche. Guarda el recipiente en la nevera durante toda la noche. Al día siguiente, pon unos duraznos cortados en cuadritos con un poco de miel encima de la mezcla. También puedes revolver un poco de mantequilla de maní, si te gusta.

Tostadas saludables

Tostadas ingredientes

Llega un día en la vida de toda persona que vive sin los papás en el que se cansa de desayunar cereal con leche que está a punto de vencerse. Estas tostadas me gustan porque llenan mucho y, además, son saludables. No podría decir cuántas calorías tiene cada una porque estoy en contra de contar calorías, pero sé que todos los ingredientes que ven en la foto de arriba son cosas naturales que son mejores para el cuerpo que una caja de Chococrispis. En todas partes he leído que el desayuno es la comida más importante del día, así que si puedes cómete dos, tres o todas estas tostadas al tiempo. El tiempo de preparación es de por ahí 5 minutos por tostada (o menos si tienes las manos más rápidas del Oeste), así que no te demoras nada haciéndolas.

TOSTADAS DE FRUTOS ROJOS

  • Frutos rojos (moras, zarzamoras, arándanos, fresas, frambuesas o cualquiera de esa familia)
  • Queso crema
  • Albahaca
  • Pan o tostadas integrales

Cubre la tostada con una capa de queso crema. Yo casi siempre la hago gruesa porque el queso crema es una de las mejores creaciones de la humanidad y me gusta ser generosa con él. Encima del queso crema, pon los frutos rojos que quieras. Es importante que estén cortados por la mitad para que no rueden y se caigan de la tostada porque eso sería muy triste. Encima de los frutos, pon un poquito de albahaca y listo.

TOSTADAS CON MANTEQUILLA DE MANÍ, BANANO Y GRANOLA

  • Pan o tostadas integrales
  • Banano
  • Mantequilla de maní
  • Granola

Esta tostada no tiene mucha ciencia. El orden de las capas es: mantequilla de maní, rodajas de banano, granola. Fin. Es la más fácil de todas las tostadas y perfecta para la gente a la que le encanta empezar el día con algo dulce.

MANZANAS CON MANTEQUILLA DE MANÍ Y GRANOLA

  • Manzana verde
  • Mantequilla de maní
  • Granola

Una vez más. No tienen mucha ciencia y de una sola manzana te pueden salir por ahí cuatro buenas rodajas. Cada una la cubres con una capa de mantequilla de maní y encima le echas granola hasta que quede completamente cubierta.

TOSTADAS CON AGUACATE Y TOMATE

  • Pan o tostadas integrales
  • Queso crema
  • Aguacate
  • Tomates cherry
  • Albahaca
  • Queso parmesano

Primero, cubre las tostadas con una capa delgadita de queso crema (esta vez sí no fui generosa porque no es el sabor que más quiero que se sienta). Después, cubre la tostada con una capa de aguacate aplastado (que es muy fácil de hacer porque es solo sacar el aguacate y aplastarlo con una cuchara que después puedes lamer porque cualquier cosa untada de aguacate debe ser lamida). Luego, pon los tomates cortados por la mitad (si no te gusta el tomate cherry, hazlo con tomate normal) y las hojas de albahaca. Finalmente, cubre todo con una capa de queso parmesano.

TOSTADAS DE MANGO Y MOZZARELLA

  • Pan o tostadas integrales
  • Mango tommy (o un mango cualquiera maduro)
  • Ralladura de limón

La primera capa de esta tostada es de rebanadas de queso mozzarella, la segunda es de rebanadas de mango y la tercera es de ralladura de cáscara de limón. Como podrás ver, esta tostada tiene unas hojas chiquitas de albahaca; la función que cumplen es decorativa pero la albahaca en esta receta no es esencial.

TOSTADAS CON HUEVO

  • Pan o tostadas integrales
  • Huevos
  • Albahaca
  • Pimienta
  • Queso parmesano

El orden de las capas de esta tostada es: albahaca cortada en tiritas, huevo revuelto, queso parmesano y pimienta.