DÍA 1|Diario de cuarentena

¡Hola de nuevo!

Como si esto fuera una nueva temporada de una serie, sentimos que tenemos que hacer un recap de lo anterior, por si ya se olvidaron de nosotras.

Somos 5 amigas que tenemos un blog de peinados, belleza, manualidades y comida, un blog que amamos pero al que tuvimos que ponerle pausa. Sí, para su sorpresa, así escribamos cosas muy chéveres, todavía no vivimos de Ideario (algún día, ojalá), entonces en 2019 tuvimos que ocuparnos del resto de nuestras vidas, nuestros trabajos, familias, amigos, novios… y pusimos el blog en stand by. De todas formas, seguimos siendo muy cercanas, hablando todo el tiempo, apoyándonos en los momentos difíciles, extrañando publicar en Ideario, en fin.

Y la verdad es que hace rato queríamos regresar pero la vida de adultas es más difícil y demandante de lo que pensamos. La razón más importante por la que paramos, fue porque sentimos que queríamos llevar al blog al siguiente nivel; hacer entradas más relevantes y hablando desde nuestra experiencia y ¡sorpresa! Llegó el coronavirus.

Ahora que pasamos por este momento tan particular: una enfermedad terrible, la angustia colectiva, el aislamiento… decidimos regresar. Creemos que no podía ser en un mejor momento que cuando todas estamos en nuestras casas, buscando desesperadamente en internet qué hacer con nuestras vidas.

Obviamente, por las condiciones en las que estamos, no podemos reunirnos para hacer entradas nuevas, pero lo que sí podemos hacer es reciclar todo lo que hemos publicado antes. Entonces, vamos a publicar un post diario durante lo que dure este momento. Cada post tendrá un mix de 3 posts diferentes, todos relacionados con cosas que pueden hacer en sus casas.

Hoy vamos a empezar con 3 posts que nos encantan.

  1. 5 PEINADOS EN 5 DÍAS

IMG_4552

Pueden pasar años y Juliana seguirá teniendo un pelo espectacular, así que hizo el reto de 5 peinados en 5 días. Entonces, si muchas veces pensaron “Quisiera probar otros peinados pero no tengo tiempo”, este es su momento porque tiempo es lo que hay. Incluso pueden hacerse los 5 peinados en un mismo día o en una misma hora. Estamos en cuarentena y todo se vale.

2. GOLDEN MILK PARA DESINFLAMAR Y DESINTOXICAR

IMG_4898

No sabemos ustedes, pero para nosotras es un reto no pasar todos los días de cuarentena en la cama o en el sofá viendo Netflix. Y cuando el cuerpo no se mueve mucho, tiende a inflamarse. Súmenle todo el estrés y la angustia de todo lo que está pasando.

La leche dorada se hace con cúrcuma y leche (duh!), hay otro par de ingredientes que pueden usar para que sepa más rico. Denle clic al link y lo sabrán todo sobre esta bebida que equilibra, desinflama y desintoxica.

3. 3 EJERCICIOS PARA HACER APENAS SE LEVANTEN

1 ejercicios

Poder quedarnos en casa es un privilegio, pero a quién queremos engañar, es difícil crear una rutina, porque todo pasa en un mismo lugar.

Una de las cosas que funciona, es seguir poniendo la alarma como si tuviéramos que salir. Y otra, hacer ejercicio antes de empezar el día. Laura Camila escribió este post sobre 3 ejercicios fáciles que pueden hacer apenas se levantan, en un espacio pequeño y sin necesitar nada más que su cuerpo. Es como si hubiera predicho el futuro.

¡Y eso es todo por hoy! Nos encanta volver porque amamos Ideario y nos ayuda a sentirnos menos abrumadas con todo lo que está pasando. Esperamos que a ustedes les ayude también.

Acuérdense que nos encuentran en Instagram como @idearioblog. Ahí estaremos pendientes de todo lo que nos quieran contar: si intentan alguna de estas 3 ideas, si quieren hablar de la vida, contarnos un chiste, lo que sea.

 

 

3 ejercicios para hacer apenas te levantes

Por: Laura Camila
Ilustraciones: Susana Velasco

Me podría ganar el premio a la persona que menos le gusta hacer ejercicio en el mundo. Me da mamera el gimnasio, salir a trotar, hacer pilates o incluso yoga. Este fin de semana monté bicicleta y fui feliz, pero ya sé que para la próxima tengo que cargar una pipeta de oxígeno.

Ahora mismo estoy haciendo dieta, se llama auriculoterapia (si quieren un post o saber más de esto, escríbannos en los comentarios o en Instagram) y sí he bajado de peso. Pero, aunque la alimentación es la parte más importante, no me puedo quedar sin hacer ejercicio porque quedaría como una gelatina y no me gusta la idea.

Odiar el ejercicio ha hecho que busque alternativas para llegar depronto no a amarlo pero sí a aceptarlo. Durante toda mi vida, he probado varios métodos (gimnasio, funcional, solo cardiovascular) y opté por hacer 3 de los que más me gustan alternados en la semana, justo cuando me despierto para no sentirme completamente inútil.

No son ejercicios inventados por mí, pero sí los puedo hacer en mi apartamento que mide 2×2 y lo mejor: no me tengo que quitar la pijama, porque una de las cosas que más me aterra de hacer ejercicio es la logística.

ACOSTARSE Y PARARSE

1 ejercicios

Una vez fui al médico y le conté mi terror al ejercicio y el médico no me regañó ni me quitó su amistad, sino que me recomendó el ejercicio más fácil del planeta Tierra y uno de los más efectivos, a mi parecer.

Consiste en acostarse completamente en el suelo y luego levantarse y quedar completamente de pie. No tiene ninguna ciencia, ni técnica. No tienen que poner un mat en el piso, ni nada. Háganlo como les quede más fácil; la forma de levantarse puede ser tomando impulso con las piernas o poniendo la mano en el piso como uno naturalmente lo haría.

Yo me acuesto y me paro 10 veces y ya quedo rendida, pero ustedes que seguramente tienen mejor estado físico que yo, lo pueden hacer 20 veces. Con este ejercicio mueven cada músculo de su cuerpo, se los juro. Al día siguiente de hacerlo la primera vez, me dolía el cuerpo como si hubiera ido 2 horas al gimnasio. “Si tan solo supieran que ni me quité la pijama”, pensé.

SENTADILLAS CAMINANDO

2 ejercicios.jpg

Mi apartamento es muy pequeño (ya, Laura, ya lo dijiste antes) y tiene un corredor que conecta la “sala-comedor” con las habitaciones. Ese corredor no sirve para mucho, pero yo le he sacado provecho para hacer este ejercicio.

Consiste en caminar haciendo sentadillas, como ven en el dibujo. Dando zancadas pero bajando la cola para que surta efecto. Si quieren potencializar el ejercicio, pueden tomar una de esas pesitas chiquitas (mancuernas) en cada mano.

Yo voy y vuelvo 10 veces; son más o menos 5 pasos en cada tramo, pero, de nuevo, lo pueden hacer las veces que quieran o puedan.

ESCALADORAS

3 ejercicios.jpg

Este, con el primero, es mi favorito porque ni siquiera tengo que salir de mi cuarto. Apenas me bajo de la cama, lo hago en el piso. Es famoso en entrenamiento funcional, porque uno solo usa el peso de su propio cuerpo, por lo tanto, de los tres, me parece el más pesado.

Yo hago 20 en total, o sea 10 con cada pierna. A veces hasta pongo el celular al frente y voy viendo Netflix mientras tanto, porque tampoco puedo traicionar tanto a mi pereza.

¿Ustedes hacen ejercicio en la casa?¿o prefieren salir? cuéntennos en los comentarios o en nuestro Instagram: @idearioblog.

 

 

Las mejores apps para hacer ejercicio este año nuevo

Por: Maria Alejandra

Este post lo hicimos en colaboración con Gef.

IMG_1990

Cada 31 de diciembre me prometo a mí misma que el año que viene voy a hacer ejercicio, mejoraré mi condición física y seré muy juiciosa con mi rutina. La intención me dura muy poco y al cabo de un mes ya vuelvo a levantarme sobre el tiempo para trabajar sentada todo el día en un escritorio, volver a mi casa y acostarme a leer o ver series.

En este 2017 al menos me fui en bicicleta a la oficina y empecé unas clases de baile pero, para sentirme presionada este 2018, haré mi propósito público con ustedes. Ya probé Crossfit, ir al gimnasio, hot yoga, Pilates, clases de Zumba… pero lo único que me ha convencido son mis clases de twerk, reggaeton y yoga. Por eso busqué formas de hacer ejercicio en mi casa para complementar cuando no pueda ir a clases entre semana porque todo queda lejos.

Me recomendaron tres aplicaciones para descargar en mi celular y ser dueña de mi tiempo mientras me convierto en la vieja más fit de Ideario (mentiras, Juliana, todos sabemos que eres tú).

NIKE TRAINING CLUB

IMG_1974

Esta app me la recomendó Lola y ya quiero empezar a usarla; no solo su interfaz es divina si no que cada ejercicio está explicado a la perfección. Lo primero que tienen que hacer es crear una cuenta y responder unas preguntas para que la aplicación les recomiende entrenamientos de acuerdo a su actividad semanal; no son los mismos ejercicios para quien desayuna, almuerza y come en la cama mientras ve series que los ejercicios para quien se levanta a las 5 am a trotar.

Lo ideal es crear un plan de ejercicios indicando qué equipamiento tienen, cuántas veces a la semana quieren entrenar, qué tan activos son y los datos básicos de peso y estatura (están en pies y libras pero en este link pueden encontrar el equivalente en metros y kilos). Cuando ya estén listos pueden empezar con su entrenamiento e ir modificándolo si sienten que pueden avanzar más.

Lo que más me gusta de esta aplicación es que muestra gráficamente como ha sido el proceso, sirve para principiantes y para gente mucho más pro, cada ejercicio está explicado con un video que es buenísimo como referencia y uno no necesita tener un gimnasio montado en la casa si no que hay entrenamientos en los que se puede usar únicamente el propio peso.

SEVEN

IMG_2003.jpg

Hay muchas aplicaciones que son básicamente de lo mismo: entrenamientos rápidos en 7 minutos, pero de todas las versiones gratuitas esta es la que mejor interfaz tiene, en mi opinión.

La propuesta es buenísima porque con sólo siete minutos diarios hacen la actividad física necesaria. Esta opción está enfocada para personas que son muy sedentarias, que tienen muy poco tiempo y que nunca han comprado ni un lazo para saltar. Son 12 ejercicios, cada uno de 30 segundos que deben hacer en el orden indicado. Lo bueno es que la aplicación les lleva el tiempo en un cronómetro y les explica cada ejercicio con una animación.

Si su excusa de siempre es que no les alcanza el tiempo, con esta aplicación ya no van a tener más opción que dejar atrás su vida sedentaria.

YOGA.COM

IMG_2001.jpg

Descargar la aplicación cuesta $11.900 pero vale la pena. Hay dos funciones principales, una es explicar las diferentes posturas de yoga y la otra es hacer una rutina de acuerdo a un objetivo específico.

En las explicaciones de posturas van a tener un video de un instructor haciendo lentamente el ejercicio y además van a tener una imagen donde se van a resaltar los músculos que se están trabajando.

La parte de las rutinas es la que más me gusta porque si tuve un día muy pesado en la oficina puedo escoger un entrenamiento que me ayude a mejorar mi fuerza en la espalda y evitar que me duela. También pueden escoger algo más “espiritual” que los ayude a despertar todo su cuerpo en la mañana o a relajar y preparar su cuerpo para dormir.

Con estas tres opciones tienen para escoger, si quieren retarse a algo más avanzado con Nike Training Club, si son conscientes de que por tiempo nunca cumplen su propósito, se comprometen con Seven o si definitivamente su estilo es hacer yoga y ganar flexibilidad con Yoga.com. Si tienen más recomendaciones escríbannos para que todos este año hagamos más ejercicio y el otro diciembre nos quepan más buñuelos.

Nuestra experiencia en Hot Yoga

Por: Lola MNaranjo y Laura Camila.
Ilustraciones: Susana Velasco.

HOT-yoga

LA EXPERIENCIA DE LOLA

Hace más o menos un año me dio por hacer yoga. Tengan en cuenta que siempre he sido la peor en lo que a actividad física se refiere. En el colegio era de las que me metía a todos los equipos de todos los deportes pero solo para hacer bulto porque era grandota, nada más. No corro, no meto goles, no hago cestas, no tapo balones… mejor dicho. Y ni hablemos del gimnasio.

Pero llega un momento de la vida en el que uno dice “o hago ejercicio o esta nalga se va a salir de control”.  Aproveché que estaba entusada, triste, sin esperanzas y decidí meterme a yoga. También lo hice porque hace mucho sufro de dolores fuertes de espalda por la posición en la que duermo y porque no hacer nada de ejercicio trae sus consecuencias.

Pues ¡me encantó! En yoga todo parecía estar diseñado para mí. Me encantaron los ejercicios de respiración y el no pensar en nada más que inhalar y exhalar al ritmo de mantras que me hacían perderme en el tiempo y salir como nueva.

Practiqué HATHA RADJA uno de los tipos de yoga más dinámicos y KUNDALINI, un tipo de yoga mucho más espiritual, durante un poco más de 6 meses, todos los días. Mi cuerpo se acostumbró y estaba muy feliz porque sentía que había encontrado algo que me daba la dosis de actividad física que necesitaba.

Ya sé que deben estar pensando “No nos importa que te hayas encontrado a ti misma, ¿a qué hora hablas del hot yoga?” Bueno. Pues un día una compañera de trabajo me habló de un lugar donde hacían yoga en una especie de sauna. De una quise intentarlo con María Alejandra porque nos parecía chevere la idea de hacer yoga diferente y porque queremos hacer todo juntas.

Fuimos a una clase de prueba y yo me sentía completamente preparada en cuerpo y mente. Nosotras íbamos vestidas para una clase de yoga normal y el resto de las personas estaban en vestido de baño con super cuerpazos. Pensamos “Okaaaaay”, pero seguíamos motivadas.

En Hot Yoga se empieza con una serie de respiraciones para calentar y luego hacer las posturas. Hot yoga a diferencia de Kundalini, se enfoca en el cuerpo. Las posiciones y la respiración son desafíos físicos más que de meditación. Fue muy difícil para mí concentrarme casi todas las veces que iba porque el calor es muy fuerte. En las primeras posturas siempre sentía que iba a vomitar y tuve que sentarme un par de veces para controlar mi respiración.

Con el pasar de las clases, mi resistencia mejoró y empecé a ver resultados en mi cuerpo muy pronto. Como sudaba incontrolablemente y al mismo tiempo tonificaba pues ¡funciona! No sé si más rápido que otros ejercicios pero me sentía muy bien conmigo misma y con mi cuerpo.

Me gustó pero no quiere decir que a todas les vaya a pasar igual. Nuestros cuerpos son diferentes y por ejemplo a María Alejandra no le gustó para nada. El Hot Yoga le alborotó la sinusitis, le producía muchos dolores de cabeza y le parecía muy pesado en general por lo que dice que no volvería.

Yo lo hice durante 2 meses, dos veces por semana y luego volví a Kundalini y Hatha porque me gusta más la idea de desconectarme, concentrarme en la meditación y no tanto en el esfuerzo físico que estoy haciendo. Sin embargo, me pareció una gran experiencia y sin duda volvería sin dejar de lado las prácticas de yoga que me gustan.

YOGA

LA EXPERIENCIA DE LAURA CAMILA

Yo soy de esas viejas que lo prueba todo, dura una semana y renuncia. Lo sé, a veces me odio. Pero es porque aún no he encontrado esa actividad física que me motive. Me da mucha mamera salir de trabajar, ponerme unos leggins y hacer ejercicio. La idea me aterra. Y ni me mencionen la posibilidad de bañarse en el gimnasio, ponerse los tacones e ir a trabajar con el pelo mojado.

En el colegio practicaba voley ball, pero lo abandoné apenas me gradué. He ido al gimnasio muchas veces en mi vida pero no soy constante porque soy una perezosa que prefiere dormir y ver series que ejercitarse. Esa es la verdad. Además, hay algunos deportes o actividades físicas que tengo vetadas de mi lista por ser muy aburridas como pilates o yoga. No soporto la idea de estar quieta más de 5 minutos.

Yo trabajo cerca a la zona T en Bogotá y por ahí hay muchos sitios de yoga. Una amiga de la oficina que es un poco hippie (Hola Kat, eres lo máximo), me propuso que probáramos hot yoga y mi respuesta fue “hot what?”. Investigamos y me llamó la atención, como a Lola, el tema del calor. Uno cree que cuando suda, el ejercicio está surtiendo más efecto y así sea falso me parecía magnífico sudar y botar todas esas toxinas que acumulamos en el cuerpo todos los días. Además había una promoción de esas absurdas que se encuentran 1 vez cada 10 años, entonces acepté.

Yo sabía que no podía irme en leggins y camiseta porque me iba a ahogar del calor, pero no me atrevía a irme en vestido de baño, así que no me importó. Las primeras veces que lo intenté me dio mucho mareo e incluso cuando salía me daba una migraña insoportable. Me sorprendí gratamente porque no renuncié sino que seguí yendo hasta que se normalizó la cosa. Todo es cuestión de costumbre. Sin embargo, como es con calor, esforzaba mi cuerpo al máximo, sudaba mucho y lo suspendí porque como iba en la noche, salía demasiado cansada. Dormía muy profundo y eso me encantaba pero en algún momento tenía que despertarme para trabajar y no me sentía capaz.

Así como Lola, fui a Bikram Yoga. Queda en la 82. En cuanto a resultados, lo hice durante 2 meses también y no sé si vi cambios contundentes en mi talla, pero sí me sentía más flexible y liviana.

YOGA 2

Con Lola, queremos darles algunas recomendaciones por si les llama la atención el Hot Yoga y lo quieren probar. Estos son errores que cometimos para que no los cometan ustedes y tips para que vivan la experiencia como debe ser.

  1. Hay que tener paciencia. Los movimientos se hacen despacio. Uno no está compitiendo con nadie entonces no hay afán. El objetivo es hacer las posturas lo mejor posible y concentrarse en cada movimiento del cuerpo.
  2. El error que cometimos las dos fue irnos en ropa que no era adecuada ni para el clima ni para los movimientos. No se imaginan la forma en la que uno suda, entonces lo del vestido de baño es en serio. Si se sienten incómodas váyanse en short y top porque si no va a ser muy incómodo tener la ropa pegada en la piel mientras se encuentran con ustedes mismas.
  3. Lleven un petaco de agua. Cojan el termo más grande que tengan en sus casas, llénenlo de agua y métanlo en la nevera o congelador todo el día. Así podrán tomar agua fría durante la sesión y no tendrán que tomar agua caliente o morir deshidratadas.
  4. Lleven una toallita para secarse la cara y el cuello. Créannos, no quieren tener gotas de sudor bajando por su cara y desconcentrándolas mientras hacen las posturas.
  5. Dedíquenle tiempo. La sesión de hot yoga dura más o menos una hora. Lo que les recomendamos es no contar solo con esa hora sino con 20 minutos antes para prepararse (cambiarse, mentalizarse, llegar a tiempo) y media hora después para volver en sí. Esto es importante sobretodo las primeras veces. Cuando salgan de las sesión es importante sentarse, respirar profundo y tomar agua para que no les dé un patatús en la mitad de la calle ya que el ritmo cardiaco sube muchísimo y hay que normalizarlo.
  6. Las primeras clases usen el mat que les dan allá, pero si luego les gusta y quieren incluir el hot yoga en su rutina, compren su propio mat. Es más higiénico y cómodo.
  7. El Hot Yoga sirve para conocer su cuerpo. Las ayuda a volverse más flexibles y fuertes y si van con frecuencia, seguro van a conseguir resultados en tallas pero esta no es la prioridad. No es como el crossfit o el kickboxing que uno siente que bajó 10 kilos en una sesión, entonces de nuevo, sean pacientes y organicen sus prioridades antes de inscribirse.

Si ya practican Hot Yoga y tienen más recomendaciones, cuéntennos en los comentarios o en Instagram: @IdearioBlog. También si lo odian, queremos saber por qué.